ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Comparte | 
 

 El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente
AutorMensaje
Growler
Administrador


Mensajes: 5920
Fecha de inscripción: 12/05/2010
Edad: 49

MensajeTema: El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas   Lun 12 Nov 2012 - 15:12

Introducción

En 1989 tras la caída del Muro de Berlín, la desintegración de la Unión Soviética y la extinción del Pacto de Varsovia las principales fuerzas armadas del mundo iniciaron distintos procesos de adecuación a las nuevas necesidades de defensa de sus países. Esta readecuación implicó fuertes ajustes tanto en los medios materiales como en los humanos, siguiéndose principalmente la tendencia de organizar fuerzas menos numerosas pero mejor equipadas y con amplia capacidad de desplazamiento. Así innumerables bases militares se fueron cerrando, las flotas de medios aéreos, navales y terrestres reduciendo, y las dotaciones de personal ajustándose a las nuevas estructuras, donde la operatividad es el principal objetivo. La tendencia mundial llevó a que muchos países cuya política de defensa no tenía relación directa con la llamada Guerra Fría, también adoptaran políticas de reducción y adecuación de sus medios, a modo de reducir los costos, tener estructuras más flexibles y material más moderno el cual no sólo se caracteriza por sus mejores cualidades sino también por un costo operativo y de mantenimiento más bajo.

En el caso de las fuerzas armadas argentinas tal proceso nunca llegó, aunque sí lo hizo un fuerte reajuste presupuestario que tal como es previsible, generó un muy importante desequilibrio entre los medios humanos y los materiales. Como la situación se ha prolongado en el tiempo, tal desequilibrio pasó a una fase crítica y se puede afirmar que hoy se encuentra en una fase de avanzada gravedad.

Equivocadamente muchos consideran que de tal situación se sale adquiriendo material militar o renovando el existente, o sea reequipando a las fuerzas, pero no es así ya que dicha solución en realidad no lo es.


Los medios humanos y materiales

Según distintos registros actualmente las FFAA’s argentinas se componen de 85.000 miembros. El Ejército es la fuerza más numerosa con 44.000 efectivos seguido por la Armada con unos 27.000 y finalmente la Fuerza Aérea con 14.000 miembros. Pero también hay que mencionar que el presupuesto militar contempla además los sueldos de cada uno de ellos como así también el de 49.500 militares en situación de retiro y de 37.500 pensionistas. Hablamos entonces de una masa salarial de 172.000 personas que actualmente absorbe más del 80% del presupuesto anual militar.

Por cantidad de miembros las FFAA’s argentinas se posicionan en quinto lugar en Sudamérica. Brasil con 342.500 efectivos lidera la región seguido por Colombia (254.000), Perú (114.000) y Venezuela (97.000). Por su parte Chile ocupa el sexto lugar con 65.000 efectivos y Ecuador el séptimo lugar con 58.000 efectivos. Esta estadística proporcionada por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) deja en claro que en la región no se aplicó ningún proceso importante de reducción de las fuerzas armadas, por el contrario Venezuela como Colombia y Brasil han ido incrementado su componente humano y material en los últimos años de modo constante.
La proporcionalidad de medios humanos se puede medir con muchos parámetros, que van desde la extensión territorial del país, las necesidades específicas de defensa, la cantidad y tipo de medios materiales, etc. pero en realidad no hay una proporción estándar o una fórmula matemática que permita establecer qué tamaño deben tener las fuerzas armadas según la extensión del país ó de la disponibilidad de medios ya que ello es imposible por responder a cuestiones propias de cada país. Pero sí se puede determinar por simple lógica si el tamaño de una fuerza en su plano humano se equipara o no con su componente material.

Actualmente la Fuerza Aérea de Chile cuenta con 11.500 efectivos y disponibilidad inmediata de unas 160 aeronaves. Ello nos da una proporción de 71 personas por cada aeronave, aunque convengamos que el cálculo puede ser engañoso ya que no todo el personal está afectado de modo directo a la actividad aérea. Aún así es un parámetro valedero. La FAA cuenta con 14.000 efectivos y una disponibilidad inmediata de 50 aeronaves. La proporción es de 280 personas por cada aeronave, o sea de un 300% más que Chile, que además cuenta con un parque aéreo superior en un 200% al caso de la FAA. Es claro entonces que no hay mucha relación ni proporcionalidad en el caso argentino.

Y en el caso puntual de la FAA el desequilibrio es más notorio aún que en el Ejército o la Armada debido principalmente porque en los últimos años la cantidad de aeronaves ha ido disminuyendo de modo considerable, pero la FAA mantiene intacta su estructura orgánica, administrativa y operativa tal como si dispusiera de 200 o 300 aeronaves en servicio. A modo de ejemplo se puede mencionar que algunas bases que no disponen de material aéreo permanente tal como Morón o Río Gallegos tienen asignados de modo permanente 250 y 225 efectivos respectivamente. Creo que muy pocos conocen que la FAA tiene el llamado Departamento de Meteorología Aeronáutica Militar que se encarga de la confección de partes e informes para cada vuelo que realiza la fuerza. El plantel lo integran nada menos que 140 meteorólogos. También se puede mencionar que la III brigada Aérea de Reconquista dispone de más de 100 computadoras de escritorio para una dotación total de 480 efectivos de los cuales como personal estable tiene asignados a 14 pilotos. La IX Brigada Aérea de Comodoro Rivadavia dispone de 420 efectivos para la operación de media docena de Saab 340 y Twin Otter. En tanto la II Brigada de Paraná cuenta con más de 230 efectivos sólo para una dotación de dos a cuatro aeronaves. Pero sin lugar a dudas son los edificios Cóndor y Alas donde debe existir la mayor cantidad de escritorios por metro cuadrado en el país ya que allí hay más de 20 direcciones que van desde Planes, Presupuesto, Administración, Finanzas, Organización, Doctrina, Asuntos Jurídicos, Bienestar, Educación, Salud, Aeronavegabilidad, Inteligencia, etc.
La situación en Ejército como en la Armada no difiere mucho y es más que obvio y evidente que por una cuestión casi de supervivencia se requiere implementar a corto plazo y de modo urgente una muy importante readecuación de personal conforme a las nuevas políticas de defensa. El colapso del sistema es previsible y aunque la palabra “reestructuración” molesta a muchos, hoy es necesaria y urgente para que estructural, funcional y orgánicamente se adapten al actual contexto presupuestario y operativo.

Los Presupuestos Militares

En los últimos 15 años el presupuesto militar ha sufrido una reducción permanente y constante limitándose casi exclusivamente a financiar los sueldos y una mínima operatividad de las fuerzas. Ello ha provocado que en el plano material una gran cantidad de medios hayan quedado fuera de servicio por falta de mantenimiento y que muchos planes de renovación o reequipamiento hayan sido cancelados. La consecuencia es automática y se refleja directamente sobre las capacidades de las fuerzas, que año a año van disminuyendo de modo notable su operatividad. Menores capacidades implican menor operatividad.

No hay consenso de cuando se inició ésta verdadera descapitalización de medios materiales en las FFAA’s pero históricamente se pueden rastrear varios datos al respecto.

1980: Presupuesto U$M 9.198 (4,4 % del PBI)
1990: Presupuesto U$M 2.052 (1,45 % del PBI)
2000: Presupuesto U$M 3.739 ( 1,35 % del PBI)
2008: Presupuesto U$M 2.830 (0.8 % del PBI)
2010: Presupuesto U$M 4.200 (0.9 % del PBI)

Tal como vemos a partir de 1983 con la recuperación de la democracia, el presupuesto militar argentino pasó de un 4% a un 2.5 a 2,0 % del PBI, el cual en los años 90’s varió del 2,0 al 1,5 % y a partir del año 2000 descendió por debajo de ése mínimo alcanzando el récord histórico en el año 2008 con solamente un 0,8% del PBI.

Aunque la primera reducción de importancia se dio entre 1983 y 1989, en dicho período el porcentaje permitía un nivel de adquisiciones militares respetable. Así fueron incorporados los entrenadores Tucano, los primeros Pampa, helicópteros Fennec para la Armada, los cazabombarderos A-4AR, más transportes Hércules y helicópteros UH-1H, patrulleros Orión, la modernización de los Tracker, Dagger y Mirage M.5, la incorporación a la Armada de las corbetas Meko 140, los destructores Meko 360, submarinos TR-1700, modificaciones de aeronaves para vigilancia electrónica (VR-21 y L-188 Electrón), la incorporación de artillería autopropulsada para el Ejército, sistemas avanzados de comunicaciones , etc.
Pero todo éste proceso se detiene a partir de la asunción del gobierno de De la Rúa y con la crisis del 2001 se complica seriamente debido a la devaluación del peso frente al dólar y Euro. Para entonces un repuesto que costaba 100 pesos pasó a valer 300 con lo cual durante dos años donde no hubo adquisición alguna en materia militar, solamente lo básico hecho que implicó que los stock de partes, repuestos y consumibles desaparecieran rápidamente. Muchas inspecciones se postergaron indefinidamente y docenas de novedades no pudieron solucionarse lo que provocó que muchas aeronaves quedaran en tierra con desprogramación transitoria.

A partir del 2003 con el inicio de la gestión Kirchner, éste proceso lejos de revertirse o al menos estacionarse para permitir una recuperación de la operatividad mínima, se acelera notablemente. Los años 2005 y 2006 marcan un período de difícil situación presupuestaria que obliga a dejar inactivos más del 80% de los medios de defensa de las fuerzas. A pesar de los anuncios de distintos programas –incluyendo el PAP (Programa de Acción Progresiva)- la realidad fue otra. Durante los años 2008 y 2009 se asignan respectivamente el 0,8 y el 0.9 % del PBI como presupuesto militar, o sea los dos presupuestos más bajos de la historia. No por nada la lista de medios de defensa fuera de servicio y desprogramados es la más importante de toda la historia de las FFAA’s argentinas. La Armada vió reducida su flota de mar en más de un 50%, debió desprogramar el 80% de los Super Etendard, retirar del servicio a los Xavante, disponer solamente de uno o dos Orión en servicio, perdió los helicópteros Alouette y varios Sea King quedaron fuera de servicio. La FAA tamién afrontó muchas pérdidas que ya son por todos conocidas y el Ejército si bien no sufrió grandes desprogramaciones, gran parte de su material blindado y de combate quedó sin mantenimiento.

Aunque en los dos últimos años el presupuesto se incrementó por encima del 1 % del PBI distintos informes indican que tal porcentaje no se cumplió en su totalidad debido a la práctica de la reasignación de partidas y para el 2013 ya fue anunciado un drástico recorte que en cifras reales y finales estará nuevamente por debajo del 1%.

Momento de definiciones

En base a ésta tendencia de los últimos 20/25 años queda claro que el presupuesto promedio de las FFAA’s se mantendrá en un porcentaje aproximado del 1 a 1,5% y aunque una nueva gestión lo duplique, se requerirá de al menos una década para reemplazar o renovar todo el material que hoy en más de un 75% es obsoleto. Sin embargo como tal posibilidad es muy remota, deviene necesario definir de modo específico qué fuerzas armadas necesita el país más allá de decisiones políticas de turno. Actualmente la adopción de una postura “defensista” no hace más que confirmar e incluso remarcar la tendencia de los últimos años en reducir y limitar las capacidades militares y operativas de las FFAA’s.

Nadie duda que hoy no se está en condiciones de poder afrontar una movilización medianamente importante hacia cualquier lugar del país en pocas horas y mucho menos de afrontar un combate de mediana intensidad simplemente porque 20 años de desinversión han causado efectos y daños muy específicos en la operatividad y capacidad de combate de las tres fuerzas. Negar la existencia de hipótesis de conflicto para justificar una política de desarme no es una afirmación sostenible. El lanzamiento de misiles antiaéreos de ultima generación y gran alcance de un destructor inglés realizado 30 días atrás en un ejercicio aeronaval en las proximidades de las Malvinas demuestra la existencia de una hipótesis firme y concreta. Y la inexistencia de un medio aéreo o naval para poder monitorear o simplemente vigilar el desarrollo de ése ejercicio inglés también demuestra una firme y concreta política de desarme.

Por todo lo expuesto es indudable que es necesario salir de ésta situación de estancamiento e indefinición. Más allá del color político o de quien ocupe el sillón de Rivadavia, o el porcentaje de PBI que se asigne a la defensa, el sistema actual ya está vencido y a punto de llevar a las FFAA's al borde del colapso. Hay que definir rápidamente qué fuerzas armadas se necesitan en base a una proyección actual y futura de las posibles necesidades de defensa y protección de nuestro territorio argentino, y actuar en consecuencia porque en menos de 5 años, en el plano material las FFAA's dejarán de existir como tal y resultará ridículo entonces que mantengan sus estructuras verticalistas y burocráticas como hasta ahora. El desequilibrio entre medios es cada vez mayor y el resultado final es por todos previsibles.

Para Interdefensa
Claudio Caputti

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario En línea
Litio71



Mensajes: 2286
Fecha de inscripción: 21/09/2010

MensajeTema: Re: El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas   Lun 12 Nov 2012 - 15:40

-Don Claudio, el número de personal por avión es alto, pero no tanto
hoy solo en aviones de combate hay cincuenta unidades

-El numero más acorde sería el de 100 aeronaves divididos en 14.000 efectivos



-En la IX Brigada Aerea entre los Twin Otter y los Saab hay unas (10) unidades
no todas en servicio y al dia de hoy es la unidad que mas vuela




Saludosss Cool
Roberto
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Growler
Administrador


Mensajes: 5920
Fecha de inscripción: 12/05/2010
Edad: 49

MensajeTema: Re: El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas   Lun 12 Nov 2012 - 17:02

Hablo de aeronaves "con disponibilidad inmediata" y hoy la FAA no junta 50 aeronaves de combate ni por casualidad.



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario En línea
tabano1973



Mensajes: 984
Fecha de inscripción: 08/01/2011
Edad: 41
Localización: Merlo

MensajeTema: Re: El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas   Lun 12 Nov 2012 - 19:43

Lo dije alguna vez y casi me matan, las FFAA se sentaron sobre sus manos a esperar ganarse el Prode, como dijo un JEMGFAA.
Deberían haber achicado lo mas posible y mantener poco materia y gente, pero de mejor calidad y capacidad.
Pero era mas fácil echarle la culpa a otro.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.webmasterenmerlo.com.ar
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas   Lun 12 Nov 2012 - 20:22

No cabe duda tabano, y justamente, ese es un coctel destructivo, o sea, poco presupuesto y mala administración de las FFAA. Ejemplos, muchos:

Veamos el tema de los RC Tan del EA. Tiene 7 RC Tan con VC TAM, ninguno, equipado conforme el reglamento pertinente.
Veamos la reciente creación de la III Br Mte (-) un disparate mayor que demuestra una falta de realismo DESCOMUNAL. O sea, no hay ninguna brigada del EA completa, de cajón hay más brigadas que las completables, y se dan el lujo de crear otra además de más unidades y subunidades tácticas.

La proliferación de los RI y RI Mec es otro tema no menor.

En la ARA siguen operando buques que a mi criterio ya no deben ser operados. Entre ellos las A69 y el Hércules. Buques que consumen dinero, personal y no aportan nada en lo militar. Los King ni hablar.

Y en la FAA, bueno. Decir que estan perdidos es poco. Siguen haciendo descomunales esfuerzos por mantener los deltas, lo cual es incomprensible. Es preferible y duro, cerrar la VI Brigada Aérea a seguir gastando en esos aviones. El tema de los Puca es otro tema que no me termina de cerrar. Aun hoy siguen ponerles todas las fichas al A-4 que bien o mal, es lo mejor que tenemos. Siguen volando los F-28 (idem ARA). Siguen teniendo una lista de Brigadas Aereas que solo tienen el nombre de Birgadas, ya que como comentaba Growler, tienen menos de 10 aeronaves.

A ese coctel de falta de criterios organizativa, se suma el poco presupuesto operativo-mantenimiento y el nulo de adquisiciones "duras".
Y se suma ver como se han puesto ya, millones de pesos en cosas que a mi criterio, no era el momento oportuno. Ejemplo, el trabajo de FAdeA en relación al IA-73 y el Pampa, como la radarización del país.

En fin, hay mucho por hacer, desde el gobierno y desde los mandos.

Otro tema que quiero resaltar, la crisis de las FFAA y momento donde se perdieron los ciclos logísticos fue a mediados de los 90s (94/95) y no durante el gobierno de De La Rua. Este ya había recibido a las FFAA destruidas.

slds
Volver arriba Ir abajo
tabano1973



Mensajes: 984
Fecha de inscripción: 08/01/2011
Edad: 41
Localización: Merlo

MensajeTema: Re: El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas   Lun 12 Nov 2012 - 20:48

Muchos podrán decir que hablamos con el diario del lunes bajo el brazo, pero creo que hay mucha responsabilidad de los JEM.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.webmasterenmerlo.com.ar
Preud´homme



Mensajes: 57
Fecha de inscripción: 01/11/2012
Edad: 37
Localización: Villa Marista

MensajeTema: Re: El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas   Lun 12 Nov 2012 - 20:57

Growler escribió:
Introducción


Según distintos registros actualmente las FFAA’s argentinas se componen de 85.000 miembros. El Ejército es la fuerza más numerosa con 44.000 efectivos seguido por la Armada con unos 27.000 y finalmente la Fuerza Aérea con 14.000 miembros. Pero también hay que mencionar que el presupuesto militar contempla además los sueldos de cada uno de ellos como así también el de 49.500 militares en situación de retiro y de 37.500 pensionistas. Hablamos entonces de una masa salarial de 172.000 personas que actualmente absorbe más del 80% del presupuesto anual militar.

Por cantidad de miembros las FFAA’s argentinas se posicionan en quinto lugar en Sudamérica. Brasil con 342.500 efectivos lidera la región seguido por Colombia (254.000), Perú (114.000) y Venezuela (97.000). Por su parte Chile ocupa el sexto lugar con 65.000 efectivos y Ecuador el séptimo lugar con 58.000 efectivos. Esta estadística proporcionada por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) deja en claro que en la región no se aplicó ningún proceso importante de reducción de las fuerzas armadas, por el contrario Venezuela como Colombia y Brasil han ido incrementado su componente humano y material en los últimos años de modo constante.

La proporcionalidad de medios humanos se puede medir con muchos parámetros, que van desde la extensión territorial del país, las necesidades específicas de defensa, la cantidad y tipo de medios materiales, etc. pero en realidad no hay una proporción estándar o una fórmula matemática que permita establecer qué tamaño deben tener las fuerzas armadas según la extensión del país ó de la disponibilidad de medios ya que ello es imposible por responder a cuestiones propias de cada país. Pero sí se puede determinar por simple lógica si el tamaño de una fuerza en su plano humano se equipara o no con su componente material.

Actualmente la Fuerza Aérea de Chile cuenta con 11.500 efectivos y disponibilidad inmediata de unas 160 aeronaves. Ello nos da una proporción de 71 personas por cada aeronave, aunque convengamos que el cálculo puede ser engañoso ya que no todo el personal está afectado de modo directo a la actividad aérea. Aún así es un parámetro valedero. La FAA cuenta con 14.000 efectivos y una disponibilidad inmediata de 50 aeronaves. La proporción es de 280 personas por cada aeronave, o sea de un 300% más que Chile, que además cuenta con un parque aéreo superior en un 200% al caso de la FAA. Es claro entonces que no hay mucha relación ni proporcionalidad en el caso argentino.

Y en el caso puntual de la FAA el desequilibrio es más notorio aún que en el Ejército o la Armada debido principalmente porque en los últimos años la cantidad de aeronaves ha ido disminuyendo de modo considerable, pero la FAA mantiene intacta su estructura orgánica, administrativa y operativa tal como si dispusiera de 200 o 300 aeronaves en servicio. A modo de ejemplo se puede mencionar que algunas bases que no disponen de material aéreo permanente tal como Morón o Río Gallegos tienen asignados de modo permanente 250 y 225 efectivos respectivamente. Creo que muy pocos conocen que la FAA tiene el llamado Departamento de Meteorología Aeronáutica Militar que se encarga de la confección de partes e informes para cada vuelo que realiza la fuerza. El plantel lo integran nada menos que 140 meteorólogos. También se puede mencionar que la III brigada Aérea de Reconquista dispone de más de 100 computadoras de escritorio para una dotación total de 480 efectivos de los cuales como personal estable tiene asignados a 14 pilotos. La IX Brigada Aérea de Comodoro Rivadavia dispone de 420 efectivos para la operación de media docena de Saab 340 y Twin Otter. En tanto la II Brigada de Paraná cuenta con más de 230 efectivos sólo para una dotación de dos a cuatro aeronaves. Pero sin lugar a dudas son los edificios Cóndor y Alas donde debe existir la mayor cantidad de escritorios por metro cuadrado en el país ya que allí hay más de 20 direcciones que van desde Planes, Presupuesto, Administración, Finanzas, Organización, Doctrina, Asuntos Jurídicos, Bienestar, Educación, Salud, Aeronavegabilidad, Inteligencia, etc.

La situación en Ejército como en la Armada no difiere mucho y es más que obvio y evidente que por una cuestión casi de supervivencia se requiere implementar a corto plazo y de modo urgente una muy importante readecuación de personal conforme a las nuevas políticas de defensa. El colapso del sistema es previsible y aunque la palabra “reestructuración” molesta a muchos, hoy es necesaria y urgente para que estructural, funcional y orgánicamente se adapten al actual contexto presupuestario y operativo.

Los Presupuestos Militares

En los últimos 15 años el presupuesto militar ha sufrido una reducción permanente y constante limitándose casi exclusivamente a financiar los sueldos y una mínima operatividad de las fuerzas. Ello ha provocado que en el plano material una gran cantidad de medios hayan quedado fuera de servicio por falta de mantenimiento y que muchos planes de renovación o reequipamiento hayan sido cancelados. La consecuencia es automática y se refleja directamente sobre las capacidades de las fuerzas, que año a año van disminuyendo de modo notable su operatividad. Menores capacidades implican menor operatividad.

No hay consenso de cuando se inició ésta verdadera descapitalización de medios materiales en las FFAA’s pero históricamente se pueden rastrear varios datos al respecto.

1980: Presupuesto U$M 9.198 (4,4 % del PBI)
1990: Presupuesto U$M 2.052 (1,45 % del PBI)
2000: Presupuesto U$M 3.739 ( 1,35 % del PBI)
2008: Presupuesto U$M 2.830 (0.8 % del PBI)
2010: Presupuesto U$M 4.200 (0.9 % del PBI)

Tal como vemos a partir de 1983 con la recuperación de la democracia, el presupuesto militar argentino pasó de un 4% a un 2.5 a 2,0 % del PBI, el cual en los años 90’s varió del 2,0 al 1,5 % y a partir del año 2000 descendió por debajo de ése mínimo alcanzando el récord histórico en el año 2008 con solamente un 0,8% del PBI.

Aunque la primera reducción de importancia se dio entre 1983 y 1989, en dicho período el porcentaje permitía un nivel de adquisiciones militares respetable. Así fueron incorporados los entrenadores Tucano, los primeros Pampa, helicópteros Fennec para la Armada, los cazabombarderos A-4AR, más transportes Hércules y helicópteros UH-1H, patrulleros Orión, la modernización de los Tracker, Dagger y Mirage M.5, la incorporación a la Armada de las corbetas Meko 140, los destructores Meko 360, submarinos TR-1700, modificaciones de aeronaves para vigilancia electrónica (VR-21 y L-188 Electrón), la incorporación de artillería autopropulsada para el Ejército, sistemas avanzados de comunicaciones , etc.

Hola, mi nombre es Diego, y me interesaría aportar mi granito de arena a esta discusión.

En primer lugar, tendríamos que tomar algunas cosas en cuenta, además de los excelentes datos agregados por Growler.

En general, en la historia de la República Argetina cuando asumía el poder alguna dictadura, siempre se solía subir el gasto militar.

Creo que nuestro problema radica en varios puntos:

En el posteo se obvió remarcar que Argentina dos meses después de perder la Guerra del Atlántico Sur, entró en default en la llamada "Crísis de las deudas iberoaméricanas" (al igual que México y Brasil) e inclusive Alfonsín dejó de pagar los intereses de la deuda con el FMI en 1988.Se pudo salir de la cesación de pagos recién en 1993 con el famoso "Plan Brady" (del cual no voy a entrar en detalles).

Aún así en los 80”se siguió con la fabricación de los IA-58 Pucará, los primeros IA-63 Pampa, TAM, VCTP, el Proyecto Cóndor etc.

En esa etapa económica fué una de las peores en Iberoamérica, ya que las materias primas tenían un precio internacional bastante bajo (al contrario de ahora), el gran giro económico de Deng Xiaoping en la República Popular China, estaba recién madurando, y recién llegarían los cambios importantes en India una década después.
Para agrabar la situación desde 1976 a 1983 por diversos motivos la deuda externa argentina se había multiplicado por 7, y desde 1979 la taza de la FED era altísima (nadie quería poner un dólar por estos pagos). Las recetas económicas cepalinas no pudieron dar solución a estos problemas, y golpe de mercado de por medio, llegó la hiperinflación en 1989 (como en casi toda la región por esos años).

¿Ustedes hubiesen invertido en defensa con este panorama?, aún sabiendo que lamentablemente vivimos en una sociedad exitísta, y detesta las derrotas (desmalvinización).

No por nada a los 80" se le llama: "La década perdida".

Con la llegada de los conservadores y populistas de los 90" (algo impesado en la historia nacional) la situación no cambió, es más se paralizó la construcción de los TR-1700, el Salta es uno de los pocos 209 que está fuera de servicio hace años. Nada nuevo que no sepamos.

Los A-4AR si bien se empezaron a negociar por allá en 1992 (tengo los recortes pero no escáner) creo que los primeros llegaron en 1998.

Growler escribió:
Pero todo éste proceso se detiene a partir de la asunción del gobierno de De la Rúa y con la crisis del 2001 se complica seriamente debido a la devaluación del peso frente al dólar y Euro. Para entonces un repuesto que costaba 100 pesos pasó a valer 300 con lo cual durante dos años donde no hubo adquisición alguna en materia militar, solamente lo básico hecho que implicó que los stock de partes, repuestos y consumibles desaparecieran rápidamente. Muchas inspecciones se postergaron indefinidamente y docenas de novedades no pudieron solucionarse lo que provocó que muchas aeronaves quedaran en tierra con desprogramación transitoria.

A partir del 2003 con el inicio de la gestión Kirchner, éste proceso lejos de revertirse o al menos estacionarse para permitir una recuperación de la operatividad mínima, se acelera notablemente. Los años 2005 y 2006 marcan un período de difícil situación presupuestaria que obliga a dejar inactivos más del 80% de los medios de defensa de las fuerzas. A pesar de los anuncios de distintos programas –incluyendo el PAP (Programa de Acción Progresiva)- la realidad fue otra. Durante los años 2008 y 2009 se asignan respectivamente el 0,8 y el 0.9 % del PBI como presupuesto militar, o sea los dos presupuestos más bajos de la historia. No por nada la lista de medios de defensa fuera de servicio y desprogramados es la más importante de toda la historia de las FFAA’s argentinas. La Armada vió reducida su flota de mar en más de un 50%, debió desprogramar el 80% de los Super Etendard, retirar del servicio a los Xavante, disponer solamente de uno o dos Orión en servicio, perdió los helicópteros Alouette y varios Sea King quedaron fuera de servicio. La FAA tamién afrontó muchas pérdidas que ya son por todos conocidas y el Ejército si bien no sufrió grandes desprogramaciones, gran parte de su material blindado y de combate quedó sin mantenimiento.

Aunque en los dos últimos años el presupuesto se incrementó por encima del 1 % del PBI distintos informes indican que tal porcentaje no se cumplió en su totalidad debido a la práctica de la reasignación de partidas y para el 2013 ya fue anunciado un drástico recorte que en cifras reales y finales estará nuevamente por debajo del 1%.

Momento de definiciones

En base a ésta tendencia de los últimos 20/25 años queda claro que el presupuesto promedio de las FFAA’s se mantendrá en un porcentaje aproximado del 1 a 1,5% y aunque una nueva gestión lo duplique, se requerirá de al menos una década para reemplazar o renovar todo el material que hoy en más de un 75% es obsoleto. Sin embargo como tal posibilidad es muy remota, deviene necesario definir de modo específico qué fuerzas armadas necesita el país más allá de decisiones políticas de turno. Actualmente la adopción de una postura “defensista” no hace más que confirmar e incluso remarcar la tendencia de los últimos años en reducir y limitar las capacidades militares y operativas de las FFAA’s.

Nadie duda que hoy no se está en condiciones de poder afrontar una movilización medianamente importante hacia cualquier lugar del país en pocas horas y mucho menos de afrontar un combate de mediana intensidad simplemente porque 20 años de desinversión han causado efectos y daños muy específicos en la operatividad y capacidad de combate de las tres fuerzas. Negar la existencia de hipótesis de conflicto para justificar una política de desarme no es una afirmación sostenible. El lanzamiento de misiles antiaéreos de ultima generación y gran alcance de un destructor inglés realizado 30 días atrás en un ejercicio aeronaval en las proximidades de las Malvinas demuestra la existencia de una hipótesis firme y concreta. Y la inexistencia de un medio aéreo o naval para poder monitorear o simplemente vigilar el desarrollo de ése ejercicio inglés también demuestra una firme y concreta política de desarme.

Por todo lo expuesto es indudable que es necesario salir de ésta situación de estancamiento e indefinición. Más allá del color político o de quien ocupe el sillón de Rivadavia, o el porcentaje de PBI que se asigne a la defensa, el sistema actual ya está vencido y a punto de llevar a las FFAA's al borde del colapso. Hay que definir rápidamente qué fuerzas armadas se necesitan en base a una proyección actual y futura de las posibles necesidades de defensa y protección de nuestro territorio argentino, y actuar en consecuencia porque en menos de 5 años, en el plano material las FFAA's dejarán de existir como tal y resultará ridículo entonces que mantengan sus estructuras verticalistas y burocráticas como hasta ahora. El desequilibrio entre medios es cada vez mayor y el resultado final es por todos previsibles.

Para Interdefensa
Claudio Caputti

Otra vez cesación de pagos en el 2001, hasta el 2005 (y aún continua parte de la deuda fuera).

Y por fín llegamos a la actualidad, (que es bastante mala). En mi humilde opinión se necesitan cambios de raíz, las únicas cosas buenas que veo en la actual gestión es algo de desarrollo nacional e interoperatividad entre fuerzas.

El reto es económico, tenemos que llegar a tener una inflación normal de un dígito como en el resto de la región, seguridad jurídica, bancaría, combate a la corrupción, tratar de arreglar los problemas que tenemos en el CEADI, pago del Club de París, y demás acreedores que no aceptaron el canje, creación de un nuevo Banco Nacional de Desarrollo habiendo aprendido las lecciones del Banade e imitar al Bndes brasileño. Para poder tener un presupuesto tanto general como militar estable y previsible en el tiempo.

Será arduo, ya que entramos en una etápa de obsolencia en bloque.

Y sí, estoy de acuerdo con Growler, tendrían que achicar la plantilla militar, ¿es necesario tener a LADE, y LAER, además de Aerolíneas y Austral? (sólo para dar un ejemplo).

No sólo por tener un lanzamiento de Rapier cada 6 meses tenemos que darnos cuenta que hay una hipótesis de conflicto, sino que hay una base enorme en Mount Pleasant que mantiene una MÍNIMA dotación de Eurofighter, teniendo lugar para muchos más en caso de ser necesario.

Este es mi punto de vista, aceptando debatir con respeto siempre entendiendo los diversos puntos de vista.

Un saludo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Litio71



Mensajes: 2286
Fecha de inscripción: 21/09/2010

MensajeTema: Re: El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas   Lun 12 Nov 2012 - 21:35

Growler escribió:
Hablo de aeronaves "con disponibilidad inmediata" y hoy la FAA no junta 50 aeronaves de combate ni por casualidad.






-Pero lo que pasa es que se tiene que tomar en cuenta como si estuviesen todas las unidades
en servicio al mimo tiempo, aunque esto en la vida real no existe

-Por eso hay que tomar como que la FAA cuenta con sus (100) aeronaves de dotación
todas en servicio ya que si hoy cuenta con 50, el día de mañana, como ya paso en el 82,
se puede recuperar una plantilla de 80 aeronaves, no hay que pensar en lo que se tiene
hoy, si no en lo que se podría llegar a tener mañana


-Si fuese por la lógica, Chile tampoco tiene 160 aeronaves a disposición en forma inmediata



-Hoy la FAA en los papeles cuenta con

(06) Mirage IIIEA
(02) Mirage IIIDA
(08) IAI Finger IIIB
(03) IAI Dagger T
(04) Mirage 5P Mara
(30) A-4AR Fightinghawk
(04) OA-4AR Figthinghawk
(34) IA-58A/D Pucara
(18) IA-63 Pampa II
(23) EMB-312 Tucano
(04) LearJet 35A
(01) LearJet 60
(04) C-130H Hercules
(02) KC-130H Hercules
(01) L-100/30 Hercules
(01) F-28 Mk.4000
(04) F-28 Mk.1000C
(02) F-27 Mk.600
(04) F-27 Mk.400M
(04) Saab 340B
(08) DHC-6-200 Twin Otter
(02) Mi-171E
(07) Bell 212
(14) MD-500D/F
(03) AS-315B Lama
(10) Piper PA-A28
(01) Cessna 210 COMINT
(32) Cessna 180
(03) Aerocomander 500

Total = 228 Aeronaves


-Si las mediciones son parejas, con 14.000 efectivos, serian 61,4 personas por avion,
este seria el numero correcto




Saludosss Cool
Roberto


Última edición por Litio71 el Mar 13 Nov 2012 - 15:36, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas   Lun 12 Nov 2012 - 22:15

que buen post,

grow me parece que la gran cantidad de gente en las fuerzas se debe a que nadie resigna personal ante la baja de las unidades operativas, asea, si se cierra un sistema de armas, esa gente es reasignada a otros lugares.
por otra parte ten en cuenta que aunque tengamos unos cuantos M3 en vuelo, la realidad que es en los libros figuran muchos mas, y la cantidad de personal esta adecuada al numero de aeronaves, también muchas beses hay gente que solo se dedica a un sistema de armas en concreto aunque solo halla una unidad operativa, como el 767, el sh70,
concuerdo con vos en que las FAA necesitan una reorganización, pero que no se entere la presi porque convierte la fuerza de militares a militantes....

lito sinceramente vos crees que los estamos cono en el 82? que en unos meses armamos todos los aviones y los ponemos a volar? vos vistes la cantidad de aviones que se pusieron en vuelo para el centenario de la aviación? o para el cumple de la FAA.

PARA MI ES PATÉTICO LA CANTIDAD DE AERONAVES QUE TIENEN LA FUERZAS, TANTO LAS QUE VUELAN COMO LAS QUE NO VUELAN NI VOLARAN.

algo que me quedo en el tintero de la GRAN FIESTA DE FADEA, que C130 mataron para armar el que habilitaron??
porque no me digan que después de años de están en mantenimiento de golpe y porrazo le compraron todos los repuestos 0KM???
Volver arriba Ir abajo
Marcelo R. Cimino
Administrador


Mensajes: 12751
Fecha de inscripción: 12/05/2010
Edad: 49
Localización: Lomas de Zamora -Pcia Bs.As-Rep.Argentina

MensajeTema: Re: El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas   Lun 12 Nov 2012 - 23:04

Preud´homme escribió:
Growler escribió:
Introducción


Según distintos registros actualmente las FFAA’s argentinas se componen de 85.000 miembros. El Ejército es la fuerza más numerosa con 44.000 efectivos seguido por la Armada con unos 27.000 y finalmente la Fuerza Aérea con 14.000 miembros. Pero también hay que mencionar que el presupuesto militar contempla además los sueldos de cada uno de ellos como así también el de 49.500 militares en situación de retiro y de 37.500 pensionistas. Hablamos entonces de una masa salarial de 172.000 personas que actualmente absorbe más del 80% del presupuesto anual militar.

Por cantidad de miembros las FFAA’s argentinas se posicionan en quinto lugar en Sudamérica. Brasil con 342.500 efectivos lidera la región seguido por Colombia (254.000), Perú (114.000) y Venezuela (97.000). Por su parte Chile ocupa el sexto lugar con 65.000 efectivos y Ecuador el séptimo lugar con 58.000 efectivos. Esta estadística proporcionada por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) deja en claro que en la región no se aplicó ningún proceso importante de reducción de las fuerzas armadas, por el contrario Venezuela como Colombia y Brasil han ido incrementado su componente humano y material en los últimos años de modo constante.

La proporcionalidad de medios humanos se puede medir con muchos parámetros, que van desde la extensión territorial del país, las necesidades específicas de defensa, la cantidad y tipo de medios materiales, etc. pero en realidad no hay una proporción estándar o una fórmula matemática que permita establecer qué tamaño deben tener las fuerzas armadas según la extensión del país ó de la disponibilidad de medios ya que ello es imposible por responder a cuestiones propias de cada país. Pero sí se puede determinar por simple lógica si el tamaño de una fuerza en su plano humano se equipara o no con su componente material.

Actualmente la Fuerza Aérea de Chile cuenta con 11.500 efectivos y disponibilidad inmediata de unas 160 aeronaves. Ello nos da una proporción de 71 personas por cada aeronave, aunque convengamos que el cálculo puede ser engañoso ya que no todo el personal está afectado de modo directo a la actividad aérea. Aún así es un parámetro valedero. La FAA cuenta con 14.000 efectivos y una disponibilidad inmediata de 50 aeronaves. La proporción es de 280 personas por cada aeronave, o sea de un 300% más que Chile, que además cuenta con un parque aéreo superior en un 200% al caso de la FAA. Es claro entonces que no hay mucha relación ni proporcionalidad en el caso argentino.

Y en el caso puntual de la FAA el desequilibrio es más notorio aún que en el Ejército o la Armada debido principalmente porque en los últimos años la cantidad de aeronaves ha ido disminuyendo de modo considerable, pero la FAA mantiene intacta su estructura orgánica, administrativa y operativa tal como si dispusiera de 200 o 300 aeronaves en servicio. A modo de ejemplo se puede mencionar que algunas bases que no disponen de material aéreo permanente tal como Morón o Río Gallegos tienen asignados de modo permanente 250 y 225 efectivos respectivamente. Creo que muy pocos conocen que la FAA tiene el llamado Departamento de Meteorología Aeronáutica Militar que se encarga de la confección de partes e informes para cada vuelo que realiza la fuerza. El plantel lo integran nada menos que 140 meteorólogos. También se puede mencionar que la III brigada Aérea de Reconquista dispone de más de 100 computadoras de escritorio para una dotación total de 480 efectivos de los cuales como personal estable tiene asignados a 14 pilotos. La IX Brigada Aérea de Comodoro Rivadavia dispone de 420 efectivos para la operación de media docena de Saab 340 y Twin Otter. En tanto la II Brigada de Paraná cuenta con más de 230 efectivos sólo para una dotación de dos a cuatro aeronaves. Pero sin lugar a dudas son los edificios Cóndor y Alas donde debe existir la mayor cantidad de escritorios por metro cuadrado en el país ya que allí hay más de 20 direcciones que van desde Planes, Presupuesto, Administración, Finanzas, Organización, Doctrina, Asuntos Jurídicos, Bienestar, Educación, Salud, Aeronavegabilidad, Inteligencia, etc.

La situación en Ejército como en la Armada no difiere mucho y es más que obvio y evidente que por una cuestión casi de supervivencia se requiere implementar a corto plazo y de modo urgente una muy importante readecuación de personal conforme a las nuevas políticas de defensa. El colapso del sistema es previsible y aunque la palabra “reestructuración” molesta a muchos, hoy es necesaria y urgente para que estructural, funcional y orgánicamente se adapten al actual contexto presupuestario y operativo.

Los Presupuestos Militares

En los últimos 15 años el presupuesto militar ha sufrido una reducción permanente y constante limitándose casi exclusivamente a financiar los sueldos y una mínima operatividad de las fuerzas. Ello ha provocado que en el plano material una gran cantidad de medios hayan quedado fuera de servicio por falta de mantenimiento y que muchos planes de renovación o reequipamiento hayan sido cancelados. La consecuencia es automática y se refleja directamente sobre las capacidades de las fuerzas, que año a año van disminuyendo de modo notable su operatividad. Menores capacidades implican menor operatividad.

No hay consenso de cuando se inició ésta verdadera descapitalización de medios materiales en las FFAA’s pero históricamente se pueden rastrear varios datos al respecto.

1980: Presupuesto U$M 9.198 (4,4 % del PBI)
1990: Presupuesto U$M 2.052 (1,45 % del PBI)
2000: Presupuesto U$M 3.739 ( 1,35 % del PBI)
2008: Presupuesto U$M 2.830 (0.8 % del PBI)
2010: Presupuesto U$M 4.200 (0.9 % del PBI)

Tal como vemos a partir de 1983 con la recuperación de la democracia, el presupuesto militar argentino pasó de un 4% a un 2.5 a 2,0 % del PBI, el cual en los años 90’s varió del 2,0 al 1,5 % y a partir del año 2000 descendió por debajo de ése mínimo alcanzando el récord histórico en el año 2008 con solamente un 0,8% del PBI.

Aunque la primera reducción de importancia se dio entre 1983 y 1989, en dicho período el porcentaje permitía un nivel de adquisiciones militares respetable. Así fueron incorporados los entrenadores Tucano, los primeros Pampa, helicópteros Fennec para la Armada, los cazabombarderos A-4AR, más transportes Hércules y helicópteros UH-1H, patrulleros Orión, la modernización de los Tracker, Dagger y Mirage M.5, la incorporación a la Armada de las corbetas Meko 140, los destructores Meko 360, submarinos TR-1700, modificaciones de aeronaves para vigilancia electrónica (VR-21 y L-188 Electrón), la incorporación de artillería autopropulsada para el Ejército, sistemas avanzados de comunicaciones , etc.

Hola, mi nombre es Diego, y me interesaría aportar mi granito de arena a esta discusión.

En primer lugar, tendríamos que tomar algunas cosas en cuenta, además de los excelentes datos agregados por Growler.

En general, en la historia de la República Argetina cuando asumía el poder alguna dictadura, siempre se solía subir el gasto militar.

Creo que nuestro problema radica en varios puntos:

En el posteo se obvió remarcar que Argentina dos meses después de perder la Guerra del Atlántico Sur, entró en default en la llamada "Crísis de las deudas iberoaméricanas" (al igual que México y Brasil) e inclusive Alfonsín dejó de pagar los intereses de la deuda con el FMI en 1988.Se pudo salir de la cesación de pagos recién en 1993 con el famoso "Plan Brady" (del cual no voy a entrar en detalles).

Aún así en los 80”se siguió con la fabricación de los IA-58 Pucará, los primeros IA-63 Pampa, TAM, VCTP, el Proyecto Cóndor etc.

En esa etapa económica fué una de las peores en Iberoamérica, ya que las materias primas tenían un precio internacional bastante bajo (al contrario de ahora), el gran giro económico de Deng Xiaoping en la República Popular China, estaba recién madurando, y recién llegarían los cambios importantes en India una década después.
Para agrabar la situación desde 1976 a 1983 por diversos motivos la deuda externa argentina se había multiplicado por 7, y desde 1979 la taza de la FED era altísima (nadie quería poner un dólar por estos pagos). Las recetas económicas cepalinas no pudieron dar solución a estos problemas, y golpe de mercado de por medio, llegó la hiperinflación en 1989 (como en casi toda la región por esos años).

¿Ustedes hubiesen invertido en defensa con este panorama?, aún sabiendo que lamentablemente vivimos en una sociedad exitísta, y detesta las derrotas (desmalvinización).

No por nada a los 80" se le llama: "La década perdida".

Con la llegada de los conservadores y populistas de los 90" (algo impesado en la historia nacional) la situación no cambió, es más se paralizó la construcción de los TR-1700, el Salta es uno de los pocos 209 que está fuera de servicio hace años. Nada nuevo que no sepamos.

Los A-4AR si bien se empezaron a negociar por allá en 1992 (tengo los recortes pero no escáner) creo que los primeros llegaron en 1998.

Growler escribió:
Pero todo éste proceso se detiene a partir de la asunción del gobierno de De la Rúa y con la crisis del 2001 se complica seriamente debido a la devaluación del peso frente al dólar y Euro. Para entonces un repuesto que costaba 100 pesos pasó a valer 300 con lo cual durante dos años donde no hubo adquisición alguna en materia militar, solamente lo básico hecho que implicó que los stock de partes, repuestos y consumibles desaparecieran rápidamente. Muchas inspecciones se postergaron indefinidamente y docenas de novedades no pudieron solucionarse lo que provocó que muchas aeronaves quedaran en tierra con desprogramación transitoria.

A partir del 2003 con el inicio de la gestión Kirchner, éste proceso lejos de revertirse o al menos estacionarse para permitir una recuperación de la operatividad mínima, se acelera notablemente. Los años 2005 y 2006 marcan un período de difícil situación presupuestaria que obliga a dejar inactivos más del 80% de los medios de defensa de las fuerzas. A pesar de los anuncios de distintos programas –incluyendo el PAP (Programa de Acción Progresiva)- la realidad fue otra. Durante los años 2008 y 2009 se asignan respectivamente el 0,8 y el 0.9 % del PBI como presupuesto militar, o sea los dos presupuestos más bajos de la historia. No por nada la lista de medios de defensa fuera de servicio y desprogramados es la más importante de toda la historia de las FFAA’s argentinas. La Armada vió reducida su flota de mar en más de un 50%, debió desprogramar el 80% de los Super Etendard, retirar del servicio a los Xavante, disponer solamente de uno o dos Orión en servicio, perdió los helicópteros Alouette y varios Sea King quedaron fuera de servicio. La FAA tamién afrontó muchas pérdidas que ya son por todos conocidas y el Ejército si bien no sufrió grandes desprogramaciones, gran parte de su material blindado y de combate quedó sin mantenimiento.

Aunque en los dos últimos años el presupuesto se incrementó por encima del 1 % del PBI distintos informes indican que tal porcentaje no se cumplió en su totalidad debido a la práctica de la reasignación de partidas y para el 2013 ya fue anunciado un drástico recorte que en cifras reales y finales estará nuevamente por debajo del 1%.

Momento de definiciones

En base a ésta tendencia de los últimos 20/25 años queda claro que el presupuesto promedio de las FFAA’s se mantendrá en un porcentaje aproximado del 1 a 1,5% y aunque una nueva gestión lo duplique, se requerirá de al menos una década para reemplazar o renovar todo el material que hoy en más de un 75% es obsoleto. Sin embargo como tal posibilidad es muy remota, deviene necesario definir de modo específico qué fuerzas armadas necesita el país más allá de decisiones políticas de turno. Actualmente la adopción de una postura “defensista” no hace más que confirmar e incluso remarcar la tendencia de los últimos años en reducir y limitar las capacidades militares y operativas de las FFAA’s.

Nadie duda que hoy no se está en condiciones de poder afrontar una movilización medianamente importante hacia cualquier lugar del país en pocas horas y mucho menos de afrontar un combate de mediana intensidad simplemente porque 20 años de desinversión han causado efectos y daños muy específicos en la operatividad y capacidad de combate de las tres fuerzas. Negar la existencia de hipótesis de conflicto para justificar una política de desarme no es una afirmación sostenible. El lanzamiento de misiles antiaéreos de ultima generación y gran alcance de un destructor inglés realizado 30 días atrás en un ejercicio aeronaval en las proximidades de las Malvinas demuestra la existencia de una hipótesis firme y concreta. Y la inexistencia de un medio aéreo o naval para poder monitorear o simplemente vigilar el desarrollo de ése ejercicio inglés también demuestra una firme y concreta política de desarme.

Por todo lo expuesto es indudable que es necesario salir de ésta situación de estancamiento e indefinición. Más allá del color político o de quien ocupe el sillón de Rivadavia, o el porcentaje de PBI que se asigne a la defensa, el sistema actual ya está vencido y a punto de llevar a las FFAA's al borde del colapso. Hay que definir rápidamente qué fuerzas armadas se necesitan en base a una proyección actual y futura de las posibles necesidades de defensa y protección de nuestro territorio argentino, y actuar en consecuencia porque en menos de 5 años, en el plano material las FFAA's dejarán de existir como tal y resultará ridículo entonces que mantengan sus estructuras verticalistas y burocráticas como hasta ahora. El desequilibrio entre medios es cada vez mayor y el resultado final es por todos previsibles.

Para Interdefensa
Claudio Caputti

Otra vez cesación de pagos en el 2001, hasta el 2005 (y aún continua parte de la deuda fuera).

Y por fín llegamos a la actualidad, (que es bastante mala). En mi humilde opinión se necesitan cambios de raíz, las únicas cosas buenas que veo en la actual gestión es algo de desarrollo nacional e interoperatividad entre fuerzas.

El reto es económico, tenemos que llegar a tener una inflación normal de un dígito como en el resto de la región, seguridad jurídica, bancaría, combate a la corrupción, tratar de arreglar los problemas que tenemos en el CEADI, pago del Club de París, y demás acreedores que no aceptaron el canje, creación de un nuevo Banco Nacional de Desarrollo habiendo aprendido las lecciones del Banade e imitar al Bndes brasileño. Para poder tener un presupuesto tanto general como militar estable y previsible en el tiempo.

Será arduo, ya que entramos en una etápa de obsolencia en bloque.

Y sí, estoy de acuerdo con Growler, tendrían que achicar la plantilla militar, ¿es necesario tener a LADE, y LAER, además de Aerolíneas y Austral? (sólo para dar un ejemplo).

No sólo por tener un lanzamiento de Rapier cada 6 meses tenemos que darnos cuenta que hay una hipótesis de conflicto, sino que hay una base enorme en Mount Pleasant que mantiene una MÍNIMA dotación de Eurofighter, teniendo lugar para muchos más en caso de ser necesario.

Este es mi punto de vista, aceptando debatir con respeto siempre entendiendo los diversos puntos de vista.

Un saludo.

Estimado Preud´homme , bienvenido al foro amigo!
Desde ya impecable su análisis.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Preud´homme



Mensajes: 57
Fecha de inscripción: 01/11/2012
Edad: 37
Localización: Villa Marista

MensajeTema: Re: El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas   Lun 12 Nov 2012 - 23:22

[quote="Marcelo R.Cimino"]
Preud´homme escribió:


Estimado Preud´homme , bienvenido al foro amigo!
Desde ya impecable su análisis.

Saludos

Muchas gracias Marcelo, siempre los solía leer, es excelente, y carece de las discusiones absurdas de otros foros.

Pero podés tutearme tengo 35 años. Very Happy

Un saludo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
CH-14



Mensajes: 1268
Fecha de inscripción: 13/06/2012

MensajeTema: Re: El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas   Lun 12 Nov 2012 - 23:45

Marcelo R.Cimino escribió:
Preud´homme escribió:
Growler escribió:
Introducción


Según distintos registros actualmente las FFAA’s argentinas se componen de 85.000 miembros. El Ejército es la fuerza más numerosa con 44.000 efectivos seguido por la Armada con unos 27.000 y finalmente la Fuerza Aérea con 14.000 miembros. Pero también hay que mencionar que el presupuesto militar contempla además los sueldos de cada uno de ellos como así también el de 49.500 militares en situación de retiro y de 37.500 pensionistas. Hablamos entonces de una masa salarial de 172.000 personas que actualmente absorbe más del 80% del presupuesto anual militar.

Por cantidad de miembros las FFAA’s argentinas se posicionan en quinto lugar en Sudamérica. Brasil con 342.500 efectivos lidera la región seguido por Colombia (254.000), Perú (114.000) y Venezuela (97.000). Por su parte Chile ocupa el sexto lugar con 65.000 efectivos y Ecuador el séptimo lugar con 58.000 efectivos. Esta estadística proporcionada por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) deja en claro que en la región no se aplicó ningún proceso importante de reducción de las fuerzas armadas, por el contrario Venezuela como Colombia y Brasil han ido incrementado su componente humano y material en los últimos años de modo constante.

La proporcionalidad de medios humanos se puede medir con muchos parámetros, que van desde la extensión territorial del país, las necesidades específicas de defensa, la cantidad y tipo de medios materiales, etc. pero en realidad no hay una proporción estándar o una fórmula matemática que permita establecer qué tamaño deben tener las fuerzas armadas según la extensión del país ó de la disponibilidad de medios ya que ello es imposible por responder a cuestiones propias de cada país. Pero sí se puede determinar por simple lógica si el tamaño de una fuerza en su plano humano se equipara o no con su componente material.

Actualmente la Fuerza Aérea de Chile cuenta con 11.500 efectivos y disponibilidad inmediata de unas 160 aeronaves. Ello nos da una proporción de 71 personas por cada aeronave, aunque convengamos que el cálculo puede ser engañoso ya que no todo el personal está afectado de modo directo a la actividad aérea. Aún así es un parámetro valedero. La FAA cuenta con 14.000 efectivos y una disponibilidad inmediata de 50 aeronaves. La proporción es de 280 personas por cada aeronave, o sea de un 300% más que Chile, que además cuenta con un parque aéreo superior en un 200% al caso de la FAA. Es claro entonces que no hay mucha relación ni proporcionalidad en el caso argentino.

Y en el caso puntual de la FAA el desequilibrio es más notorio aún que en el Ejército o la Armada debido principalmente porque en los últimos años la cantidad de aeronaves ha ido disminuyendo de modo considerable, pero la FAA mantiene intacta su estructura orgánica, administrativa y operativa tal como si dispusiera de 200 o 300 aeronaves en servicio. A modo de ejemplo se puede mencionar que algunas bases que no disponen de material aéreo permanente tal como Morón o Río Gallegos tienen asignados de modo permanente 250 y 225 efectivos respectivamente. Creo que muy pocos conocen que la FAA tiene el llamado Departamento de Meteorología Aeronáutica Militar que se encarga de la confección de partes e informes para cada vuelo que realiza la fuerza. El plantel lo integran nada menos que 140 meteorólogos. También se puede mencionar que la III brigada Aérea de Reconquista dispone de más de 100 computadoras de escritorio para una dotación total de 480 efectivos de los cuales como personal estable tiene asignados a 14 pilotos. La IX Brigada Aérea de Comodoro Rivadavia dispone de 420 efectivos para la operación de media docena de Saab 340 y Twin Otter. En tanto la II Brigada de Paraná cuenta con más de 230 efectivos sólo para una dotación de dos a cuatro aeronaves. Pero sin lugar a dudas son los edificios Cóndor y Alas donde debe existir la mayor cantidad de escritorios por metro cuadrado en el país ya que allí hay más de 20 direcciones que van desde Planes, Presupuesto, Administración, Finanzas, Organización, Doctrina, Asuntos Jurídicos, Bienestar, Educación, Salud, Aeronavegabilidad, Inteligencia, etc.

La situación en Ejército como en la Armada no difiere mucho y es más que obvio y evidente que por una cuestión casi de supervivencia se requiere implementar a corto plazo y de modo urgente una muy importante readecuación de personal conforme a las nuevas políticas de defensa. El colapso del sistema es previsible y aunque la palabra “reestructuración” molesta a muchos, hoy es necesaria y urgente para que estructural, funcional y orgánicamente se adapten al actual contexto presupuestario y operativo.

Los Presupuestos Militares

En los últimos 15 años el presupuesto militar ha sufrido una reducción permanente y constante limitándose casi exclusivamente a financiar los sueldos y una mínima operatividad de las fuerzas. Ello ha provocado que en el plano material una gran cantidad de medios hayan quedado fuera de servicio por falta de mantenimiento y que muchos planes de renovación o reequipamiento hayan sido cancelados. La consecuencia es automática y se refleja directamente sobre las capacidades de las fuerzas, que año a año van disminuyendo de modo notable su operatividad. Menores capacidades implican menor operatividad.

No hay consenso de cuando se inició ésta verdadera descapitalización de medios materiales en las FFAA’s pero históricamente se pueden rastrear varios datos al respecto.

1980: Presupuesto U$M 9.198 (4,4 % del PBI)
1990: Presupuesto U$M 2.052 (1,45 % del PBI)
2000: Presupuesto U$M 3.739 ( 1,35 % del PBI)
2008: Presupuesto U$M 2.830 (0.8 % del PBI)
2010: Presupuesto U$M 4.200 (0.9 % del PBI)

Tal como vemos a partir de 1983 con la recuperación de la democracia, el presupuesto militar argentino pasó de un 4% a un 2.5 a 2,0 % del PBI, el cual en los años 90’s varió del 2,0 al 1,5 % y a partir del año 2000 descendió por debajo de ése mínimo alcanzando el récord histórico en el año 2008 con solamente un 0,8% del PBI.

Aunque la primera reducción de importancia se dio entre 1983 y 1989, en dicho período el porcentaje permitía un nivel de adquisiciones militares respetable. Así fueron incorporados los entrenadores Tucano, los primeros Pampa, helicópteros Fennec para la Armada, los cazabombarderos A-4AR, más transportes Hércules y helicópteros UH-1H, patrulleros Orión, la modernización de los Tracker, Dagger y Mirage M.5, la incorporación a la Armada de las corbetas Meko 140, los destructores Meko 360, submarinos TR-1700, modificaciones de aeronaves para vigilancia electrónica (VR-21 y L-188 Electrón), la incorporación de artillería autopropulsada para el Ejército, sistemas avanzados de comunicaciones , etc.

Hola, mi nombre es Diego, y me interesaría aportar mi granito de arena a esta discusión.

En primer lugar, tendríamos que tomar algunas cosas en cuenta, además de los excelentes datos agregados por Growler.

En general, en la historia de la República Argetina cuando asumía el poder alguna dictadura, siempre se solía subir el gasto militar.

Creo que nuestro problema radica en varios puntos:

En el posteo se obvió remarcar que Argentina dos meses después de perder la Guerra del Atlántico Sur, entró en default en la llamada "Crísis de las deudas iberoaméricanas" (al igual que México y Brasil) e inclusive Alfonsín dejó de pagar los intereses de la deuda con el FMI en 1988.Se pudo salir de la cesación de pagos recién en 1993 con el famoso "Plan Brady" (del cual no voy a entrar en detalles).

Aún así en los 80”se siguió con la fabricación de los IA-58 Pucará, los primeros IA-63 Pampa, TAM, VCTP, el Proyecto Cóndor etc.

En esa etapa económica fué una de las peores en Iberoamérica, ya que las materias primas tenían un precio internacional bastante bajo (al contrario de ahora), el gran giro económico de Deng Xiaoping en la República Popular China, estaba recién madurando, y recién llegarían los cambios importantes en India una década después.
Para agrabar la situación desde 1976 a 1983 por diversos motivos la deuda externa argentina se había multiplicado por 7, y desde 1979 la taza de la FED era altísima (nadie quería poner un dólar por estos pagos). Las recetas económicas cepalinas no pudieron dar solución a estos problemas, y golpe de mercado de por medio, llegó la hiperinflación en 1989 (como en casi toda la región por esos años).

¿Ustedes hubiesen invertido en defensa con este panorama?, aún sabiendo que lamentablemente vivimos en una sociedad exitísta, y detesta las derrotas (desmalvinización).

No por nada a los 80" se le llama: "La década perdida".

Con la llegada de los conservadores y populistas de los 90" (algo impesado en la historia nacional) la situación no cambió, es más se paralizó la construcción de los TR-1700, el Salta es uno de los pocos 209 que está fuera de servicio hace años. Nada nuevo que no sepamos.

Los A-4AR si bien se empezaron a negociar por allá en 1992 (tengo los recortes pero no escáner) creo que los primeros llegaron en 1998.

Growler escribió:
Pero todo éste proceso se detiene a partir de la asunción del gobierno de De la Rúa y con la crisis del 2001 se complica seriamente debido a la devaluación del peso frente al dólar y Euro. Para entonces un repuesto que costaba 100 pesos pasó a valer 300 con lo cual durante dos años donde no hubo adquisición alguna en materia militar, solamente lo básico hecho que implicó que los stock de partes, repuestos y consumibles desaparecieran rápidamente. Muchas inspecciones se postergaron indefinidamente y docenas de novedades no pudieron solucionarse lo que provocó que muchas aeronaves quedaran en tierra con desprogramación transitoria.

A partir del 2003 con el inicio de la gestión Kirchner, éste proceso lejos de revertirse o al menos estacionarse para permitir una recuperación de la operatividad mínima, se acelera notablemente. Los años 2005 y 2006 marcan un período de difícil situación presupuestaria que obliga a dejar inactivos más del 80% de los medios de defensa de las fuerzas. A pesar de los anuncios de distintos programas –incluyendo el PAP (Programa de Acción Progresiva)- la realidad fue otra. Durante los años 2008 y 2009 se asignan respectivamente el 0,8 y el 0.9 % del PBI como presupuesto militar, o sea los dos presupuestos más bajos de la historia. No por nada la lista de medios de defensa fuera de servicio y desprogramados es la más importante de toda la historia de las FFAA’s argentinas. La Armada vió reducida su flota de mar en más de un 50%, debió desprogramar el 80% de los Super Etendard, retirar del servicio a los Xavante, disponer solamente de uno o dos Orión en servicio, perdió los helicópteros Alouette y varios Sea King quedaron fuera de servicio. La FAA tamién afrontó muchas pérdidas que ya son por todos conocidas y el Ejército si bien no sufrió grandes desprogramaciones, gran parte de su material blindado y de combate quedó sin mantenimiento.

Aunque en los dos últimos años el presupuesto se incrementó por encima del 1 % del PBI distintos informes indican que tal porcentaje no se cumplió en su totalidad debido a la práctica de la reasignación de partidas y para el 2013 ya fue anunciado un drástico recorte que en cifras reales y finales estará nuevamente por debajo del 1%.

Momento de definiciones

En base a ésta tendencia de los últimos 20/25 años queda claro que el presupuesto promedio de las FFAA’s se mantendrá en un porcentaje aproximado del 1 a 1,5% y aunque una nueva gestión lo duplique, se requerirá de al menos una década para reemplazar o renovar todo el material que hoy en más de un 75% es obsoleto. Sin embargo como tal posibilidad es muy remota, deviene necesario definir de modo específico qué fuerzas armadas necesita el país más allá de decisiones políticas de turno. Actualmente la adopción de una postura “defensista” no hace más que confirmar e incluso remarcar la tendencia de los últimos años en reducir y limitar las capacidades militares y operativas de las FFAA’s.

Nadie duda que hoy no se está en condiciones de poder afrontar una movilización medianamente importante hacia cualquier lugar del país en pocas horas y mucho menos de afrontar un combate de mediana intensidad simplemente porque 20 años de desinversión han causado efectos y daños muy específicos en la operatividad y capacidad de combate de las tres fuerzas. Negar la existencia de hipótesis de conflicto para justificar una política de desarme no es una afirmación sostenible. El lanzamiento de misiles antiaéreos de ultima generación y gran alcance de un destructor inglés realizado 30 días atrás en un ejercicio aeronaval en las proximidades de las Malvinas demuestra la existencia de una hipótesis firme y concreta. Y la inexistencia de un medio aéreo o naval para poder monitorear o simplemente vigilar el desarrollo de ése ejercicio inglés también demuestra una firme y concreta política de desarme.

Por todo lo expuesto es indudable que es necesario salir de ésta situación de estancamiento e indefinición. Más allá del color político o de quien ocupe el sillón de Rivadavia, o el porcentaje de PBI que se asigne a la defensa, el sistema actual ya está vencido y a punto de llevar a las FFAA's al borde del colapso. Hay que definir rápidamente qué fuerzas armadas se necesitan en base a una proyección actual y futura de las posibles necesidades de defensa y protección de nuestro territorio argentino, y actuar en consecuencia porque en menos de 5 años, en el plano material las FFAA's dejarán de existir como tal y resultará ridículo entonces que mantengan sus estructuras verticalistas y burocráticas como hasta ahora. El desequilibrio entre medios es cada vez mayor y el resultado final es por todos previsibles.

Para Interdefensa
Claudio Caputti

Otra vez cesación de pagos en el 2001, hasta el 2005 (y aún continua parte de la deuda fuera).

Y por fín llegamos a la actualidad, (que es bastante mala). En mi humilde opinión se necesitan cambios de raíz, las únicas cosas buenas que veo en la actual gestión es algo de desarrollo nacional e interoperatividad entre fuerzas.

El reto es económico, tenemos que llegar a tener una inflación normal de un dígito como en el resto de la región, seguridad jurídica, bancaría, combate a la corrupción, tratar de arreglar los problemas que tenemos en el CEADI, pago del Club de París, y demás acreedores que no aceptaron el canje, creación de un nuevo Banco Nacional de Desarrollo habiendo aprendido las lecciones del Banade e imitar al Bndes brasileño. Para poder tener un presupuesto tanto general como militar estable y previsible en el tiempo.

Será arduo, ya que entramos en una etápa de obsolencia en bloque.

Y sí, estoy de acuerdo con Growler, tendrían que achicar la plantilla militar, ¿es necesario tener a LADE, y LAER, además de Aerolíneas y Austral? (sólo para dar un ejemplo).

No sólo por tener un lanzamiento de Rapier cada 6 meses tenemos que darnos cuenta que hay una hipótesis de conflicto, sino que hay una base enorme en Mount Pleasant que mantiene una MÍNIMA dotación de Eurofighter, teniendo lugar para muchos más en caso de ser necesario.

Este es mi punto de vista, aceptando debatir con respeto siempre entendiendo los diversos puntos de vista.

Un saludo.

Estimado Preud´homme , bienvenido al foro amigo!
Desde ya impecable su análisis.

Saludos


El análisis está bárbaro, y las comparaciones son odiosas, nuestros vecinos no han tenido los problemas que nosotros tuvimos, y de los cuales estamos saliendo recién de muchos de ellos, hablan de los 80 como la década perdida, y los noventa?, era un país devastado yo viví aquí en mi país y viví lamentablemente estos años desastrosos, no es fácil recuperar las capacidades perdidas, fíjense nomás que recién ahora se vuelve a fabricar chapa naval, la Fabrica militar de aviones de Córdoba recién este año se está consolidando en sus trabajos( luego de la reestatización, reclamo que nadie puso en discusión, creo), con buena proyección futura, fué un país devastado por privatizaciones nefastas que nos atrasaron años, destrucción sistemática del Estado y de la nación me atrevería a decir, no pienso hablar de política, porque éso tergiversa todo, ya que somos pasionales y solemos poner en la opinión el carro delante del caballo, no nos podemos comparar con nuestros vecinos porque ellos no sufrieron ni una cuarta parte de lo que pasamos nosotros, además Chile se favoreció con Malvinas, Brasil nunca dejó de tener buena relación con Inglaterra, y no se privatizó nada en los noventa ( no se llegó a éso aunque estuvieron cerca), si despiden gente de las FFAA. no quiero imaginarme el revuelo que se generaría, y este gobierno no lo va a hacer, lo que va a hacer es lo que viene haciendo que es recuperar capacidades y generar el ámbito para que se genere una industria de defensa, ésa es la filosofía que se viene encarando y Uds,. mismos reflejan en los informes que publican, sólo hay que leerlas, y darse cuenta que el gobierno cree que hay que sustituir importaciones, de todo tipo, ni hablar en el sistema de defensa luego de Malvinas quedó en claro que debemos depender de nosotros mismos en lo posible en todo, y creo desde mi humilde opinión que se están dando los pasos en ése sentido, sólo que no se va a hacer de la noche a la mañana por lo expuesto en este comentario. Saludos

A ésto me refiero cuando hablo de industria para defensa y hay que leer atentamente, como estaban las cosas y que es lo que se pretende de los astilleros de la fabrica de aviones y de la industria argentina para la defensa en general fuentes ...http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-202561-2012-09-04.htmlhttp://www.infodefensa.com/?noticia=fadea-suscribe-un-convenio-con-la-empresa-invap-para-la-produccion-de-radares-y-avionica
http://www.mindef.gov.ar/mindef_ciencia_tecno_prod/index.php


Última edición por CH-14 el Mar 13 Nov 2012 - 6:55, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
elperro



Mensajes: 1306
Fecha de inscripción: 17/10/2010
Edad: 35
Localización: Cba

MensajeTema: Re: El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas   Mar 13 Nov 2012 - 1:15

Growler escribió:


No hay consenso de cuando se inició ésta verdadera descapitalización de medios materiales en las FFAA’s pero históricamente se pueden rastrear varios datos al respecto.

1980: Presupuesto U$M 9.198 (4,4 % del PBI)
1990: Presupuesto U$M 2.052 (1,45 % del PBI)
2000: Presupuesto U$M 3.739 ( 1,35 % del PBI)
2008: Presupuesto U$M 2.830 (0.8 % del PBI)
2010: Presupuesto U$M 4.200 (0.9 % del PBI)



De acuerdo a esto el dolar se devaluo alrededor del 6% anual desde 1990 al 2010. Porque si no estoy haciendo mal el calculo 4200 es mas del doble de 2052.

Saludos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Growler
Administrador


Mensajes: 5920
Fecha de inscripción: 12/05/2010
Edad: 49

MensajeTema: Re: El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas   Mar 13 Nov 2012 - 9:09

Gracias a todos por sus aportes.

Aquí hay una síntesis y muy gráfica que resume lo mencionado en la nota:


Observen los niveles de inversiones y la desproporción entre salarios y gastos. Solamente recortando un 5% en salarios, las inversiones podrían multiplicarse por 3 o 4.

Lamentablemente no hay información oficial del 2004 a la fecha, pero no hubo ninguna variación de importancia, excepto que los items de Inversiones y Funcionamiento el porcentaje se ha reducido.



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario En línea
CH-14



Mensajes: 1268
Fecha de inscripción: 13/06/2012

MensajeTema: Re: El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas   Mar 13 Nov 2012 - 12:04

Growler escribió:
Gracias a todos por sus aportes.

Aquí hay una síntesis y muy gráfica que resume lo mencionado en la nota:


Observen los niveles de inversiones y la desproporción entre salarios y gastos. Solamente recortando un 5% en salarios, las inversiones podrían multiplicarse por 3 o 4.

Lamentablemente no hay información oficial del 2004 a la fecha, pero no hubo ninguna variación de importancia, excepto que los items de Inversiones y Funcionamiento el porcentaje se ha reducido.




Así estaban la FFAA. hasta el 2003 ! Los salarios no los van a tocar, lo que puede ser no el corto tiempo es que se le asignen más recursos, pero éso dependerá de la evolución de la balanza comercial, ya que el mundo está complicado, y no tiene visos de solución al corto plazo, si esos países se repondrían económicamente el mundo comercial sería menos complicado para el resto de los países.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 10.Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

 Temas similares

-
» El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas
» Rol de las Fuerzas Armadas Argentinas.
» Cientos de armas adquiridas para las Fuerzas Armadas argentinas están en las calles tras robos de arsenales no investigados
» Fuerzas Armadas argentinas: Sin aviones, sin barcos, sin municiones...
» NUEVO VIDEO FUERZAS ARMADAS ARGENTINAS KNOW HOW

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 ::  :: -