ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Lo que Croacia se llevó de la Argentina

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Leopard2



Mensajes : 1125
Fecha de inscripción : 22/02/2012
Localización : Santiago- Chile

MensajeTema: Lo que Croacia se llevó de la Argentina   Miér 7 Ago 2013 - 14:03

Corrían los tiempos violentos de la lucha fraticida tras la disolución de la Yugoslavia del mariscal Tito. Mientras que la sangre regaba pueblos y ciudades dando lugar a escenas de un odio extremo, las potencias sacaban sus cartas con movimientos estratégicos, en un juego mortal para muchos seres humanos.

Estados Unidos deseaba que la guerra concluyera cuanto antes y con la victoria del bando croata, afín de los intereses de la Casa Blanca y de la OTAN, en detrimento de los serbios que, apoyados por Moscú, representaban el mal según la visión planetaria norteamericana. Con su habitual modo de intervenir en la vida de los demás, los intereses de Washington requerían reequipar y remontar al golpeado Ejército croata, que había sido duramente castigado en combate.

Apelando al trabajo de sus contactos y redes políticas por todo el globo, comenzó un intenso movimiento de oscuros funcionarios y espías, que con empresas montadas en paraísos fiscales y administraciones gubernamentales proclives, organizaron las operaciones comerciales necesarias para reorganizar y potenciar las fuerzas croatas. Las miradas se posaron en algunos países, como Brasil y Argentina, que tenían sus arsenales bien provistos de armas y equipos básicos, pero necesarios para la batalla que vendría.


El ministro de Defensa Oscar Camillon, durante cuya gestión se realizaron las exportaciones.

Estas naciones cumplían con las premisas esenciales para la tarea, pero sólo en Buenos Aires estallaría el escándalo. El país del Plata tenía sus parques repletos de armas y munición tras la contienda del Atlántico Sur y la casi guerra con Chile, cuando se adquirió una ingente cantidad de material bélico. Contaba, además, con una empresa como Fabricaciones Militares (FM), que, aunque en franca decadencia, poseía una red administrativa con todas las facilidades para las exportaciones e importaciones, depósitos en puertos libres de inspección y lejos de los ojos extraños y fábricas bajo un férreo hermetismo castrense y, más aun, un Gobierno proclive a los negociados. Todo cuadraba.

Utilizando empresas fantasmas, pero bien conocidas en el difuso mundo de los servicios de inteligencia, comenzó una operación de relojería, que convino el vaciamiento de arsenales de Ejército Argentino (EA), la movilización de miles de toneladas de material a la factoría de FM para el reacondicionamiento de los equipos, que incluía el reenvasado de munición y el borrado de inscripciones, el traslado a puertos oficiales para embarque y la exportación de todo el material con máxima discreción.

Rapidez y eficiencia
Con rapidez y eficiencia, miles de toneladas de munición armas livianas, piezas de artillería y morteros, cohetes y un largo etc. fueron saliendo de los depósitos castrenses, para concentrarse en un par de fábricas de cara a su alistamiento. Hasta los mismos contenedores donde se trasportaba el armamento fueron vendidos. La desaparición de casi una cuarentena de piezas de artillería de 105 y 155 mm. de donde estaban destinadas provocó la desafectación y desaparición de los grupos de Artillería citados y motivó la implementación de una reforma militar, orgánica en la fuerza terrestre, con la cual se ocultó la falta de esas piezas.
Como imaginan los amables lectores, el Ejército perdió miles de ton. de suministros, sin recibir pago ni compensación alguna, millones de proyectiles, 70.000 fusiles FAL y FAP, decenas de miles de pistolas Browning de 9 mm., cohetes de 105 mm. y demás, que salieron de los parques públicos hacia un destino a miles de km., recalcando que los arsenales quedaron vacíos y nunca se repuso lo perdido.

Por supuesto, nadie protestó ni pidió explicaciones de cómo elementos del Estado desaparecieron sin más. Se dieron casos ridículos, como en un batallón de arsenales en el interior profundo del país, donde se entregó una partida de fusiles alemanes de tirador selecto nuevos, sin uso y que habían estado guardados por décadas. Lo que hubiera sido la delicia de un coleccionista fue vendido por monedas.

Pocos saben que la situación estalla por un hecho externo: una empresa privada integrada por ex militares había obtenido un contrato de exportación de importancia, como era la venta de cañones CITER de 155 mm. a una nación africana de la margen atlántica. Lamentablemente intereses mezquinos dieron por tierra con esta operación comercial y llevó a la bancarrota a esta firma. Estos hombres, que como todo el EA sabían a donde iban los cargamentos de armas, quizás con el natural sentimiento de venganza hicieron llegar al periodismo –en una acción de película de espías– la información, con la cual un juez inicia una investigación.
Debemos mencionar que FM recibió migajas de una operación que orilló los 100 millones de dólares, que figuró en su contabilidad, pero los fondos volaron a diversos políticos y empresarios que, aún hoy, siguen en la impunidad. También algún uniformado encumbrado y que permitió el vaciamiento de los arsenales fue premiado con altos cargos y una delegación diplomática, cosas de la política…


·Portada de una revista oficial croata con un cañón CITER de 155 mm., prueba irrefutable de la presencia de equipo argentino en la contienda

Justicia, ¿qué justicia?
Decíamos que la denuncia en su momento motivó acciones judiciales que llevaron a juicio a mediados de los noventa al mismísimo presidente del país, Carlos Menen, a su ministro de defensa y a otros funcionarios. Debido a tres decretos secretos firmados por Menen, al principio no se consideró como contrabando a los envíos de armas, lo que posibilitó el sobreseimiento de los acusados en 2011. No fueron tomadas en cuenta las pruebas de que el país había vulnerado su neutralidad ante el conflicto en Croacia, ya que Argentina había firmado una declaración de la ONU, que disponía un embargo total a la entrega de armamento a los países parte del conflicto de los Balcanes, Croacia entre ellos.
Los siete embarques conocidos de material a Croacia, con supuesto destino autorizado a Panamá y a Venezuela, fueron un jalón más en esta novela, que incluyó la voladura de parte de la fábrica militar de Río Tercero en un supuesto accidente, que permitió una conveniente ocultación en 1995 con muertos y heridos, la sospechosa caída de un helicóptero Puma del EA que justamente llevaba importante documentación y al jefe de inteligencia de la fuerza terrestre y el aún más inquietante suicidio de la secretaria de unos de los sindicados, que realizó un raudo vuelo antes de mostrar su nutrida agenda, privando al juicio de un vital testimonio.
Tras 17 años de larguísima y sinuosa acción judicial, que incluyó la reclusión domiciliaria de Menen por unos meses, aunque la Corte Suprema –nombrada por él– lo liberó con prontitud, llegamos al día de hoy, en que una Corte de Casación Penal halló culpables a Menen y funcionarios por contrabando agravado, aunque el fallo ha sido apelado y el ex presidente, que hoy es senador, por lo tanto intocable, también es ya un anciano que podía gozar de un arresto domiciliario.


Depósito de municiones de artillería en Río Tercero

Otros fueron también condenados, como militares que estaban a cargo de plantas productoras y funcionarios menores, aunque los personajes clave fueron absueltos o sus delitos prescribieron tras este lentísimo proceso. Argentina operó como una simple pieza en un complejo tablero de intereses estratégicos internacionales, siendo un proveedor de armas práctico en cuanto a la provisión eficaz y rápida de equipos y material sencillos. A ello se agregó la voracidad de funcionarios que aprovecharon esta operación para hacer desaparecer casi un centenar de millones del verde billete, que por supuesto jamás entraron a las arcas del Ejército y de FM.
La reciente condena –no en firme– de algunos de los que ostentaron el poder en aquellos tiempos, significa una cierta derrota de la impunidad, ante tanta burla por los sobreseimientos que lograron tapar el delito de contrabando, la voladura de la Fábrica Militar Río Tercero con muertos y heridos, los 11 fallecidos en la aeronave de Ejército y tantos otros hechos. Aunque este fallo llega casi 17 años después de cometido el delito y todavía queda mucho por recorrer por efectivizar las condenas, puso en claro que todos sabían todo.




Abriendo fuego con una pieza de 155 mm. argentina.


Carlos Menen saluda a tropas que iban a Croacia. Al mismo tiempo se exportaban ilegalmente armas y se violaba el embargo de la ONU.


Soldado croata vestido y equipado con materiales provenientes de Sudamérica.


Cañones de 155 mm. en la factoría de Río Tercero, modelo que aun sigue en servicio en Croacia, tras dar un excelente resultado.

http://www.defensa.com/index.php?option=com_content&view=article&id=9741:lo-que-croacia-se-llevo-de-la-argentina&catid=69:reportajes&Itemid=199

Pd. Agregar que desde Chile tambien se envio armamento a Croacia y ocurrio el crimen del mayor Hubber implicado en el trafico.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
lavi73



Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 09/12/2012

MensajeTema: Heckler & Koch HK21   Miér 7 Ago 2013 - 14:51

La penúltima foto corresponde a soldados chilenos con Heckler & Koch HK21
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Leopard2



Mensajes : 1125
Fecha de inscripción : 22/02/2012
Localización : Santiago- Chile

MensajeTema: Re: Lo que Croacia se llevó de la Argentina   Miér 7 Ago 2013 - 15:09

lavi73 escribió:
La penúltima foto corresponde a soldados chilenos con Heckler & Koch HK21

cual es el sustento de dicha afirmación ?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
lavi73



Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 09/12/2012

MensajeTema: Re: Lo que Croacia se llevó de la Argentina   Miér 7 Ago 2013 - 15:26

Don Leo2 rectifico yo estoy en el error esta muy bien lo que dice es croata ,,(falla de memoria)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
ariel
Administrador


Mensajes : 14971
Fecha de inscripción : 21/10/2011
Edad : 34

MensajeTema: Re: Lo que Croacia se llevó de la Argentina   Jue 20 Ago 2015 - 11:41

Domingo 24 de enero de 1999 | Publicado en edición impresa
Se sabe dónde están las armas argentinas


Un ex militar carapintada, hoy en el ejército croata, revela datos inéditos

AGREB.- El ex capitán argentino Rodolfo Barrios Saavedra es hoy uno de los altos jefes del ejército croata. Hace ocho años que se fugó de la Argentina, en febrero de 1991, después de haber participado en el levantamiento carapintada que encabezó el ex coronel Mohamed Alí Seineldín.

Desde entonces ha combatido en primera línea contra serbios y musulmanes, en territorio croata y en Bosnia, durante toda la guerra en la ex Yugoslavia, que culminó con un acuerdo firmado entre las partes a fines de 1995. En cuatro años y medio de enfrentamientos bélicos, Barrios tuvo en sus manos fusiles FAL (Fusil Argentino Liviano), y vio los cañones Citer 155 milímetros producidos en la planta de Río Tercero de Fabricaciones Militares.

Ese armamento fue vendido por la Argentina país a Croacia en operaciones ilegales de ventas de armas que violaron el embargo dispuesto por las Naciones Unidas (ONU) durante aquel enfrentamiento bélico. Para esa operación se simularon envíos a las fuerzas de seguridad de Panamá, según investiga la Justicia.

"Los cañones que vinieron desde la Argentina están en una brigada en la zona de Virovitica. Ese armamento llegó en 1994 y hoy forma parte del material con que cuenta Croacia. Eso no es un secreto de Estado. El ejército tiene su revista donde aparece publicado, y con fotos, el armamento que tiene. Esos cañones, al igual que los fusiles FAL que yo usé en los primeros años del enfrentamiento, son parte de lo que el país compró para poder encarar la guerra", dijo Barrios.

Silencio y confesiones


Hace siete años que Barrios no habla con un periodista. Dice que quiere estar tranquilo y que por eso no responde a muchos llamados que recibe desde la Argentina. Está instalado en una base militar ubicada en uno de los montes que rodean a Zagreb.

En ese lugar cubierto de bosques, con mucha nieve en esta época del año, tiene a su cargo una escuela de entrenamiento de grupos comando. Allí se entrevistó con La Nación .

"En el ejército croata es vox populi la adquisición de armamento argentino. Me han dicho que esas armas iban vendidas a Panamá. Bueno, todo el mundo sabe que en Panamá no hay fuerzas armadas", recordó Barrios Saavedra.

-¿Cree que Balza es responsable por la cantidad de armamento del Ejército que habría sido contrabandeado?

-No puedo dar esa respuesta. Compromete a mi función en este país.

-Bueno, pero el armamento argentino está aquí, aunque quienes están comprometidos en el caso insisten con que la Argentina no vendió armas a Croacia...

-Me parece casi infantil que se siga negando que la Argentina ha vendido esas armas.

Los Citer 155 milímetros de fabricación argentina conforman varios grupos de artillería en brigadas que se encuentran entre los pueblos de Virovitica y Kopritnica. "Hay entre 18 y 24 cañones Citer, no recuerdo el número exacto. En cambio, a los obuses Oto Melara no los he visto", explicó Barrios Saavedra.

La forma en que Croacia adquirió su armamento, pese a la prohibición que establecía el embargo de la ONU, es un secreto guardado aquí bajo siete llaves. Pero a nadie parece importarle demasiado, ya que la visión nacionalista que comparten gobierno y población es que había que conseguir lo que fuera posible para defenderse: los serbios se habían quedado con todo el poderío bélico de la ex federación de repúblicas yugoslavas.

Barrios Saavedra sabe que la sucesión de ventas de armas que efectuó la Argentina autorizadas por decretos presidenciales -números 1697 y 2283, de 1991; y el decreto 103, de 1995- están siendo investigadas por la Justicia en Buenos Aires, pero afirma no estar al tanto de los pormenores del caso.

El ex militar argentino tiene el grado de brigadier, equiparable al de coronel, en nuestro país. Para sus subordinados es "el brigadier Saavedra". "Yo soy parte en este asunto porque soy un oficial del ejército croata, no puedo hablar de aspectos que comprometan a este país", aclaró Barrios Saavedra en un momento de la entrevista que se desarrolló en un hotel que está a pocos metros de su base.

"Me doy cuenta de que algunos en el Ejército ´legal´ argentino -se refiere a la institución que comanda el general Martín Balza- quieren aprovechar para tirarme a mí a la parrilla por los problemas que surgieron en la Argentina con este tema. Yo estaba aquí solo y combatiendo para Croacia. Lo que ocurre, como en cualquier situación delicada, es que se intenta buscar un chivo expiatorio y los responsables de cada área tiran la pelota para abajo".

Beneficios en Croacia

A Barrios Saavedra, los soldados que comandaba durante la guerra le hacían comentarios del armamento argentino que estaba distribuido en la región. "Me decían esas cosas porque sabían que era argentino. A los croatas nos venía muy bien que llegaran armas, desde la Argentina, desde China o donde sea. Si hubo una fuerte corrupción por esto, esperemos que la Justicia pueda juzgar a los responsables", reflexionó.

Los decretos emitidos por el gobierno en 1991, que fraguaban un envío de armas a Panamá, fueron firmados por el canciller Guido Di Tella, el entonces ministro de Economía y actual diputado de Acción por la República Domingo Cavallo y por el ex titular de Defensa y actual de Trabajo Antonio Erman González.

En el decreto 103, de 1995, que estableció como destino falso la República de Venezuela, la firma del entonces ministro Oscar Camilión reemplazó a la de González en la cartera de Defensa, y se repiten las de Di Tella y Cavallo. Ambas disposiciones gubernamentales fueron rubricadas por el presidente Carlos Menem.

Para el restablecimiento de la actividad judicial al concluir la feria, se aguarda la citación a indagatoria que debe hacer el juez federal Jorge Urso a Di Tella y a Balza.

El canciller se presentaría "voluntariamente a declarar ante el juez" sin aguardar la citación, según dijo el funcionario durante la visita que efectuó el miércoles último a Londres. Pero para que pueda ser indagado y se le pueda dictar eventualmente una prisión preventiva, el ministro deberá perder sus fueros en un juicio político realizado por el Congreso, lo que aparece muy difícil.

Escapar de la Argentina

Barrios Saavedra hace tiempo que no tiene ningún contacto con la Argentina, no habla con sus ex compañeros carapintada, ni con otros militares argentinos. Cuenta que las ideas que tenía antes de dejar Buenos Aires han desaparecido.

"Ojo que yo nunca fui un golpista contra el Gobierno. Me tenían como un subversivo dentro del Ejército. Me rebelaba contra esos generales de m... que no tienen dignidad para llevar el uniforme del Ejército argentino, queríamos borrar esa clase de jefes. Son incapaces de hacerse responsables por alguno de sus subordinados", explicó.

Este ex carapintada escapó de la Argentina en febrero de 1991. Estaba internado en el Hospital Militar, había recibido una herida en la pierna durante los enfrentamientos con lo que todavía llama "el Ejército legal". "Estuve como seis meses dando vueltas. Primero fui a Brasil, después a Paraguay, y al final en Uruguay encontré la posibilidad de venir a combatir a Croacia y me vine. Fueron cuatro años y medio de guerra", recuerda.

Barrios Saavedra tiene hoy 39 años. Vive en el centro de Zagreb, en un departamento de 70 metros, con su esposa María Marta y sus siete hijos. Los dos más chicos, Petar Kresimir, que tiene 2 años y lleva el nombre de un héroe nacional, y María Milagros, de 6 meses, son nacidos en Croacia, aunque ya todos son croatas de nacionalidad.

"Durante la guerra me tocó compartir el dolor de personas que tenían un hijo desaparecido. Es algo horrible. Por eso no puedo aceptar esos métodos, el sistema que utilizaron en la Argentina nuestros jefes militares. Ninguno de los carapintada estuvo metido en acciones de ese tipo ni actuó en grupos de tareas", explicó.

Barrios tiene un enorme cuaderno de tapas rojas donde escribió los cuatro años que pasó combatiendo en los Balcanes. El texto es una crónica de guerra que concentra sus peores y sus mejores momentos. Allí tiene escrita la frase que le dejó uno de sus combatientes antes de morir: "El guerrero muere dos veces. La primera cuando deja de respirar, y la segunda cuando los amigos lo olvidan". .
Por Juan Castro Olivera (Enviado especial)

http://www.lanacion.com.ar/125656-se-sabe-donde-estan-las-armas-argentinas
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
sergiobrevet



Mensajes : 3476
Fecha de inscripción : 06/02/2015

MensajeTema: Re: Lo que Croacia se llevó de la Argentina   Jue 20 Ago 2015 - 12:34

El chiste es una lamentable realidad.



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Curioso



Mensajes : 1080
Fecha de inscripción : 25/04/2015
Localización : Casilda Santa Fe

MensajeTema: Re: Lo que Croacia se llevó de la Argentina   Mar 25 Ago 2015 - 23:32

los usaran alguna vez contra los rusos?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Lo que Croacia se llevó de la Argentina   Hoy a las 5:32

Volver arriba Ir abajo
 
Lo que Croacia se llevó de la Argentina
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Argentina, 1 peso (Patacón), 1882.
» Julian Beever en Argentina
» Confederacion Argentina, 1 Centavo, 1854.
» Argentina 1891
» TERREMOTO DE 7.0 EN ARGENTINA...

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Interdefensa :: - NOTICIAS - :: Noticias Militares Argentinas-
Cambiar a: