ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 A 100 años de la creación de la Royal Flying Corps.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Quequén Grande
Administrador


Mensajes : 2241
Fecha de inscripción : 18/05/2010
Edad : 53
Localización : Barcelona, España

MensajeTema: A 100 años de la creación de la Royal Flying Corps.   Sáb 5 Mayo 2012 - 8:15

EL Royal Flying Corps.


Hace 100 años, exactamente el 13 de abril de 1912 el rey Jorge V de Inglaterra firmo un documento real creando la Royal Flying Corp, que se convierte en la primera rama aérea militar de Gran Bretaña En la edición número 173 de la revista Flight con fecha 20 de abril de 1912 se encuentra el memorando que fue presentado al comité imperial de defensa, al leerlo me sorprendió la calidad del mismo y me pareció, para quienes nos gusta la historia de la aviación, de un gran valor histórico por lo tanto lo traduje, con la ayuda del google, para compartirlo con ustedes.

Vuelvo a repetir, para los que nos gustan la historia, tienen conceptos más que interesante de cómo se veía el futuro de la aviación militar al principio del siglo XX.




El siguiente memorando emitido el viernes pasado por la oficina de la Guerra muestra más detalles sobre el esquema de la aviación naval y militar, en el debate sobre las estimaciones del Ejército, que el 4 del corriente había sido adoptado por el Gobierno, el Coronel Seely informó a la Cámara de los Comunes, por recomendación de la comisión de que, bajo su presidencia, había recibido el encargo de examinar e informar sobre todo el tema.

En este memorando se omite toda referencia a los temas importantes de los emolumentos y similares consideraciones financieras, respecto de las cuales los detalles no se han decidido finalmente.

Consideraciones de política general.

El Gobierno se ha quedado impresionado por la evidencia que ha colocado delante de ellos en relación con el estado de la navegación aérea en este país, en comparación con los progresos realizados por otras grandes potencias navales y militares.

La necesidad de un servicio aeronáutico eficiente en este país no es menos urgente que en el caso de las demás potencias. La eficiencia del avión para el propósito de reconocimiento militar ha sido demostrada tanto en las maniobras de extranjeros como en la guerra de Trípoli, y sin duda los aviones se han convertido en un importante
complemento de los equipos de un ejército.

Los usos estratégicos y tácticos de la aeronave como un complemento de la las operaciones de una flota aún no pueden ser pronosticadas con certeza, pero es evidente que este país no puede permitirse el lujo de incurrir en el riesgo de ir detrás de otras naciones en esta materia, y que todas las instituciones se debe dar para el experimento y el progreso.
No son ciertamente las ventajas de una política de postergar el desarrollo de aviones con fines militares y navales, y dejando el trabajo pionera de la empresa privada y de las naciones extranjeras, pero es evidente que los aviones tienen ahora en gran medida bajo desarrollo en la etapa experimental en cuanto a su empleo en la guerra, y una política activa y progresiva se ha convertido en imperativamente urgente.

Principios Generales.-En la formulación de la política que adopte el Gobierno se han guiado por los principios siguientes. –
A) La organización aprobada no solo deben proporcionar los establecimientos adecuados para nuestras necesidades actuales, sino que debe ser lo suficientemente elástico para permitir la expansión considerable en el futuro.
B) La organización debe ser capaz de absorber y utilizar la totalidad de los recursos aeronáuticos del país.
C) Si bien se admite que las necesidades de la Armada y el Ejército son diferentes, y que cada uno requiere un desarrollo técnico propio del mar y en la guerra terrestre, respectivamente, la base de los requisitos de cada servicio es idéntico, a saber, un número adecuado de pilotos eficiente. Por lo tanto, aunque cada servicio requiere de un establecimiento adecuado a sus propias necesidades especiales, la rama aérea de un servicio debe ser considerarse como una reserva a la rama aérea de la otra. Así, en una guerra puramente naval la totalidad de Vuelo del Cuerpo de Real debe estar disponible para la marina de guerra, y en una guerra puramente terrestre todo el cuerpo debe estar disponible para el Ejército.
D) Es importante darle todo el aliento posible al desarrollo de las empresas privada en la aviación, y la instrucción debe ofrecerse a todos los a los hombres pilotos que no pertenecen a la Marina de Guerra y al Ejército para unirse a la Real Cuerpo Aéreo. Las propuestas en este sentido, y en relación con el fomento de los aeródromos existentes se encuentran en este papel.
E) Es esencial que todos los oficiales combatientes en el Royal Flying Corpo deberán ser pilotos.
F) El trabajo experimental en todas las ramas del Real Cuerpo Aéreo debe ser coordinada.

Los contornos del plan-los lineamientos generales del plan propuesto por el Gobierno son las siguientes: -
El servicio aeronáutico británico ha de ser considerada como único, y por permiso especial de Su Majestad el Rey ha de ser designado "Royal Flying Corps."

El Royal Flying Corps proveerá el personal necesario para un ala Naval y un ala Militar, que se mantiene a expensas y que será administrado por el Ministerio de Marina y la Oficina de Guerra respectivamente. El cuerpo también proporcionará el personal necesario para una escuela central de vuelo, y una reserva a tan gran escala como sea posible.

Esta escuela para la formación de los hombres que vuelen se establecerá en La llanura de Salisbury, que se mantiene a expensas del conjunto de Ministerio de Marina y Ministerio de la Guerra, y bajo la administración de la Oficina Guerra. Después de graduarse en la escuela de vuelo, los pilotos serán miembros de la Royal Flying Corps, y entonces se unirán a la Escuela Naval de vuelo en Eastchurch para un curso especial de la aviación naval o de un curso especial de la aviación militar, o pasarán a la reserva de la Royal Flying Corps.

La entrada al ala naval de la Royal Flying Corps, en última instancia sólo debe ser obtenida la capacitación en la Escuela Central de Vuelo, que por el momento tienen su sede en la Escuela Naval de Vuelo en Eastchurch. Es imposible predecir su organización y el desarrollo, debido a que este depende en gran medida dell resultado de experimentos, los cuales están a punto de ser iniciado con hidroaviones.

El ala militar de la Royal Flying Corps debe consistir en un número de ocho escuadrones (siete formada por aeroplanos y uno por dirigibles y globos), la entrada a esta última instancia, debe limitarse a los que se han la capacitación en la Escuela central de la de vuelo. Los ocho Escuadrones serán requeridos para su uso en conexión con la Fuerza Expedicionaria

No es ideal unificar la capacitación de los pilotos navales y militares en una sola Royal Flying Corps, actualmente estos es provisional con vistas a una futura expansión. Él Royal Flying Corps se compone principalmente de oficiales y soldados que no están en servicio continuo, estos están simplemente cumpliendo órdenes, manteniéndose bajo la condición de que continúen entrenándose. Muchos de ellos probablemente oficiales navales y militares que realizan con su deber en buques o regimientos, y muchos otros se han unido a las condiciones de servicio semejante a aquellos de la Reserva Especial del Ejército.

Los requisitos mecánicos de la Royal Flying Corps serán proporcionados por la actual fábrica de aviones del Ejército, que, con el permiso de su SM, se cambió el nombre a la de “Royal Aicraft Factory”. Este establecimiento deberá realizar los siguientes funciones:-La formación superior de los mecánicos para la Real Flying Corps y para la escuela central de vuelo, la reconstrucción de los aviones, los trabajos de reparación de la Royal Flying Corps, con pruebas motores británicos y extranjeros y los aviones de lo último en diseño y trabajo experimental.

El Comité Consultivo de Aeronáutica continuará con su experimental trabajo de investigación sobre las líneas actuales, es de gran importancia que debe existir la colaboración más cercana posible entre las alas navales y militares, la Central Flying School, la Royal Aicraft Factory y el Comité Asesor. Un funcionario de la escuela central de vuelo y un oficial de las alaa Navales y militares, respectivamente, debe añadirse al Comité Asesor.

El Gobierno a de conceder importancia al mantenimiento de empresas privada en el campo de la aeronáutica en este país. Los objetos de esto no son sólo para proporcionar una reserva de pilotos que pueden ser recurrido en emergencia, para estimular la invención y para mantener viva interés público, sino también para proporcionar los aeródromos, los lugares de desembarque y cobertizos a intervalos convenientes en todo el país, sin los cuales en los vuelos a campo traviesa son casi imposibles. En consecuencia, es propone que
A.Para los oficiales militares y civiles presentes que son candidatos para las comisiones en el Royal Flying Corps en primer lugar tiene que obtener su certificado del Royal Aero Club, y al ser aceptado como miembros de la Royal Flying Corps deben recibir la suma de 75 £, y
B.Se debe pagar un pequeño alquiler a los principales aeródromos por derechos de aterrizaje y para el uso de los cobertizos de los miembros de la Royal Flying Corps que realice vuelos a campo traviesa. El gobierno francés con razón, da mucha importancia a los vuelos a campo traviesa, ofreciendo estímulo para quienes se dedican a la aviación militar y para llevar a cabo este tipo de vuelos.

El gobierno propone que un comité consultivo permanente debe ser nombrado, a la que las preguntas en relación con el vuelo que afecta tanto a los departamentos deben ser remitidos por el Ministerio de Marina y Ministerio de la Guerra. Este comité debe ser designado “Air Committee ", y debe ser un sub-comité permanente de la Comité de Defensa Imperial, y debe estar compuesto por representantes de los distintos departamentos afectados.

El Royal Flying Corps.

Con respecto a la formación de la Royal Flying Corps y su reserva, surge cierta dificultad de la consideración de los requisitos necesaria debido a que se desconocen estadísticas sobre perdidas en guerra de esta nueva arma. No se pueden hacer estimaciones de requisitos de la primera línea que no están en cierta medida conjeturadas. De aquí se deduce que la reserva de la Royal Flying Corps debe ser tan grande como las consideraciones económicas se lo permitan, y debe ser capaz de expansión en caso de emergencia, en efecto, de absorber la totalidad de los recursos del país de esta rama de la ciencia.

Condiciones del Servicio.- la entrada al cuerpo de oficiales en última instancia, se limitará a aquellos que se han graduado en la Central Flying School. Estos oficiales, se basará en (a) Oficiales de todas las ramas de los servicios navales y militares, y (b) civiles. El personal estará integrado por oficiales y suboficiales transferidos desde la Royal Navy y del ejército, también por personal enlistado directamente en la Royal Flying Corps, ya sea en forma regular o en una reserva especial.

Los oficiales de la Armada que son seleccionados para prestar servicios en la Real Flying Corps, por regla general, se someten a su formación primaria en la Central Flying School. Los oficiales del ejército podrán, cuando sean seleccionados, obtener el certificado del Real Aero Club, por el acuerdo privado, antes de incorporarse a la Escuela de Vuelo Central. Después de graduarse en la escuela de vuelo central, los oficiales serán asignados según sea necesario, para continuar su formación en el ala militar o naval. Al término de su formación los oficiales deben elegir para ser designado; (a) para un servicio continuo en el Ala militar o naval de la Royal Flying Corps, (b) Como personal permanente de la escuela de aviación, (C) a la reserva del Royal Flying Corp.

La duración del nombramiento en el caso de los oficiales, quienes eligen por servicio continuo las alas navales o militares de la Real Flying Corps o en la Flying School, normalmente será de 4 años.

Los candidatos civiles para el ejercicio de la Royal Flying Corps como oficiales se presentarán, en primer lugar al Comandante de la Centro Escuela de vuelo, indicando el número de su certificado del Royal Aero Club.

Los hombres transferido de la Armada y el Ejército, o los civiles alistados, para servicio continuo debe ser seleccionado por las autoridades navales y militares, respectivamente, y por el Comandante de la central de la escuela de vuelo. El período de reclutamiento sugerido es de 4 años, con un nuevo compromiso de año en año, o la oportunidad de transferirse a la Reserva.

Se concede gran importancia a la condición primaria que cada miembro de la Royal Flying Corps, incurrirá en la obligación definida para servir en tiempo de guerra, ya sea para fines navales o militares en cualquier parte del mundo.
El Royal Flying Corps, con la excepción del ala naval y los oficiales y soldados de la Royal Navy y Royal Marines, que son miembros de la reserva de la Royal Flying Corps, estarán bajo la administración de la Oficina de Guerra.

Condiciones del servicio de la reserva.-Los oficiales de la Reserva de la Royal Flying Corps deben ser divididos en dos clases, los oficiales de la Reserva de primera deberán presentarse en el primer día de cada trimestre con evidencia satisfactoria que han llevado a cabo durante trimestre anterior un mínimo de nueve horas de vuelo, y que incluye un vuelo a campo traviesa de no menos de una hora de duración. Estas condiciones deben ser objeto de modificación en casos particulares. Para los pilotos de la Segunda Reserva no es necesario que lleven a cabo todos los vuelos, pero deben estar disponible para el servicio en la Royal Flying Corps en tiempo de guerra.

Los pilotos de la primera reserva deben tener facilidades para realizar sus vuelos obligatorios de cada trimestre en un establecimiento naval o militar, o si esto es imposible, en un aeródromo privado. Se autorizará un porcentaje de pago para los vuelos si estos son realizados en los aeródromos privados.

Se deben comprar aviones para la Reserva de la Real Flying Corps en la etapa actual, aunque esto no debe ir en detrimento la política futura sobre esta cuestión. Por el momento, la Reserva debe proporcionar al personal en lugar de material.

Se tendrá una reserva de material que se requiera en un estado deguerra, y para este fin, el Comandante de Escuela Central de vuelo debe llevar un registro de aeronaves de propiedad privada, lo que sería útil adquiridas para el uso de la Royal Flying Corps, en caso de emergencia.

Los miembros de la Royal Flying Corps que son dueños de los aviones deberían ser alentados a llevar estas cuando se someten a su formación en maniobras militares y navales.

El Gobierno cree que una proporción considerable de los hombres calificados que vuelan en este país pueden ser atraídos a esta Reserva, que luego será de valor real, estando disponible en cualquier parte del mundo y para cualquier servicio.

No se propone en la actualidad para fijar un límite a los números para ser incorporado, como el número de hombres calificados que vuelan en el país es comparativamente pequeño, y es poco probable que tanto como 100 solicitudes sean recibidas en el primer año. Más adelante se hará probablemente necesario fijar un número definitivo de hombres en la Reserva de la Royal Flying Corps.


La Central Flying School (escuela central de vuelo.)

Situación - La escuela central de vuelo debe establecerse sobre la llanura de Salisbury, en un terreno al sur-este de Upavon, el contrato de la compra de los cuales se ha firmado. Esta tierra debe ser considerada esencialmente como un campo de vuelo. Sólo se debe utilizar para la formación de las tropas en la medida en que la formación interfiere de ningún modo con el trabajo de la central de la escuela de vuelo.

El sitio ha sido inspeccionado dos veces por un comité de expertos en para poder verlo en diferentes condiciones. Con el siguiente reporte.

"Este área es en todos los sentidos adecuados para dicho propósito. Es mejor terreno para la aviación británica que los miembros de la Comisión están han analizado.”

"Una cierta cantidad de tierra en encuentra en la actualidad bajo arado, pero no hay nada para evitar la formación de una superficie excelente para rodando sobre extensiones muy grandes".

Aparte de ser un excelente lugar para un campo de vuelo, además, el sitio seleccionado presenta las siguientes ventajas:” -

Está situado en un lugar solitario varias millas de una estación de ferrocarril, y es por lo tanto, no susceptibles de los inconvenientes y peligro de atraer a grandes multitudes de espectadores.

La naturaleza de la región circundante es tal que tiende grandes llanuras disponibles en un área muy amplia.

Una buena carretera atraviesa el centro del aeródromo con garantizando las facilidades necesarias de transporte.
La presencia de grandes cantidades de soldados en formación en la llanura de Salisbury ofrece facilidades para el entrenamiento en reconocimiento.

Está muy bien ubicado con respecto a los aeródromos existentes en Aldershot, etc, para el inicio de los vuelos en campo traviesa, y no es muy lejano de los puertos de Portsmouth y Portland.

Cursos de Instrucción.-Serán tres cursos los que se realizarán en la Central Flying School durante el año, cada curso de 4 meses de duración, que se considera que incluye un margen de tiempo suficiente para el caso de suspender la actividad en períodos de mal tiempo.

No parece haber ninguna razón para suponer que una temporada del año es menos favorable que otra para la formación en vuelo, Es posible que en verano exista más días disponibles para el vuelo. Mientras en invierno, por otro lado, hay tendencia a ser más los días de la que es posible volar.

(I) La instrucción progresiva en el arte de volar.
(Ii) La enseñanza de los principios generales de la mecánica y la construcción de motores y aviones.
(Iii) La enseñanza de la meteorología.
(Iv) La formación en la observación desde el aire.
(V) La enseñanza de la navegación y el vuelo por la brújula.
(Vi) Capacitación en vuelos a campo traviesa.
(Vii) La fotografía de los aviones.
(Viii) de señalización por todos los métodos.
(Ix) La enseñanza en los tipos de buques de guerra de todas las naciones.

Los establecimientos navales y militares que vuelan deben proceder a una formación más avanzada en la observación y la transmisión de inteligencia.

Cuanto más pronto el personal de la escuela de vuelo se ha seleccionado es mejor, pues tan pronto como sea posible a los miembros que forman dentro de un Comité para la elaboración del plan de estudios para el primer curso de la instrucción para su presentación a la Oficina de Guerra.

Se estima que el número de pilotos requerido para la Armada es de cuarenta al año.

Se prevé el establecimiento de siete escuadrones de que se consideren necesarios para nuestra fuerza expedicionaria, con 182 oficiales pilotos y 182 suboficiales. Esto supondrá que será necesario adquirir por la escuela central de vuelo un cuarto de este número de aviones en forma anual, si se supone que en las condiciones actuales un avión difícilmente se puede esperar que permanezca operativo por más de 4 años.

Si, en exceso de las necesidades reales navales y militares, se permite un margen de, digamos, 25 por ciento, para los alumnos sometidos a la instrucción que no pueden obtener certificados de competencia por lesiones o de salud, como los requerimientos totales de servicios se refiere al consumo anual de los alumnos en la escuela son los siguientes: -

Si para el ejército son necesarios 91 pilotos, para la Royal Navy, por ejemplo, 40, se debe añadir un 25 por ciento, es decir 33 hombres más;. Total, 164 el número de alumnos para instruir por año.
Además, parece deseable para permitir la entrada de quince civiles durante el transcurso del año, o cinco por cada curso de la instrucción.

Por lo tanto el número total que se pasa a través de la Escuela Central de Vuelo en cada año será: -
Para mantener los establecimientos navales y militares, 164 militares y 15 civiles, un total de 179 hombres.
Por lo tanto, teniendo en cuenta las consideraciones anteriores, parece necesario para estimar en el futuro inmediato, el alojamiento que debe ser proporcionada en la Escuela Central de Vuelo es para sesenta alumnos en cada plazo. Como estos números son susceptibles de ser aumentado, cuando los requisitos del Ejército o la fuerza expedicionaria lo decidan, la escuela debe ser fácilmente capaz de expansión.

Aviones - Ya se han tomado los pasos para la compra de veinte y cinco aviones para la Escuela Central de vuelo y entregas comenzará a partir del 30 de abril de 1912.

Se han enviados a los fabricantes los sobres para satisfacer todos los requisitos necesarios.

Edificios.-La experiencia ha demostrado que la edificación de forma permanente
son mucho más satisfactoria, y en definitiva más económicos, que los edificios temporales. Por otra parte, las construcciones temporales no se adaptan bien a las condiciones climáticas de la llanura de Salisbury.

Teniendo en cuenta, sin embargo, el hecho de que la escuela central de vuelo puede requerir gran extensión en el futuro cercano, y más en especial que los edificios temporales se pueden erigir mucho más rápido que los permanentes, todos los edificios, incluidas las naves, debe primero ser de carácter temporal, sin perjuicio de la construcción de edificios más permanentes en el futuro.

Todos los planos y especificaciones ya están listos y tienen ofertas para la construcción de cuarteles temporales, galpones, talleres, y un pequeño hospital, a un costo estimado de aproximadamente £ 25.000.

Transporte.-La escuela central de vuelo requeriría del equipo necesario para el transporte en caso de guerra dos aviones.

General- El personal docente requerirá unas cuantas semanas para montar, ajustar, probar y acostumbrar a los nuevos aviones, por lo tanto, cabe esperar que el primer curso se completará antes del cierre de 1912.

El ala naval de la Royal Flying Corps.

Organización Provisional.-el ala naval del Royal Flying Corp se establecerá por el momento, en la Escuela Naval en Eastchurch. Para el futuro inmediato sus energías serán dedicada principalmente a la formación elemental en vuelo, a fin de proporcionar un núcleo de pilotos para los requisitos básicos de la Armada, en espera del establecimiento de la escuela central de vuelo, y el trabajo experimental en el desarrollo de la aeronáutica para la Armada.

En poco tiempo, la formación previa en el vuelo se llevará a cabo en su totalidad por la Central Flying School, y la escuela de la Base Naval de vuelo entonces se utilizará para el trabajo experimental, y para la formación especializada de las filas navales, clasificación y la selección de civiles en el trabajo aeronaval.

Es imposible sobreestimar la importancia de los experimentos para el desarrollo de hidroaviones, el descenso y la carga de los vehículos a bordo del buque en el mar en diversas condiciones climáticas. Hasta que tales experimentos demuestren en forma concluyente cómo este tipo de operaciones son factibles, es imposible predecir el papel de los aviones en la guerra naval, para elaborar cualquier organización permanente. La organización actual por lo tanto, debe considerarse como provisional.

Personal.-La Escuela Naval de vuelo en Eastchurch será, únicamente para propósitos administrativos, provisionalmente bajo las órdenes del Capitán del H.M.S. “Actaeon” y todos los oficiales y los hombres que forman parte de la de la tripulación de dicho buque.

Aeroplanos. Se han tomado los recaudos necesario para la compra doce aviones, hidro-aviones y flotadores para los de los primeros requisitos.

En la selección de los tipos de compra se ha considerado conveniente para probar un número de tipos con el fin de llegar al modelo más adecuado para el servicio naval. Tan pronto como un tipo de avión desarrollado satisfaga para su uso futuro, los pedidos se darán a fin garantizar que no haya siempre menos de dos aviones del mismo tipo disponible.
Las perspectivas del empleo exitoso del dirigible no son suficientemente favorables como para justificar el alto costo, y tanto, se recomienda que los experimentos de guerra debe ser limitado al desarrollo de aviones y hidroaviones.

Sin embargo se mantendrá un seguimiento sobre la evolución en el exterior de los dirigibles y previa recomendación, no se tendrán en perjuicio reabrir la investigación, en casos de ocurrieran acontecimientos importantes.

El ala militar de la Royal Flying Corps.

Principios Generales de la Organización.-El presente no militar requiere que más allá de de la Fuerza Expedicionaria, que son de urgente importancia. Se debe tener en cuenta, sin embargo, que la extensión considerable, será necesario en orden de atender a las necesidades de las fuerzas militares que no están incluidos en la Fuerza Expedicionaria.

Para el futuro, el ala militar del Royal Flying Cops debe comprender todas las ramas de la aeronáutica, incluyendo aviones, dirigibles, y las cometas. Todos estos son necesarios para la misma finalidad y deben trabajar en estrecha cooperación.

El presente Batallón de aire presente, R.E., deja de existir bajo este esquema. Su personal y material debe ser absorbido en la medida de lo que sea requerido en el Royal Flying Corps.

Los fines para los que los aviones serán necesarios en la guerra terrestre son los siguientes: -
a. Reconocimiento.
b. Prevención de reconocimiento del enemigo.
c. Inter-comunicación.
d. La observación del fuego de artillería.
e. Infligir daño al enemigo.

Habiendo examinado la organización de las fuerzas aeronáuticas de otras potencias, a medida en que se dispone de información, los establecimientos fijadas a continuación parece proporcionar una organización adecuada para la Fuerza Expedicionaria de 6 divisiones y una división de caballería, a saber. : -
Sede Central. _

7 escuadrillas del aviones, cada uno proporciona 12 unidades.

Un escuadrón formado por dirigible y cometa, proporcionando 2 dirigible y 2 cometas.

1 línea de comunicación y mecánicos del Flying Corps.

Administración.-La administración del Ala militar se llevará a cabo por la Oficina de Guerra.

Aviones requeridos para los siete escuadrones de aviones - Hasta el momento las autoridades sólo han tratado de formar a oficiales como pilotos. Ahora se propone capacitar a suboficial y los hombres en general.

Se considera que el número mínimo de tripulante capacitado debe ser dos por avión. De éstos uno ha de ser oficial, y,
en el caso del avión poseer un segundo asiento, ambos deben ser oficiales. Para efectos de cálculo, sin embargo, se permite un piloto oficial y un suboficial. El número de pilotos necesarios sobre esta base se muestra a continuación: -

7 Escuadrones, un oficial a cargo de cada escuadrón, mas la tripulación de los aviones suman 91 oficiales y 91 Suboficiales.

Además, es necesario para proporcionar una reserva para satisfacer las bajas,
y se considera que este debe estar en una base de 100 por ciento, para las pérdidas en seis meses.

El número total de tripulantes requerido por lo tanto, serán.

Oficiales. Suboficiales
Para establecer 7 escuadrones….. 91 91
Reserva 91 91
Total 182 182

Además de pilotos son necesarios mecánicos para proporcionar el mantenimiento de los aviones, etc.

Establecimiento en periodo de paz.-El primer requisito es proporcionar entrenamiento al personal capacitado para que estén preparado ante una posible guerra.

Con el tiempo, puede ser posible la elaboración de un entrenamiento especial en período de paz más económico, cuando la Reserva de la Royal Flying Corps haya desarrollado lo suficiente como para permitir que al ala militar contar de una reserva efectiva y organizada.

Distribución de los escuadrones aéreos.-Contaran con un NCO 's (Non Comimissiones Officer,), y mecánicos aéreos (El término "mecánico aéreos" se aplica para referirse a los hombres de la Real Flying Corp de bajo rango, suboficiales o sargento.) como mecánicos, instaladores, carpinteros, herreros, fabricantes de velas, aparejadores, etc. También se deben seleccionar suboficiales para ser entrenado como pilotos. Para proporcionar este personal, probablemente será necesario recurrir en gran medida de reclutamiento directo.

El periodo recomendado es de 4 años. Al término del período de servicio continuo, un nuevo personal debe ser reclutado permitiendo año a año, o transferir los miembros a la Reserva de la Royal Flying Corps bajo la recomendación al comando oficial del ala militar o al comando de la escuela de vuelo central.

Comisionados nuevos oficiales al Royal Flying Corps para reemplazar a los que serán transferidos.

Aeroplanos.-El número total de los aviones necesarios para los siete escuadrones de la división militar serán ochenta y cuatro. La realización de estos escuadrones, sin embargo, y la formación de los pilotos para ellos en la escuela central de vuelo deberán ocupar un considerable tiempo.

Cobertizos.-Un cobertizo de un tipo portátil, apto para el servicio en el campo, debe ser a la vez para cada avión. Cobertizos permanentes debe ser proporcionado en la sede de los escuadrones, en cuanto estos sean fijados.

Propósito del uso de Aeronaves Militares.-cuidadosa consideración se ha dado a la cuestión de si deben las aeronaves utilizarse para fines militares.

Los dirigibles poseen la gran ventaja sobre el avión en la guerra al ser capaz de recibir mensajes por radio telegrafía, además de transmitir a mayores distancias.

Otros países pueden establecer los cobertizos o refugios permanentes en lugares convenientes en todo el país, de tal modo que sus aeronaves pueden buscar refugio en el mal tiempo, por lo que son capaces de hacer un mejor uso de los dirigibles dentro del país, cuya fuerza expedicionaria es más probable que sean empleados de ultramar. Se espera, sin embargo, que los medios necesarios para superar las dificultades en este respeto, y en este sentido se harán los experimentos necesarios para dar posibilidad de éxito.

En una revisión general de las consideraciones que preceden, ha sido decidió que la extensión inmediata de los equipos existentes de dirigibles es innecesaria en medida en que los requisitos de la Fuerza Expedicionaria se refiere, y los otros requisitos militares que los de la Fuerza Expedicionaria no están en cuestión. Tener al respecto, sin embargo, a la persistencia de todas las grandes naciones continental en los experimentos de este tipo de dirigibles, no sería conveniente para el ejército abandonar por completo el uso de aeronaves. Por lo tanto, la compañía actual de dirigibles, dos aeronaves, así como con el equipo de cometas, debe mantenerse, y debe convertirse en un escuadrón de pruebas de la Royal Flying Corps. Las cometas se forman en la actualidad el único medio de la observación aérea con vientos muy alto. Dos cometas por lo tanto, deben incluirse en el Escuadrón de dirigible de la Royal Flying Corps.

Transporte.-El transporte militar será requerido para cada avión.

La Royal Aircraft Factory.

Funciones. - La fábrica de aviones del Ejército existente y se ha dado el Royal Aircraft Factory ("Real Fábrica de Aviones"). Se administra por la Oficina de Guerra. Se debe llevar a cabo las siguientes funciones: -

1. La formación superior de los mecánicos de la Royal Flying Corps.
2. Las reparaciones y la reconstrucción de la Royal Flying Corps.
3. Las pruebas con motores británicos y extranjeros y los aviones.
4. El trabajo experimental.
5. El trabajo existente en la fabricación de hidrógeno, y en general, el cumplimiento de los requisitos de los dirigibles y el escuadrón de cometas
6. El mantenimiento general de la fábrica en la actualidad.

Ingeniería Británica y extranjera - Es importante que este país debe estar al tanto de todos los desarrollos prácticos en la industria aérea en todas las partes del mundo. En el momento presente la necesidad primordial de esta industria es la perfección satisfactoria de un motor. Hay en la actualidad un número de motores de aviones en el mercado que se cree que han dado resultados satisfactorios. Sin embargo es extremadamente difícil obtener información, especialmente en el caso de los motores de extranjeros.. La experiencia ha demostrado que el fabricante del motor extranjero concede poca importancia a la perspectiva de negocio en este país, y cualquier contacto ya sea en forma personal o por carta es propenso a desconfiar de un deseo en nuestro parte para aprender de su experiencia.
Quince fueron los fabricantes de motores que se contactaron.

El aeródromo, South Farnborough -Ciertos mejoras se requieren en el aeródromo, del Sur de Farnborough.
En la actualidad existe un buen campo de vuelo cerca de una ensenada, donde se encuentra la fábrica de aviones, y otro en la llanura Laffan, y para hacer posible que un avión pueda posarse en cualquier lugar entre estas áreas ha sido limpiado un pasaje ha. Es muy deseable, sin embargo, que otro pasaje debe ser limpiado con el fin de llevar el área en Ball hill en comunicación con los otros dos, y para permitir de un vuelo circular sobre las áreas combinadas. Un pasaje se procederá, por tanto, a limpiar tan pronto como sea posible de la Llanura Laffan a la fábrica real de los aviones a través de Ball Hill. Estas alteraciones aumentaría en gran medida el valor de este aeródromo. Además mejoras que podrían efectuarse aquí sería la limpieza de un pasaje de la Llanura Laffan a la costa en donde se encuentra la flota.

Misceláneas

El uso de los aeródromos privados para vuelos de campo traviesa.-Gran importancia tienen los vuelos de travesía como un parte esencial de la formación de un aviador naval y militar. Si tales vuelos se logran, sin embargo, es indispensable el derechos de aterrizaje en toda Gran Bretaña, y el abrigo que debe estar disponible siempre que sea factible.

Los aeródromos existentes en la actualidad resultan estar muy bien situado para el vuelo a campo traviesa, y con unos pocos puntos intermedios, sería posible volar regularmente y con seguridad razonable desde Londres a Escocia.

Las negociaciones están abierto con los gestores de estos aeródromos, con excepción de Eastchurch en donde la Escuela Naval de vuelo ofrece todas las facilidades necesarias, para determinar si sería dispuesto a conceder al Gobierno de Su Majestad el uso ocasional de uno cobertizo junto a los derechos de aterrizaje para los aviones del Gobierno los pilotos de las cuales podrían hacer uso de las instalaciones durante los vuelos de práctica y, etc, y, en caso afirmativo, en las condiciones, observando que la calada sólo sería necesario de vez en cuando para que todo lo que haría ser necesario sería la concesión de derecho de retención sobre él.

Las negociaciones continuarán por la Oficina de Guerra, uno de los condiciones que deben cumplirse siendo el mantenimiento de las existencias de gasolina y aceite por encima de un cierto mínimo especificado.

Con el fin de facilitar aún más a través del país de destino de vuelo más los derechos se obtendrán por la Oficina de Guerra en ciertos puntos seleccionados. La mayoría de estos puntos también sería de gran importancia para el ala naval o los vuelos de reconocimiento en defensa de la costa, y no puede haber duda de que en muchos de estos aeródromos debe estar establecido en algún momento para fines navales o militares. Se espera que en el tiempo más extensiones de este sistema puedan ser hechas, de modo que los derechos de volar sean establecidos en todo el país.

El fomento de las empresas privadas.-Mención se ha hecho de lo importante a la existencia en este país de una industria privada floreciente. Esto se ha considerado de peso debido a las disposiciones respecto a la compra de aviones, de los cuales la mitad serán solicitadas a las empresas británicas. El acuerdo por el cual los funcionarios y los civiles que deseen entrar en el Royal Flying Corps como piloto primero tendrá que obtener su certificado de Real Aero Club privado, y el alquiler por los cobertizos y pagar los derechos de aterrizaje, debe hacer algún tipo de asistencia a los aeródromos privados.

Un estímulo por lo tanto se proporcionará a la empresa privada, que puede ayudar a la industria aérea a la marea durante el período inicial difícil.

Meteorología. Los pasos deben ser operar inmediatamente para la investigación de la atmósfera de este país. Es importante, para el progreso del arte de la aviación y poder evitar los accidentes, que sean estudiado las corrientes de aire predominantes y las condiciones meteorológicas. Esta investigación se debe basar en los resultados de las observaciones continuas desde un numeró de estaciones, cuidadosamente coordinado, y extendido durante un largo período.

Evidencia de Dr. W.N. Shaw, Director de la Oficina de Organización Meteorológica, se ha adoptado sobre esta cuestión. El Dr. Shaw hizo hincapié en la importancia de la coordinación de la teórica y científica experimentos con la experiencia práctica de los pilotos.

Está claro que poca investigación hasta ahora se ha llevado a cabo con respecto a estos problemas meteorológicos que más preocupa particularmente a los pilotos. El Dr. Shaw indicó que estaba dispuesto a llevar a cabo experimentos de este tipo, si se obtenía los fondos necesarios.

Se debe establecerse en el Escuela Central de Vuelo la Sección de Meteorología. En última instancia, es posible incluir a los oficiales que se han visto obligados a abandonar el curso de vuelo. Para el presente inmediato, sin embargo, será suficiente para conectar un experto en meteorología de la Escuela Central de Vuelo con fines educativos.

Todos los oficiales de la Escuela Central de vuelo deben ser instruidos en meteorología.

Todos los miembros de la Royal Flying Corps deben informar de cualquier fenómenos meteorológicos inusuales a la Oficina Meteorológica.

Cada ala o Escuadrón de la Royal Flying Corps, así como la Escuela de Vuelo, debe mantener un registro meteorológico, y enviará un informe mensual a la Oficina Meteorológica.

Esta investigación de las corrientes de aire cerca del suelo y en el atmósfera superior como será útil para los hombres que vuelan debe llevarse a cabo por la Oficina Meteorológica, y los resultados de su investigaciones y cualquier otro fenómeno de especial interés debe ser comunicará sin demora a todas las ramas de la Royal Flying Corp

fuentes
http://www.flightglobal.com/pdfarchive/view/1912/1912%20-%200346.html
http://www.flightglobal.com/pdfarchive/view/1912/1912%20-%200347.html
http://www.flightglobal.com/pdfarchive/view/1912/1912%20-%200348.html
http://www.flightglobal.com/pdfarchive/view/1912/1912%20-%200349.html


Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
A 100 años de la creación de la Royal Flying Corps.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Odas trenzadas (Mi creación poética)
» Tutoriales interesantes de creación
» 50 Aniversario de Kind of Blue
» Reflexión y debate: Creación y Steampunk en España y LatinoAmérica. Buscando ir más allá de lo estético
» 50º ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN DEL CENTRO DE ENSAYOS EN VUELO (C.E.V)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Interdefensa :: -HISTORIA MILITAR DEL MUNDO- :: Historia Militar del Mundo-
Cambiar a: