ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Ejércitos en tiempo de paz

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
jas_39
Administrador


Mensajes : 1932
Fecha de inscripción : 11/08/2010
Edad : 41
Localización : Villa Constitución - Santa Fe

MensajeTema: Ejércitos en tiempo de paz   Dom 28 Abr 2013 - 13:20

Ejércitos en tiempo de paz


Durante la guerra todos apoyan sus ejércitos, que defienden los valores de la sociedad, y, con su poder de combate, anulen el potencial del adversario. Son la salvaguardia del país. En tiempo paz, se los considera como una carga económica al erario publico, por lo tanto, su actividad debe justificar la existencia. Lamentablemente, otras razones, generalmente ideológicas, tienden a “suprimir” o, algunas veces, “reemplazar” o también a “usar”, sus fuerzas armadas, sin tener en cuenta que, con ello, se pone en riesgo a su nación, por que debilitan uno de sus basamentos institucionales.

Nuestra actual civilización aspira construir su futuro sobre las bases de la paz. La paz, sueño y deseo originado por la convivencia y la solidaridad, amenazada, en el pasado, por las armas y, en el presente, por los intereses. Pese a todas las promesas, nunca se puede descarta el riesgo de su violación y, ese perpetuo peligro, impone formas de su preservación El viejo refrán de “Patria armada, paz honrada”, contiene la experiencia de siglos a no olvidar. Aquellos que lo olvidan, postergan o silencian, serán los responsables apátridas que ponen en riesgo a sus conciudadanos y en peligro la nación. El concepto actual de las fuerzas armadas señalan que ellas no están para la crueldad de la guerra, sino para la preservación de la paz.(1)

El primer acto de libertad e independencia de los pueblos, es organizar la defensa de lo que, en ocasiones, es solo una aspiración, y crean sus ejércitos Las banderas y los estandartes, sostenidos por las manos de los soldados, convocan la reunión y muestran la identidad que agrupa. Cuando truenan los cañones y los cielos se llenan de sonidos, los campos de batalla se enlodan con la sangre, y las ciudades se llena de escombros y dolor, el escudo de los ejércitos y la potencia de sus armas dirán, finalmente, si la honra y soberanía han sido mantenidas o el poder del enemigo ha sido el vencedor. En esos momentos oscuros, los ojos ciudadanos, llenos de imagines del horror de la lucha, saben si aquellos, a los que confió su protección, están o no cumpliendo con su deber y “dan la vida por la Patria”. En los tiempos de bucólica convivencia, cuando no se percibe ni remotamente ninguna agresión, es cuando se pone a prueba la prudencia de los gobernantes y su habilidad como tales. Debe encontrarse el justo, lógico y adecuado equilibrio que compensa y compatibiliza las acciones del desarrollo y la defensa, como una inversión conjunta, para lograr el fortalecimiento de la sociedad, como el factor esencial de soberanía y evolución futura. Sin dudas, un país cultural, social y económicamente fuerte, tiene en su mismo potencial, el mayor soporte al bienestar y la felicidad, y eso será su basamento de paz.

Un gobierno que planifica sus acciones de evolución, fundamentalmente para dar estructura que sirva de base a las realizaciones de sus ciudadanos, encontrara que existen acciones que podríamos calificar de “híbridas!, es decir, que pueden ser realizadas con medios “civiles” o “militares” (Estos últimos los cuentan como parte de su equipamiento y armamento) con lo que, al ser asignados a los segundos, se estará activando su potencial y, lógicamente, motivando una economía como inversión o gasto social (civil). La historia de Argentina durante el Siglo XX, muestra con claridad una serie de ejemplos que destacan la posibilidad y, al mismo tiempo, muestran las ventajas obtenidas. El ejemplo mas comúnmente utilizado se refiere a “Fabricaciones Militares” donde el genio del General Manuel Savio permitió montar plantas y/o activar posibilidades vitales para el país. No se reconoce en su real proyección, lo que significo el “Servicio Militar Obligatorio” que incluía desde las tareas de “enrolamiento” (Ahora a cargo del “Registro Nacional de la Persona”), del “reconocimiento medico de la clase” (Verdadera “catastro universal sanitario” que no se realiza mas) o la “educación primaria y de especialidades laborales” que completaba lo faltante en la formación intelectual y practica de los ciudadanos.(2). Vemos otros casos, que van desde los vuelos del STAM (Servicio de Transporte Aéreo Militar) a lugares de poca demanda, Transportes Navales a los puertos de pequeño significado en la costa atlántica o el gran número de obras viales (puentes, caminos, etc.) o de comunicaciones (tendidos telegráficos y/o telefónicos) realizados. Además, una actividad poco divulgada, pero de un valor superior, como resultaba el “planeamiento” para emergencias, pensado desde el punto de vista de las guerras, pero con directa e inmediata aplicación en otros casos, como son los desastres naturales. (3).

Los medios militares, algunos son de uso especifico, como son sus armamentos, pero otros son de uso general, como resultan la casi totalidad de equipos “logísticos”, son una suerte de inversión programada para atender riesgos a los que el Estado esta obligado a concurrir y, de planificar correctamente su empleo y uso, significan, no tan sólo lograr eficiencia en el empleo, sino también, una economía al erario público, que no es un tema a despreciar. De esta suerte, se unen los esfuerzos del desarrollo y la defensa, con lo que se aminora el costo de los ejércitos al tiempo que se permite su composición y adiestramiento, alcanzando, conjuntamente, que calidad y efectividad obren en beneficio y ventaja de la sociedad en tiempo de paz.

El “encapsulamiento” militar en tiempo de paz consiste en separar las fuerzas armadas de la sociedad haciendo de ellas un compartimiento estanco en la comunidad. Este accionar se observa con la creación de los “fuertes” (4) donde se desarrollan, además de las actividades militares, las culturales, sociales, recreativas y religiosas. Existen para hacerlo, otras formas mas sofisticadas a la territorial, que, básicamente son “cercenar” sus relaciones, “privar” su accionar en casos justificados o, simplemente, “desprestigiarlos” al mostrar sus errores y callar sus éxitos. Los ejércitos en tiempo de paz tienen, a su vez, que proyectar y mostrar su imagen, materializada en capacidades y posibilidades, en apoyo y participación de la sociedad que integran. Este accionar, no debe ser prostituido, al asignar tareas de tipo sociopolítico a ellos, dándoles participación ideológica o convirtiéndolos en una fuerza de opinión publica. (5) El equilibrio patriótico de los gobernantes y la habilidad especifica de los políticos deben ser el sustento del uso de los ejércitos en tiempos de paz, para que ellos mantengan su perfil guerrero al tiempo que su capacidad se convierta en servicio

Notas:

1) La “Operación Soberanía” (diciembre de 1978) (Tema Chile/Argentina por islas en el Canal de Beagle) mostró que el poder militar logró imponerse conduciendo por “disuasión” a la revisión del pacto contrario a nuestros intereses en la Antártica, lo que se logró por la calidad de nuestros ejércitos.

2) No se puede olvidar, pese a que ello no tiene un basamento de análisis científico, el efecto que significaba “sacar de la calle” a miles de jóvenes en una edad “difícil” y que al suspenderlo ha significado el conjunto actual que “no estudia y no trabaja” al que se le atribuye algunas desviaciones sociales graves.

(3) A nadie llamaba la atención en el pasado, la inmediata concurrencia de las tropas (con cocinas, camiones, etc.) en el caso de inundaciones, incendios, accidentes graves, etc. que estaban “preparadas” para contribuir y/o completar las medidas de “defensa civil” programadas.

4) Los fuertes norteamericano son bases militares históricas que contienen a las unidades y el personal que las integra junto a sus familias y, debido a ello, brindan todo lo que una ciudad ofrece a su comunidad.

5) En ocasiones los ejércitos han sido el medio de opresión ciudadana o bien se los incluyo en las políticas socio-ideológicas de los gobernantes, en un rol y responsabilidad en desmedro a su función y fin.

Tcnl. José Javier de la Cuesta Ávila

LMGSM 1 y CMN 73

_________________
“Tengamos ideales elevados y pensemos en alcanzar grandes cosas, porque como la vida rebaja siempre
y no se logra sino una parte de lo que se ansía, soñando muy alto alcanzaremos mucho más”.

Bernardo Alberto Houssay
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Ejércitos en tiempo de paz   Dom 28 Abr 2013 - 20:18

Salvo algunos detalles que dan para discutir largo y tendido, acuerdo con lo que plantea este antiguo Tcnel., uno de los precursores de los SCD no solo en el EA sino en el país (es de los tuyos Mario, fijate acá ENLACE). Se le nota una línea de formación de "Vieja Escuela" muy distinta a la de otras promociones más nóveles, que ya no ven tan claramente el poder militar como resultado del potencial del desarrollo nacional y la felicidad del pueblo, sino que creen que el mismo solo se basa en la función de la mayor acumulación de armamento.

También es destacable su visión de unas FFAA integradas a la sociedad y contribuyendo a su desarrollo, aunque sigue cayendo en algunos lugares comunes sobre las causas de la situación social (es lógico, es militar y no sociólogo), como vincular a los "ni-ni" como causa de varios problemas sociales y no como producto de los mismos, o la asignación militar de algunas tareas que conviene sean civiles.

Por lo demás, una claridad meridiana al tratar ciertas cuestiones, se coincida o no, lo cual es muy difícil de conseguir en promociones posteriores que se han formado y forjado bajo la óptica de la Doctrina de Seguridad Nacional, que no pueden salir del pensamiento binario de "bueno-malo" o "amigo-enemigo" y que no son capaces de entender que la realidad no es aprehensible ni nucho menos reduccionista como quieren verla, sino que requiere tratar de comprender una complejidad elevada para poder incidir en parte de los resultados de ella. Tal vez por estar acostumbrado a que el pensamiento binario es propio de las computadoras es que este militar entienda que eso no es lo propio para los hombres, y mucho menos para quienes deben diseñar el rol de las FFAA en la sociedad.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
 
Ejércitos en tiempo de paz
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Ejércitos en tiempo de paz
» Y así de rápido pasa el tiempo... (leeme)
» El Día de Fingir que Eres un Viajero del Tiempo!
» mi tiempo libre?
» Línea del tiempo del Steampunk

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Interdefensa :: - NOTICIAS - :: Noticias Militares Argentinas-
Cambiar a: