ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Aeromovel: diseño argentino para un transporte revolucionario en Brasil

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
woody59



Mensajes : 6596
Fecha de inscripción : 16/10/2012
Edad : 57
Localización : CABA

MensajeTema: Aeromovel: diseño argentino para un transporte revolucionario en Brasil   Sáb 26 Abr 2014 - 20:36


Fotos: Aeromovel, T-Trans. Trensurb y Creovisual
Hace pocos días, los lectores de Autoblog se sorprendían y admiraban con el trabajo del diseñador industrial Hernán Boeri, cuando presentábamos sus increíbles modelos de autos a escala (ver nota).
Hoy la sorpresa y la admiración los acompañarán nuevamente cuando se enteren de qué más se ha ocupado con su estudio de diseño Creovisual.
Los diseñadores Hernán Boeri y su socio Hernán Ramos tuvieron entre manos, allá por 2008, un proyecto al que no podían renunciar. Se trató de una de esas oportunidades únicas de la vida en las que el tren pasa por la estación, y uno debe estar listo para abordarlo. Sólo que esta vez a la estación estaba llegando un medio de transporte visto muy pocas veces: el AeroMovEl (Aerodynamic Movement Elevated).
Este es un sistema de transporte de pasajeros con emisión cero, propulsado por la fuerza del aire, con un costo por pasajero muy bajo, medido en términos de energía de propulsión. Fue inventado y desarrollado por un empresario e innovador brasileño, el ingeniero Oskar Coester.
Este inquieto emprendedor es ese auténtico capitán de la industria que todo país que quiera progresar debe tener entre sus ciudadanos. En su juventud, estuvo a cargo del mantenimiento y la electrónica de aeronaves en los años dorados (década del ‘60) de la emblemática aerolínea Varig, allá por los comienzos de la era del jet.
Poco más tarde, en los ’70, desarrolló sistemas de control y navegación con electrónica y giróscopos para la industria naval y la armada brasileña. Hoy, su Grupo Coester se ocupa de automatismos, servomecanismos y actuadores para diferentes tipos de industrias, incluida la del petróleo.
Si hacemos una síntesis, vamos encontrando las palabras clave: transporte, industria náutica, redes de comando, fluidodinámica y alta tecnología.
Todo eso estaba en la cartera del Grupo y en la experiencia personal de Oskar Coester, pero faltaba una carta con la palabra faltante: diseño industrial. Y Brasil, de eso tiene mucho: universidades, centros de diseño, e industrias de transporte que desarrollan en el país para los brasileños, y para el mundo. Son líderes mundiales en fabricación de automóviles, autopartes, buses, remolques, trenes y aviones de pasajeros. Basta citar solo un par de nombres: Marcopolo y Embraer.
Sin embargo, por esas carambolas de la vida, el estandarte del sistema Aeromovel, su coche, la unidad de transporte, fue diseñado en Buenos Aires por Creovisual y es producto de las mentes de Boeri y Ramos.
Parece mentira, pero hasta hoy, no se lo habían contado a casi nadie.
Cómo es el Aeromovel
El tendido de la red del Aeromovel es por columnas/pilotes y tramos premoldeados, algo similar al recorrido elevado de un monorriel. En este caso, usa dos vías metálicas paralelas, como las de un tranvía, para rodar con sus bogies.
Por debajo, y en medio de ellas, corre un tubo de sección cuadrangular sellado, que transporta aire movido por ventiladores desde una estación remota. Un sistema de válvulas con un circuito automático de control le da la orden y el sentido en el que el coche debe desplazarse. Y una vela, solidaria al vehículo e incluida al tubo por una ranura, recibe el empuje y mueve al conjunto de baja inercia, que carece de motores o de acumuladores.
El proyecto no encontró continuidad en los ’80 en su país de origen, y al final de la década consiguió exportarlo a Yakarta, Indonesia, donde continua funcionando y ha transportado a más de cinco millones de pasajeros, con vagones de construcción metálica y un diseño ya demodé.
Su actual recorrido por vía única en ambos sentidos en el Aeropuerto Salgado Filho de la ciudad de Porto Alegre, une la Terminal 1 con la estación de metro que lleva al casco urbano. El operador es Trensurb y el Aeromovel es un shuttle o transbordador para 150 o 300 pasajeros (utiliza uno o dos coches, según la demanda) que recorre los casi 1.000 metros del tramo en 90 segundos, sin conductor, en forma automática; con música, monitores, cámaras de seguridad, iluminación y aire acondicionado a bordo. Está previsto ampliarlo con vía doble, tramos más largos y cabinas “duplas” o “triplas”, unidas por fuelles.
Todo lo que se ve y se mueve, sea en el interior o en el exterior de la unidad, lo diseñaron los dos Hernán, desde la remota Buenos Aires.
El proceso de diseño
Quiso la suerte que el vínculo de Creovisual con los brasileños fuera por medio del ingeniero naval Néstor Volker, un profesional argentino que trabaja para un astillero de Porto Alegre. Volker no podía ocuparse directamente del tema, pero llegó a Buenos Aires con el requerimiento de un diseñador industrial. Ahí comenzó a abrirse, solo apenas, una puerta.
A la distancia, se hace más difícil llevar adelante el diseño de un vehículo. Sin embargo las cartas estaban así dispuestas.
Nuestros diseñadores recibieron poco después el tan ansiado OK por una de las tres primeras propuestas que presentaron. De allí en adelante, el proceso fue pasando por diferentes etapas. Las dificultades no tardaron en aparecer, producto de la distancia.
En el coche hay tres secciones o áreas bien definidas: el módulo puertas, el módulo ventanas, y el módulo nariz. El vagón es nada más y nada menos que una combinación modular de estas secciones.
La nariz/trompa/proa es, como en cualquier vehículo, el punto de mayor atención y fisonomía de su diseño. Así que en ella se extremaron los cuidados para que saliera con líneas de carácter fuerte e inconfundible. La identidad del coche (y de todo el sistema) se juega en las proporciones de esos volúmenes, aristas y superficies acristaladas. Pues bien, las primeras fotos que los dos Hernán recibieron en Buenos Aires delataban que habían sido mal interpretados. Llegaron imágenes de algo así como un pan de jabón derretido bajo la lluvia, con todas las aristas lavadas y escurridas. Ni un rastro de las líneas fuertes.
Lo más fácil hubiera sido basarse en una buena maqueta a un cuarto de escala, o incluso 1:10, pero el presupuesto asignado a Diseño no la tenía en cuenta. Recordemos que estamos hablando de especialistas en la materia modelismo y que no olvidaron incluir un instrumento tan importante. Hubo que corregir por medio de fotos recibidas por mail, y vueltas a mandar, donde se debió secuenciar con retoques de Photoshop e instrucciones en “portuñol”, sobre cómo reparar in situ los errores.
Por suerte, la gente encargada interpretó bien las correcciones y el trabajo se hizo en las enormes instalaciones de T-Trans, un proveedor y actor importante del transporte de Brasil. El prototipo finalmente respetó las decisiones del equipo argentino.
La lección del Aeromovel
Fíjense que estos dos diseñadores aventureros se tomaron muy en serio y con responsabilidad lo que les encargaron. El resultado es soberbio. Sus antecedentes en el diseño de transportes era un primer premio en un concurso de diseño de colectivos de hace muchos años, y no mucho más. Sí contaban con una muy buena formación en la universidad, conocían la tecnología, y tuvieron capacidad para observar e investigar. Aprovecharon las oportunidades.
Además, les apasiona mucho el tema movilidad.
Si bien hay buenos antecedentes locales de diseñadores de transportes; en las últimas tres décadas sólo hemos conocido retroceso y desaliento para desarrollar diseño argentino orientado a las necesidades de movilidad de nuestra población. O de nuestra región. Hasta los años ‘80 se exportaban trenes y buses fabricados/diseñados aquí, y una especialización en Diseño de Transportes era posible. Incluso las terminales automotrices tenían sus áreas de desarrollo propio para sus líneas de productos con impronta local. Hasta teníamos industria militar y aeronáutica.
Hoy nos quedan pocas instalaciones, algunos predios industriales, y contados protagonistas de aquellos años, que no han podido pasar la posta como se debe a las nuevas generaciones. Si analizamos parte por parte el sistema Aeromovel u otros sistemas masivos de transporte que podríamos implementar aquí, comprobaremos que la capacidad de producir y desarrollar estas soluciones están a nuestro alcance. Quizás más cerca de lo que podemos imaginar.
El caso de Creovisual es incuestionable. Merece que se lo tenga como ejemplo.
Esto está más allá de la política y de los políticos de profesión. Es un compromiso que debemos asumir quienes estamos en las disciplinas tecnológicas, en las ingenierías, en la educación técnica y universitaria. Aquellos quienes tenemos la responsabilidad de hacer que casos como estos se conozcan.
Y de pronto… la inauguración
Hasta el simple y merecido hecho encontrarse finalmente con su criatura fue con sobresaltos. Hernán Boeri había tomado, en la fase final de desarrollo del proyecto, el hábito de seguir las noticias por los diarios brasileños para enterarse sobre las novedades del Aeromovel, cuando leyendo una mañana se le atragantó el desayuno. A las nueve de la mañana del día siguiente, 10 de agosto de 2013 la presidenta Dilma Rousseff inauguraría el Aeromovel. Se adelantó por razones de agenda presidencial.
Volaron el mismo día de la inauguración a Porto Alegre y por fortuna el avión llegó, en medio de lluvia, fuertes vientos y sacudidas a horario, 8 AM con un frío memorable. Una hora después puntualmente estaban ahí mismo en el aeropuerto, en la platea donde la propia Dilma pidió una ovación al emprendedor Coester, destacándolo como ejemplo de espíritu y tenacidad para la juventud (ver video abajo).
Tras todo el protocolo, por fin Hernán Boeri y Hernán Ramos se dieron el gusto y pudieron tomar contacto con su Aeromovel. Lo vieron, lo tocaron. Viajaron en él media docena de veces (no se querían bajar) tomaron fotos, conversaron con un montón de gente y comprobaron lo bien construido que estaba su diseño.
Pasaron una jornada inolvidable.
Freddycam










http://autoblog.com.ar/2014/04/aeromovel-diseno-argentino-para-un-transporte-revolucionario-en-brasil/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Aeromovel: diseño argentino para un transporte revolucionario en Brasil
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Aeromovel: diseño argentino para un transporte revolucionario en Brasil
» Recursos para diseñadores.
» Política de defensa para la Argentina
» HELICOPTERO AH COBRA.
» Sirve cualquier DAC para cualquier transporte?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Interdefensa :: - TECNOLOGIA - :: Tecnología Militar de Argentina y el Mundo-
Cambiar a: