ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 García Cuerva: más allá del deber ( Parte I)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Spirit666



Mensajes : 7293
Fecha de inscripción : 12/05/2010

MensajeTema: García Cuerva: más allá del deber ( Parte I)    Miér 11 Abr 2012 - 15:47

Este es el primero de una serie de tres artículos sobre lo sucedido el día 1º de Mayo de 1982 con la sección Dardo encabezada por el Capitán García Cuerva y el por entonces Primer Tte. Carlos Perona. En este primer artículo se analizará las posibilidades reales que tenía García Cuerva de aterrizar en Puerto Argentino, en la segunda un desarrollo de los hechos y en la tercera entrega -de no surgir ningún inconveniente ajeno a mi voluntad- se encontrarán con material inédito, nunca antes publicado en ningún libro o sitio web.


La historia de la sección Dardo ya es conocida.

El Capitán García Cuerva junto con el por entonces Primer Tte. Carlos Perona despegaron el 1º de Mayo de 1982 con sus Mirage III desde Río Gallegos a las 15:45 hrs. para realizar una misión de cobertura aérea sobre Malvinas. En el transcurso de la misma toman contacto con dos Sea Harriers y Perona es derribado sobre la Isla Bobón. García Cuerva logra evadir un misil que detona en su proximidad pero el combate y las distintas maniobras que implicó lo llevaron a consumir más combustible del inicialmente previsto, encontrándose con un remanente que no le permite regresar al continente. García Cuerva decide aterrizar en Puerto Argentino para salvar la aeronave que según informó estaba intacta. Y como ya sabemos ésta decisión le terminaría costando la vida.

Aunque ya conocemos el final, la idea de éste artículo es evaluar si la decisión era o no técnicamente factible y las distintas alternativas que tuvo en consideración García Cuerva. Como su testimonio no es posible, el eje de éste análisis necesariamente debe centrarse en lo declarado oportunamente por Perona.

La primera experiencia

Para los últimos días de Abril de 1982 el Brig. Mayor Hughes, comandante de Defensa Aérea Sur había dispuesto para las bases aéreas de Comodoro Rivadavia, San Julián, Río Gallegos y Río Grande, tripulaciones en situación de alerta con las aeronaves configuradas para misiones de interceptación. Así los Mirage III, como los Dagger y los A-4C se encontraban armados con misiles Magic y Shaffrir y las tripulaciones en estado de alerta. A partir de las 06:00 hrs del 1º de Mayo, el capitán García Cuerva como el Primer Tte. Perona quedan en situación de alerta, en segundo turno de despegue. Los Mirage III estaban configurados con dos misiles Magic, un misil Matra R.530 y dos depósitos subalares de 1.700 litros cada uno

Tras casi tres horas de espera en la cabecera 25 de Gallegos, despegan a las 08:59 hrs. con el indicativo “Tablón” cumpliendo con la orden fragmentaria 1093 que implicaba una misión de cobertura sobre Puerto Argentino. Una vez allí debieron intervenir para evitar que los Sea Harrier dieran caza a los A-4B de la sección “Topo” encabezada por el capitán Palaver. Los Mirage fueron vectoreados por el radar de Malvinas hasta ponerse en la cola de los ingleses, los cuales fueron rápidamente alertados e invirtieron su rumbo quedando Mirage y Sea Harrier enfrentados cara a cara. Tiempo después Perona declararía que trataron de realizar un disparo de frente con los misiles R.530, pero los radares no tuvieron una buena detección. Los Sea Harriers pasaron unos 3.000 pies por encima de los Mirage, y en ambos casos la escasez de combustible impidió que intentaran alguna otra acción. Aterrizaron a las 10:58 con un remanente de combustible mínimo.

Aunque no había mucho tiempo para realizar un análisis del primer encuentro entre Mirage y Sea Harrier, lo primero que quedó en evidencia era que el radar Cyrano IIbis no había podido detectar de modo satisfactorio y sostenido al Sea Harrier, aún cuando la trayectoria de vuelo de éste era adecuada a los requerimientos del radar, o sea que se encontraba por encima y por delante del Mirage. En consecuencia el misil R.530 quedó descartado por la complejidad de adquirir y asignarle un blanco, como así también por su peso y arrastre que se traducían en un mayor consumo de combustible. Y el segundo punto de análisis se centró precisamente en el combustible. García Cuerva había aterrizado solamente con 200 litros de remanente en sus tanques, lo que representaba no más de 2 a 3 minutos de vuelo. Según relataría con posterioridad Perona: “Sobre la base de la experiencia de la mañana habíamos quedado que si entrábamos en combate y teníamos que eyectar los tanques suplementarios de combustible, no podríamos volver al continente. Tendríamos cinco minutos nada más. Pasado ese lapso, había que aterrizar en Puerto Argentina, aunque era una operación riesgosa. Si fuera necesario, por lo que indicaban las tablas, el avión “pelado”, sin nada podía despegar desde allí. La cuestión era ver cómo hacerlo aterrizar en una pista tan corta.”

La Sección Dardo

A las 15:30 hrs. llega la orden fragmentaria 1109, con similar requerimiento que la anterior. Despegan 15 minutos después rumbo a las proximidades de Gran Malvina. En zona contactan con el radar que los dirige hacia una patrulla aérea de combate (PAC) de Sea Harrier. Según el relato de Perona: “Cuando estaban separados por unas 80 millas (de los Sea Harrier), el capitán García Cuerva pregunta cuál era el estado de la pista de Puerto Argentino, porque tal como lo habíamos planeado previamente, si entrábamos en combate eyectaríamos los tanques suplementarios de combustible, a pesar de que se había ordenado no hacerlo, y en caso necesario intentaríamos aterrizar en el aeródromo de la capital isleña. Pero la pregunta quedó sin respuesta. “

Perona recuerda que “el operador de radar decide separarnos para interceptar a la PAC y así nos separamos unos 45 grados a cada lado del rumbo que traíamos. En ése momento eyectamos los tanques pendulares de 1.700 litros, pero una falla en el sistema provoca que el tanque derecho de mi avión quedara en su lugar. Luego el operador nos ordena otro cambio de rumbo y me informa que tenía un blanco a unas 20 millas con rumbo opuesto y a menor altura que la mía por lo que comencé una suave picada. Más tarde me informa que nuestra separación era de 10 millas y como no lo tenía en contacto radar decidí buscarlo visualmente.

El relato de Perona es coincidente en varios aspectos con lo relatado por el teniente Steve Thomas que piloteaba uno de los Sea Harrier: “ Lo detecte visualmente a unas ocho millas y comprendí que era un Mirage y pude ver también a su Nº 2 a la derecha y detrás, intente enganchar un Sidewinder en el, pero el misil no quiso, a unas cinco millas su jefe me lanzo un misil pero ví como éste se apartaba y me pasaba por la izquierda, al mismo tiempo algo salía del segundo avión, pero zozobro, evidentemente, era otro misil fallido, no me llegue a sentir amenazado por ninguno de los dos lanzamientos”

Ni García Cuerva ni Perona lanzaron misil alguno, lo avistado por Thomas en dos oportunidades fue precisamente la eyección de los depósitos externos de los Mirage, aunque en el caso de Perona, solamente uno se eyectó, y ésa observación la indica Thomas al mencionar que “algo salía del segundo avión”. Ambos pilotos argentinos creyeron que enfrentaban un solo Sea Harrier cuando en realidad eran dos. Perona es abatido por un Sidewinder pero tiene un dominio mínimo sobre la aeronave que le permite llegar hasta la costa antes de eyectarse ya que porque no contaba con traje antiexposición, y caer al mar sin éste equipo habría significado su muerte. Por su parte García Cuerva logra escapar de un misil que aparentemente explotó cerca del Mirage y tras ingresar a una formación de nubes logra evadir al Sea Harrier. Ambos se ven obligados a abandonar el combate por falta de combustible.
La decisión de ir a Puerto Argentino

García Cuerva conocía muy bien su trabajo. Antes de llegar al Mirage III había pasado por los A-4C y los Sabre en momentos en que ambas unidades tenían una fama muy particular sobre el entrenamiento que le proporcionaban a los pilotos. Eran aproximadamente las 16:15 o 16:20 horas del 1º de Mayo. García Cuerva estaba realizando la segunda misión de combate del día, la segunda misión real de combate de su vida. La noche anterior había dormido poco debido a las alertas y a las 6 de la mañana ya se encontraba nuevamente en alerta. Su numeral había sido derribado y él se encontraba sobre Malvinas sin combustible suficiente para regresar a Río Gallegos.

Volaba el Mirage III, el I-019 que sólo tenía dos años en la FAA y era considerado como el modelo de mayor capacidad de la fuerza. Aunque jamás podrá corroborarse, informó por radio que el avión estaba intacto, sin daños; y que por ello quería aterrizar en Puerto Argentino. Las tablas de velocidad, peso y frenado indicaban que era posible detener el Mirage en unos 800 metros de pista aproximadamente aplicando frenos y utilizando el paracaídas de frenado. Para entonces el MIII era el único caza de la FAA equipado con radar, acababa de perder el I-015 en una misión por él liderada y en consecuencia tenía su propia necesidad de salvar el avión. Al menos rechazó en tres oportunidades la sugerencia de eyectarse. Era claro que la prioridad era el avión.


Aterrizar en la pista de Puerto Argentino era teóricamente posible. La misma disponía de una longitud de 1.250 metros y en teoría el Mirage III podría detenerse con seguridad en unos 800 metros en una configuración totalmente limpia y con un mínimo peso de combustible interno. Las mismas tablas de prestaciones indicaban que en ésas condiciones también podría despegar desde una distancia similar, aunque ello sería ridículo porque el MIII carecía de capacidad de reaprovisionamiento aéreo y en consecuencia, aunque pudiera despegar nunca llegaría hasta el continente. García Cuerva no era un improvisado y si había evaluado ésa opción, lo había hecho en base a determinados fundamentos. Aunque también tengamos presente que era la tarde del 1º de Mayo y para entonces se desconocía por completo qué dirección tomaría el conflicto. Nadie podía afirmar para entonces si el aeropuerto permanecería operable o no durante el resto del conflicto ó si finalmente la FAA extendería la pista con las planchas de aluminio. Las posibilidades serían en principio, tres.

En caso de aterrizar el Mirage en el aeropuerto, la posibilidad más remota era volver a despegar del mismo para llegar al continente. Ello implicaba extender la pista como mínimo unos 400 metros más para permitirle al avión despegar con el mayor peso que significaba transportar el combustible necesario para poder cruzar hasta Río Gallegos pero también implicaba llevar hasta las Islas todo el equipamiento necesario para volver a poner en vuelo al Mirage, tal como el compresor y los tubos de aire comprimido para la puesta en marcha del motor, depósitos auxiliares externos, equipamiento para desmontar el chasis del cañón a fin de aligerar el avión, etc.

La otra opción era desarmar el avión y regresarlo al continente a bordo de un Hércules. Ello era totalmente factible ya que todos los MIII llegaron al país desarmados a bordo de los Hércules de la FAA. Aunque suponía tener que llevar al aeropuerto varios técnicos, mecánicos y muchos equipos necesarios para realizar la operación de desmontaje. De resultar la primera y segunda opción imposible, quedaba una tercera, que era la de canibalizar al Mirage, recuperando la mayor cantidad de componentes, partes y piezas posibles; estimándose que se poder realizarse la operación se podía recuperar así prácticamente la totalidad del avión.


Como vemos la idea de García Cuerva de aterrizar en Puerto Argentino para salvar el avión, era factible y hasta aceptable. Al menos había dos o tres opciones para luego recuperar el avión hacia el continente. Con cañoneo naval y permanentes alertas aéreas seguramente no hubiera resultado ni simple ni fácil extender la pista o ponerse a desarmar un avión, pero la alternativa existía. Para entonces nadie sabía qué sucedería ni cómo sería el desarrollo del conflicto, pero “primó el avión por sobre el propio cuero”.

Próxima entrega: El derribo

Para Interdefensa por
Claudio Growler Caputti

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
INVITADO



Mensajes : 14687
Fecha de inscripción : 12/05/2010
Edad : 51

MensajeTema: Re: García Cuerva: más allá del deber ( Parte I)    Miér 11 Abr 2012 - 18:03

Claudio, recuerdo un reportaje de TV realizado en el Hospital Aeronáutico a Perona (aún estando él internado, él usaba sus manos para describir la "tijera"), relató, que llegó a tener un cruce con el inglés, es decir entró en combate dinámico. No lo bajaron de un hondazo, perdió en el mano a mano. ¿Es así o no?

Por lo demás y sabiendo lo que se viene, demás está decirse que no tengo más uñas para deglutir.

Siga-siga Maestro.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
wpascu



Mensajes : 3007
Fecha de inscripción : 18/05/2010
Edad : 45
Localización : Loma Hermosa

MensajeTema: Re: García Cuerva: más allá del deber ( Parte I)    Jue 12 Abr 2012 - 9:18

Este es un comentario que hicieron en Facebook, respecto de esta nota:

Sergio Ascencio Tuve el inmenso Honor y orgullo de ser junto con mi compañero victor allende, los mecánicos que los atendimos en las dos misiones, y el tremendo dolor de escudriniar el cielo durante tres larguisimas horas esperando el regreso del querido "Paco" que ya no regresó y el consuelo de saber que Perona habia salvado milagrosamente su vida, abrazo querido "Paco" donde quiera que estés, y otro para vos "Carlos Perona" que no tuve la oportunidad de reencontrame con vos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spirit666



Mensajes : 7293
Fecha de inscripción : 12/05/2010

MensajeTema: Re: García Cuerva: más allá del deber ( Parte I)    Jue 12 Abr 2012 - 9:41

Marcelo R.Cimino escribió:
Claudio, recuerdo un reportaje de TV realizado en el Hospital Aeronáutico a Perona (aún estando él internado, él usaba sus manos para describir la "tijera"), relató, que llegó a tener un cruce con el inglés, es decir entró en combate dinámico. No lo bajaron de un hondazo, perdió en el mano a mano. ¿Es así o no?

Perona estuvo convencido que había entrado en una tijera, pero la realidad fue otra. Simplemente los pilotos británicos utilizaron una táctica muy conocida (horquilla o como tirador) que es fácilmente entendible con éste gráfico:



wpascu escribió:
Este es un comentario que hicieron en Facebook, respecto de esta nota:

Sergio Ascencio Tuve el inmenso Honor y orgullo de ser junto con mi compañero victor allende, los mecánicos que los atendimos en las dos misiones, y el tremendo dolor de escudriniar el cielo durante tres larguisimas horas esperando el regreso del querido "Paco" que ya no regresó y el consuelo de saber que Perona habia salvado milagrosamente su vida, abrazo querido "Paco" donde quiera que estés, y otro para vos "Carlos Perona" que no tuve la oportunidad de reencontrame con vos

El objetivo de esta nota es en definitiva no olvidar. Y creo que se ha cumplido.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
INVITADO



Mensajes : 14687
Fecha de inscripción : 12/05/2010
Edad : 51

MensajeTema: Re: García Cuerva: más allá del deber ( Parte I)    Jue 12 Abr 2012 - 9:49

Perdón por la licencia.
El empeño puesto por Claudio en la nota, la constancia de Walter con nuestro facebook, renueva nuestro humilde compromiso, no es merito de una o varias personas el cumplirlo, tampoco de un sitio, un color o una simpatía es una obligación moral la que nos inspira. Sé que en mayor o menor medida es el espíritu de lo que aspiramos como comunidad en el foro.
Como un integrante más de esta casa, siento que se me infla el pecho de emoción, saber que el engranaje que integramos en la gran maquinaria, funciona a la perfección. Es el mejor homenaje que le podemos ofrecer a quienes se quedaron a custodiar nuestras islas.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spirit666



Mensajes : 7293
Fecha de inscripción : 12/05/2010

MensajeTema: Re: García Cuerva: más allá del deber ( Parte I)    Jue 12 Abr 2012 - 12:58

Marce: coincido totalmente y aunque a veces las historias de Malvinas no suman en los foros, la idea de estas notas no es sumar, sino no olvidar a aquellos que dieron todo -incluso su vida- por una causa tan noble. Son en muchos casos ejemplos que siempre debemos tener presente, mucho más cuando hay tanto tránfuga y corrupto suelto, usando ésta causa para beneficio propio.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: García Cuerva: más allá del deber ( Parte I)    Hoy a las 15:45

Volver arriba Ir abajo
 
García Cuerva: más allá del deber ( Parte I)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» García Cuerva: Me están tirando carajo...!!
» EL MANUSCRITO DE PIEDRA, Luis García Jambrina
» En cumplimiento del deber.
» (:Ruta 35, Aquí dejamos todo sobre esta serie de Danna García:)
» Película completa... MAS ALLÁ DE LOS SUEÑOS.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Interdefensa :: - FORO DE MENSAJES - :: -Material Exclusivo INTERDEFENSA-Notas e Informes-
Cambiar a: