ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Comparte | 
 

 FUSIL DE ASALTO M16, MAYOR PROYECCIÓN FUTURA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
trueno_alfa



Mensajes: 264
Fecha de inscripción: 24/11/2010

MensajeTema: FUSIL DE ASALTO M16, MAYOR PROYECCIÓN FUTURA   Lun 16 Jul 2012 - 8:42

FUSIL DE ASALTO M16, MAYOR PROYECCIÓN FUTURA



Militares de unidades regulares y de aquellas consideradas de carácter "especial", personal de seguridad y "contractors" destinados en distintas "zonas calientes" del planeta, aficionados al tiro, agentes de Policía de las más variadas organizaciones estadounidenses, oficiales adscritos a tareas de vigilancia y protección de VIP's (Very Important Persons),…, son algunos de los colectivos en los que ha calado hondo un diseño de fusil de asalto.

Por: Juan Carlos iribarren

Nos referimos al M16 y más específicamente a sus versiones "cortas", de entre las que destaca tanto el ahora más difundido M4/M4A1 como versiones surgidas bajo criterios específicos; entre ellas, modelos tan interesantes como el Mk18 CQB (Close Quarter Battle), destinado a acciones de combate especialmente dinámicas que se desarrollen en áreas urbanizadas o en entornos cerrados, o el Mk12 SPR (Special Purpose Rifle) que es una transformación optimizada para conseguir emplearlo como arma de precisión extrema en un rango de distancias cortas y medias.

Mucho juego

La amplia difusión internacional que hoy en día tienen estos diseños, y que sigue creciendo casi de forma exponencial año a año, se debe a muchos factores. Uno es el que se aposenta en la evolución del concepto y en las numerosas soluciones técnicas, accesorios, complementos y variantes surgidas del diseño original, lo que le ha dado unas posibilidades casi infinitas de crecimiento y sustenta que, previsiblemente, siga siendo usado dentro de tres, cuatro o más décadas. Otra es la que ha llamado la atención de numerosos fabricantes, pues cada día son más las compañías que se suman a su fabricación. Y no son, como sucedía sólo hace unos años, pequeños talleres estadounidenses más o menos especializados que se animaban a producirlo en pequeños lotes. La realidad más reciente incluye a firmas como Smith & Wesson, Ruger y hasta Sig-Sauer, sin olvidarnos de la germana Heckler & Koch (HK) o la suiza Astra, las que lo producen en cantidades cada vez mayores, las que ahora demanda el mercado.

Se trata de una realidad curiosa, que no tiene parangón en otros modelos de fusil de asalto y ha permitido que los M16/M4 superen en cualidades técnicas y posibilidades operativas a otro mítico, el AK47, robusto pero simple y casi nada evolucionado. El estadounidense sí lo ha hecho y el proceso se sustenta en unas firmes bases y en una elaborada y cuidada configuración de desarrollo. Fue, en los años cincuenta del siglo pasado cuando se concretó su concepción. Eugene Stoner puso a punto el AR-10 del 7,62x51mm (.308 Winchester) y partiendo de él una versión más ligera y compacta, el AR-15 del .223 Remington, munición luego estandarizada como militar bajo la designación de 5,56x45mm. Nos remontamos al año 1956, y pronto hará sesenta de ello.
Ahora, cuando las Fuerzas Armadas estadounidenses, que son su principal usuario en número y variantes, siguen cuestionándose si adoptar un nuevo diseño que permita, poco a poco pero en un proceso claro y contundente, reemplazarlo, lo que nos encontramos es que siguen presentándose una serie de novedades que hacen que este fusil siga siendo mejor de lo que nunca fue.

Y podría preguntarse el lector ¿porqué es tan apreciado si las informaciones sobre su eficacia en combate no son nada positivas?. Pues hay una respuesta clara, porque el arma no es tan ineficaz como algunos la quieren presentar ni tan poco resolutiva. Es más, presenta muchos detalles que hacen que sea, y que lo siga siendo por muchos años, un referente con el que propuestas mucho más modernas, y aparentemente más novedosas, se miden. Analizando de forma somera lo que ofrece encontramos que al estar fabricado con un armazón superior e inferior de aluminio aporta ligereza, una cualidad a la que hay que sumar el poder de adaptación. Cañones más o menos cortos, guardamanos con anclajes tipo Picatinny-1913 donde situar aquellos accesorios y complementos que el usuario pueda necesitar, culatas cortas o largas pensadas para distintas necesidades y adaptadas a las morfologías más diversas,…, son una realidad clara. Se ha criticado mucho que no es duro, pero la realidad es que si se mantiene adecuadamente limpio y convenientemente engrasado –no mucho, sobre todo en climas extremos o áridos- funciona a la perfección. Más de un profesional que lo haya probado podrá aseverarlo. Si hay alguna interrupción, que suele ser propiciada por un cargador ineficaz o por una munición de mala calidad, el incidente se subsana rápido. Su aparentemente baja letalidad –un punto sobre el que se sigue postulando y cuestionando- es inherente a la propia munición del 5,56x45mm que dispara, cartucho bastante similar al deportivo .223 Remington aunque algo más potente. Opciones para variar su potencia hay muchas y más de uno ha postulado la adopción de nuevos calibres; seguramente, lo más inteligente, y a la vez óptimo, sería, como ya han hecho distintos cuerpos militares de los Estados Unidos, adoptar municiones evolucionadas en las que la carga de pólvora y masa del proyectil, hábilmente combinadas, sean capaces de ofrecer aquellos efectos de letalidad que se busquen.

No sólo Colt

Por muchos años ha sido la firma Colt Firearms Company la que lo ha fabricado en mayor número. Ahora sigue haciéndolo y trabaja en conceptos evolucionados de lo más interesante, modelos que puede que tengan éxito comercial y sean el referente con el que algunos puedan reemplazar versiones más antiguas. Sí, M16 reemplazando a M16. La vigencia del concepto sigue tan actual como siempre y sólo hay que buscar, e introducir de forma conveniente, aquellos matices que puedan resultar oportunos en un momento dado. De ello, han dado buena cuenta distintas compañías y ya ofrecen sus propios fusiles de asalto en opciones más o menos elaboradas, en función del coste final que se quiera dar y de las prestaciones finales que se desee obtener.

Mejorando lo que son las capacidades genéricas de este diseño, que sigo diciendo son muchas y de lo más positivo, hay que tener en cuenta diversos factores que se han ido añadiendo al mismo para mejorar su versatilidad, y en ellos nos vamos a centrar ahora. Uno sería la fiabilidad. El diseño mecánico inicial, que apostaba por un sistema de toma de gases que mediante un tubo se derivaban a la recámara y el cierre para asegurar el ciclo de funcionamiento semiautomático o automático, está siendo variado a uno en el que se incorpora un pistón. Se trata de aprovecharlo para derivar la energía inherente a cada disparo hacia el cierre, sin que ni gases ni suciedad alcancen la recámara, lo que incidirá seguramente en la fiabilidad y hará que los requisitos de limpieza puedan minimizarse. Hay muchos que apuestan por ello, aunque hay ya casos demostrados de roturas en el armazón de aluminio por el aparentemente sobreesfuerzo que se transmite al material. En todo caso, señalar que las propuestas que mantienen el concepto original pueden ser tan fiables si se las atiende bien y si se usan con normalidad, lo que es bastante obvio en la mayoría de los casos y por la mayor parte de posibles utilizadores.

Más inteligente, ahondando en la fiabilidad, es apostar por otra innovación técnica en la que se han concretado distintos avances en los últimos años. Nos referimos al cargador. Tradicionalmente, este diseño había optado por unos de aluminio curvos con capacidad para treinta municiones, aunque también los había más cortos y rectos para veinte o mayores para cuarenta. Aunque los originarios, cumpliendo las especificaciones militares –Mil-Spec- daban un resultado más que aceptable, lo más normal es que se produjese algún daño en los labios o se perdiese tensión en su muelle interno, asegurándose así una cierta posibilidad de mala alimentación. Esa probabilidad se subsanó introduciendo tejas elevadoras rediseñadas que han dado un muy buen resultado de uso y, lo que también es relevante, a un coste bien reducido.

Fabricantes como HK diseñaron sus cargadores en acero de alta resistencia, lo que garantizaba su inmunidad al trato más duro y una mayor fiabilidad, aunque su coste 4 ó 5 veces superior a los normales los haya hecho prohibitivos. De todas formas quien ha conseguido un mayor avance en ese sentido ha sido la empresa estadounidense MAGPUL que supo liderar la introducción de un diseño de nuevo cargador realizado en material sintético que cumple aquello de bueno, bonito y barato –en origen pueden conseguirse por poco más de diez euros el ejemplar-, y que además cumple con el Stanag 4179 que permite su uso en los M16 y en fusiles con un brocal de alimentación de similar concepción.

Su propuesta original, que se remonta al 2007, se concretó en el PMAG (Polymer MAGazine), en su versión desarrollada EMAG (Export MAGazine) y en los PMAG M3 de nueva generación que estarán disponibles a partir del verano del 2012, "familia" que incluye versiones para veinte o treinta cartuchos y versiones diferentes pensadas para armas que disparan el 7,62x51mm.
Además de los reseñados, se acaban de poner a punto otros muy curiosos. Son los que propone SureFire, argumentando que treinta cartuchos pueden ser pocos para algunas situaciones de combate –aquellos enfrentamientos más intensos- y que pueden ser un problema para la supervivencia propia el quedarse sin municiones en un momento "comprometido". Por ello, y manteniendo cierta similitud con el concepto original en cuanto a apariencia general y materiales, han puesto a punto sus versiones de alta capacidad. Ofrecen uno en el que pueden introducirse sesenta cartuchos y otro con capacidad para cien. Sí son mucho más largos y algo más voluminosos, a la vez que incrementan la masa total que el utilizador lleva en las manos, pero por lo que sabemos son bastante más fiables que los difundidos BetaMag –dos tolvas redondas bien conocidas por muchos- y molestan menos en movimientos dinámicos y en determinadas situaciones operativas. Las Fuerzas Especiales estadounidenses ya los han validado en distintos escenarios y por lo que se sabe con ellos han cubierto las expectativas que se habían hecho de antemano.



Diferentes cambios

Ese colectivo específico de hipotéticos usuarios, así como otros profesionales de la milicia o de la seguridad, han apostado por cambios que se han ido introduciendo últimamente en el concepto M16/M4. Quienes usaban esta familia de fusiles de asalto en operaciones reales solían hacerlo en modo semiautomático, pero recurriendo a disparos secuenciales especialmente rápidos que asegurarán dos o más impactos en un objetivo próximo, lo que se conoce como "double tap". Buscando mayor letalidad, y aprovechando que el diseño original era capaz de mantener ráfagas teóricas de unos 800-900 disparos por minuto, lo que se ha hecho es apostar por una reconfiguración de esa capacidad.

Lo han logrado introduciendo mecanismos que reducen el ritmo de fuego a unos 600 d.p.m., lo que hace que el arma sea mucho más estable y controlable, permitiendo mantener una ráfaga bastante larga bien centrada en el lugar a que se apunta.

Se trata de dar a los usuarios más posibilidades operativas y eliminar una opción que hace unos años caló entre distintos estamentos militares pero que ha demostrado no ser especialmente eficaz. Nos referimos a la ráfaga controlada de tres disparos, mecanismo que ahora no está en boga. Es más sí lo están las versiones capaces de realizar, actuando sobre la correspondiente palanca selectora, fuego en modo semiautomático o a ráfagas controladas.

Para aposentar el uso efectivo de estas últimas, y ahondar en la cada vez más interesante discreción, lo que se ha hecho es introducir un complemento que cada vez son más los que lo usan. Es el silenciador/supresor, sistema mecánico que se fija a la boca de fuego para incidir sobre todo en el mejor control del arma y en que el adversario no se perciba de que se dispara contra él. Últimamente están surgiendo diseños especialmente novedosos propuestos por las compañías estadounidenses SureFire o AWC, o por la suiza B&T –la que antes se conocía con el nombre de Brügger & Thomet-. Ofrecen, basándose en diseños mejorados y en el uso de nuevos materiales, conceptos compactos y efectivos, que además cuentan con acoplamientos de anclaje fácil que permiten colocarlos cuando puede ser más pertinente su empleo y retirarlos cuando no es conveniente llevarlos montados en el fusil.

Otra actuación evolutiva, que brinda a quienes lo tienen que disparar una mayor rapidez y una mejor precisión, es recurrir a un sistema de puntería que sustituya al concepto de alza y punto de mira original, aunque siempre es conveniente mantener un equipamiento mecánico de este tipo que podría resultar positivo en situaciones extremas o en caso de emergencia por fallo o rotura del sistema principal. Para facilitar el montar distintos sistemas de puntería, tanto los ópticos como los optrónicos, se concretó ya hace unos años un avance sustancial. Pusieron a punto unos armazones superiores –upper receiver- que carecían del asa clásica en las primeras variantes y la reemplazaban por un raíl Picatinny que discurría por su parte superior.

En el mismo se comenzaron a situar diversos tipos de visores. Tres son los modelos que, en términos generales, gozan de una mayor difusión internacional para los fusiles tipo M4. Uno es el holográfico EOTech que sobre todo gusta a aquellos que, como los agentes de diferentes unidades policiales, no tienen que actuar en situaciones hostiles, pues algunos detalles de su configuración –sobre todo en las primeras versiones- hacían que fuese propicio a sufrir golpes o roturas. Sí lo es a algunos fallos en su retícula, sobre todo los que se concretan por la compresión ineficiente de sus baterías al estar mucho tiempo colocadas en su lugar correspondiente.

Otra opción, está más que interesante, son los Aimpoint "Comp", sobre todo las versiones M4 que son capaces de estar ochenta mil horas encendidas sin cambiar sus baterías. De punto rojo –una referencia que no gusta a todos- destacan por ser extremadamente duros y resistentes, aguantando tanto fuertes golpes como inmersiones más o menos accidentales. Otros se decantan por los Trijicon ACOG (Advanced Combat Optical Gunsight), sobre todo después que el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos se decantara por ellos; ofrecen mucha claridad óptica y cuatro aumentos, lo que facilita usarlos para conseguir certeros disparos en rangos de hasta quinientos metros o incluso, para aquellos muy experimentados, algo mayores.

Soluciones de visores van apareciendo cada día más, como también hay cambios en la concreción de sistemas de puntería láser, tanto de carácter visible –proyectan un rayo rojo aunque ahora cada vez están más en boga los verdes- como los invisibles que deben combinarse con el uso de diferentes equipos de visión nocturna. Son bastante útiles y apreciados los que se incluyen en una empuñadura pistolete, facilitando tanto asir el arma como proyectar el haz de referencia; de entre todas las opciones disponibles sobresalen, tanto por su calidad demostrada como por sus interesantes prestaciones, los que oferta Crimson Trace, sobre todo el modelo MVF (Modular Vertical Foregrip) que aúna luz y láser en la misma empuñadura y permite activar una u otra o las dos.


Mejorar la ergonomía

Quienes hayan empuñado uno de estos fusiles, o hayan tenido la oportunidad de dispararlos, sabrán que destacan por su diseño y acertado balance. Se llevan de forma cómoda, se empuñan bien y todo parece quedar especialmente a mano, manipulando la extracción del cargador o la alimentación de un cartucho a la recámara de forma rápida y sin aquellas problemáticas que se pueden encontrar en otros diseños. Transmiten además al usuario una sensación de "agradable potencia" que se nota y satisface.

Pese a las buenas características generales de este diseño estadounidense, con el paso de los años quedó patente que alguna de su partes merecería una atención especial, surgiendo propuestas que han tenido éxito entre los colectivos de usuarios y otras que no se han prodigado, aunque aparentemente sus cualidades pudiesen ser buenas. Lo primero que se introdujeron, y ahora son casi pieza básica, fueron guardamanos en los que se había adoptado un diseño exterior con anclajes estandarizados Picatinny para fijar todo tipo de accesorios y complementos, introduciendo en su interior hasta cambios que ayudan a disipar el calor que se genera en el cañón como consecuencia de largas sesiones de tiro.
En los mismos empuñaduras pistolete, las que ayudan a asir el arma.

Cada vez más en boga aquellas que cuentan con un bípode en su interior, pues, hábilmente, se dispone de un complemento útil para estabilizar el arma en una determinada posición e intentar conseguir tiros más certeros. Hay distintas soluciones que se fijan en la parte delantera del brocal del cargador, intentando que quien está acostumbrado a asirlos de allí lo haga de forma más eficiente.

También hay muchas culatas, sobre todo las extensibles que añaden más capacidades operativas y facilitan una mejor adaptación a las diferentes ergonomías de los utilizadores, en especial cuando estos llevan puestas prendas antibala y en las mismas gruesas placas cerámicas de protección.

Mucho podíamos extendernos hablando de los M16/M4, sus complementos, sus opciones y sus cualidades. Para acabar, sólo señalar que sus posibilidades de futuro, atendiendo a su actual realidad, son muchas y que cada vez son más las naciones que se fijan en él. Caso reciente es el de Afganistán o Iraq, países que con la ayuda estadounidense están reequipando a sus fuerzas policiales y militares. El fusil de asalto que han escogido para ir reemplazando sus vetustos AK's no podía ser otro que el que protagoniza estas páginas. Pronto cumple sesenta años y es probable que se mantenga activo para cumplir un siglo de evolución.

www.warheat.com
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

FUSIL DE ASALTO M16, MAYOR PROYECCIÓN FUTURA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Ventas Al Mayor
» Como activar la visualización de HTML
» Logran controlar memorias del cerebro, artificialmente
» AL Lado De Un Camino Real
» dudas sobre disminuir cada 8 vueltas 1 punto

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 ::  :: -