ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Defensa Civil y gestión de Emergencias

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado



MensajeTema: Defensa Civil y gestión de Emergencias   Jue 29 Sep 2011 - 18:19

Defensa Civil y gestión de Emergencias

El 30 de diciembre del 2004 quedó en la memoria trágica de los argentinos. Durante un recital del grupo Callejeros una bengala (cuyo uso era muy propio del “folclore” del grupo) originó el incendio de una media sombra. El humo y gas tóxico producto de este incendio, las pésimas condiciones del lugar (República de Cromañón), el cual no reunía las condiciones mínimas para su habilitación, su capacidad excedida y la caótica evacuación dejaron un saldo luctuoso de 194 muertos y 1432 heridos.

La plaza Miserere se convirtió en un improvisado puesto de atención sanitaria. Pero, a la tragedia, se sumó el caos. Tanto el SAME (Sistema de Atención Médica de Emergencia) como la PFA y los Bomberos fueron superados por la situación. No se acordono la zona para evitar la llegada de curiosos, no se estableció una prioridad para la atención de los heridos ni (según su condición) a que centros asistenciales u hospitales serían derivados. Otro grave inconveniente fue que muchos de los evacuados volvían al lugar a rescatar a amigos o conocidos. Aunque estas acciones demuestran un gran coraje individual, terminaban complicando las tareas de los bomberos y rescatistas.

Sobro coraje y voluntad, pero faltó la preparación y el profesionalismo.

Otro día aciago fue el 31 de agosto de 1999. Ese día, en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery, en que el vuelo 3142 de LAPA terminaba en un luctuoso accidente. El BOEING 737-200 se salía de la pista y chocaba contra un terraplén, arrastrando a los automóviles que cruzaban la avenida. El saldo fue de 65 muertos y 17 heridos. Pero, para este hecho, se debe destacar el rápido y eficaz operativo montado por el SAME, la PFA y la PNA, además del cuerpo de bomberos del Aeroparque. En este caso los simulacros de accidentes e incendios son prácticas habituales en las terminales aéreas, por lo que la las FF.SS y rescatistas que se involucraron con las tareas de asistencia estaban entrenados y contaban con los elementos necesarios para resolver la situación.

Defensa Civil en Argentina.
A lo largo de la historia las naciones han tenido que enfrentar pruebas y desafíos que comprometieron su misma existencia. Guerras, terremotos, plagas y sequias han marcado la decadencia y ocaso de civilizaciones, otrora poderosas. Las sociedades han tenido que enfrentarse como mejor pudieron a esas circunstancias.
Con la industrialización y el auge de la tecnología, las sociedades contaron con mejores herramientas e instituciones más organizadas para enfrentar estas amenazas. Pero, y como consecuencia del desarrollo tecnológico, las guerra se volvieron tremendamente más destructivas. Por otra parte la contaminación, la energía nuclear y los desajustes ocasionados por la mala planificación del desarrollo económico le dieron una nueva dimensión a las catástrofes antropogénicas. Chernóbil, Bhopal y Seveso dejaron marcas indelebles en la memoria colectiva.
En Argentina el primer organismo creado para tal fin fue el Comando de Defensa Antiaérea en el área del Ejército Argentino, creado el 6 de junio de 1939 por orden del Presidente Dr. Ramón S. Castillo. A la luz del desarrollo de la II Guerra Mundial y en la Guerra Civil Española se vio que las poblaciones civiles, y a un nivel nunca visto antes, se encontraban en la primera línea de batalla. Sin embargo, en nuestro país, fue un desastre natural el que puso a prueba a la Nación. El terremoto de San Luis del 15 de enero de 1944 destruyó completamente a su capital, dejando un saldo de 10.000 muertos.
Con el avance de la industrialización, el crecimiento de las poblaciones en las ciudades y una mayor dependencia de las sociedades con la tecnología, las posibilidades de catástrofes más complejas y destructivas se incrementaron, por lo que las organizaciones necesarias para enfrentarlas se volvieron más complejas y necesitaron mayores recursos.

Se entraba en una nueva etapa

Sistema Federal para Emergencias (SIFEM)
En 1999, tras las inundaciones causadas por El Niño en el Litoral, se creó el Sistema Federal de Emergencias (SIFEM). Fue una condición impuesta por el BID, para otorgar un crédito de u$s 200 millones, para recuperación de las zonas afectadas.

Se conformó en la Jefatura de Gabinete, para tener la máxima ejecutividad. No buscaba ser una superestructura, sino establecer "nuevas prácticas y metodologías de trabajo para coordinar" la intervención de organismos nacionales, aunque con la intención de sumar a las provincias y a la Ciudad de Buenos Aires.
Esta organización, creada a imagen y semejanza del FEMA (Federal Emergency Management Agency) de EE.UU, cuenta con una importante herramienta de información, que es las que le otorga le CONAE (Comisión Nacional de Actividades Espaciales) a través de la “Constelación Matutina”. Esta es un conjunto de satélites, tanto argentinos como de otros países, cuya función es la observación y medición de parámetros climáticos y ambientales. Por ellos no solo se pueden observar los cambios del clima (como ser salinidad de las aguas o temperatura y humedad de la atmósfera) sino también toda aquella actividad humana que, directa o indirectamente, pueden ser origen de emergencias y catástrofes ambientales, desde derrames de aceite y contaminación hasta el mal uso del suelo y deforestación excesiva.

Sin embargo, y aunque se designa como responsable de la activación al Jefe de la Policía Federal Argentina (PFA), hasta la fecha dicha organización no se ha reunido. Esta desidia impide, por ejemplo, la coordinación de los diferentes organismos del Estado (FF.AA., FF.SS, CONAE, Ministerio de Seguridad, etc.) para la prevención, evaluación, ejercicios y simulacros de catástrofes, los cuales deben ser prácticas habituales y donde la población debe ser informada para su conocimiento y preparación.

Incluso a la fecha el SIFEM no cuenta con una página web oficial, restándole a esta organización una importante herramienta de difusión y educación.

Sin embargo se han apreciado algunas medidas que, de hacerse constantes, serían una mejora sustancial para la prevención, asistencia y recuperación para la población frente a catástrofes (tanto naturales como antropogénicas). El Ejercicio Integración 2011, realizado en la provincia de Salta o las operaciones de asistencia efectuadas de forma coordinada entre los gobiernos de Neuquén y Rio Negro con el Gobierno Nacional, la GNA y las FF.AA durante la erupción del volcán Puyehue.

Como corolario podemos decir que, independientemente de la situación que nos tuque vivir, son los ciudadanos los primeros responsables en tomar las medidas necesarias para su seguridad. Aunque está no pretende ser una guía detallada, existen algunas medidas básicas y generales que nos permitirían afrontar con alguna posibilidad de éxito estas circunstancias:
1. Debemos conocer, de nuestros lugares de trabajo y residencia, cuales son los peligros con los que, con mayor probabilidad, nos tengamos que enfrentar. Para ello se puede recurrir a los mapas de riesgos, los cuales están disponibles en la web.
2. Establecidos estos riesgos y (si contamos con la información) su probabilidad, es conveniente redactar una lista con los elementos que debemos contar y cuales medidas básicas de prevención son necesarias.
3. Es de extrema importancia establecer una red solidaria. Este sería un grupo de personas entre las cuales se puede, gracias a la mutua confianza, solicitar ayuda y colaboración reciproca. Esto no solo permitiría afrontar con mayor éxito una emergencia o catástrofe sino que, además, podría disminuir o afrontar con eficacia el vandalismo o desmanes que pueden ocurrir inmediatamente después de estos incidentes.
4. Conocer a la autoridad competente y, cuando esta se hace presente o esté correctamente ubicada e identificada, SEGUIR TODAS SUS INDICACIONES.
Estas indicaciones, en extremos básicas, pueden ser de gran utilidad para preservar nuestra integridad .

Nuestro país cuenta con las herramientas y recursos necesarios para afrontar estos desafíos. Nuestro deber es exigir que esto se cumpla.

Fuentes e información de referencia:
http://es.wikipedia.org/wiki/Rep%C3%BAblica_Croma%C3%B1%C3%B3n#cite_note-falloFactoresCausales-12
http://es.wikipedia.org/wiki/SAMU
http://www.same.gov.ar/
http://es.wikipedia.org/wiki/Vuelo_3142_de_LAPA
http://interdefensa.argentinaforo.net/t3256-ejercicio-integracion-2011#36148
http://www.puntoprofesional.com/P/0511/MI_1288-05.HTM
http://www.conae.gov.ar/prensa/CHARTER_BsAs_22abr09.pdf
http://www.ora.gov.ar/riesgo_mapas.php
http://www.mapaeducativo.edu.ar/Atlas/Riesgo-Sismico
http://www.defensacivil.gba.gov.ar/evolucion.htm

Diego Trinidad
Volver arriba Ir abajo
INVITADO



Mensajes : 14687
Fecha de inscripción : 12/05/2010
Edad : 51

MensajeTema: Re: Defensa Civil y gestión de Emergencias   Jue 4 Abr 2013 - 7:35

Invitado escribió:
Defensa Civil y gestión de Emergencias

El 30 de diciembre del 2004 quedó en la memoria trágica de los argentinos. Durante un recital del grupo Callejeros una bengala (cuyo uso era muy propio del “folclore” del grupo) originó el incendio de una media sombra. El humo y gas tóxico producto de este incendio, las pésimas condiciones del lugar (República de Cromañón), el cual no reunía las condiciones mínimas para su habilitación, su capacidad excedida y la caótica evacuación dejaron un saldo luctuoso de 194 muertos y 1432 heridos.

La plaza Miserere se convirtió en un improvisado puesto de atención sanitaria. Pero, a la tragedia, se sumó el caos. Tanto el SAME (Sistema de Atención Médica de Emergencia) como la PFA y los Bomberos fueron superados por la situación. No se acordono la zona para evitar la llegada de curiosos, no se estableció una prioridad para la atención de los heridos ni (según su condición) a que centros asistenciales u hospitales serían derivados. Otro grave inconveniente fue que muchos de los evacuados volvían al lugar a rescatar a amigos o conocidos. Aunque estas acciones demuestran un gran coraje individual, terminaban complicando las tareas de los bomberos y rescatistas.

Sobro coraje y voluntad, pero faltó la preparación y el profesionalismo.

Otro día aciago fue el 31 de agosto de 1999. Ese día, en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery, en que el vuelo 3142 de LAPA terminaba en un luctuoso accidente. El BOEING 737-200 se salía de la pista y chocaba contra un terraplén, arrastrando a los automóviles que cruzaban la avenida. El saldo fue de 65 muertos y 17 heridos. Pero, para este hecho, se debe destacar el rápido y eficaz operativo montado por el SAME, la PFA y la PNA, además del cuerpo de bomberos del Aeroparque. En este caso los simulacros de accidentes e incendios son prácticas habituales en las terminales aéreas, por lo que la las FF.SS y rescatistas que se involucraron con las tareas de asistencia estaban entrenados y contaban con los elementos necesarios para resolver la situación.

Defensa Civil en Argentina.
A lo largo de la historia las naciones han tenido que enfrentar pruebas y desafíos que comprometieron su misma existencia. Guerras, terremotos, plagas y sequias han marcado la decadencia y ocaso de civilizaciones, otrora poderosas. Las sociedades han tenido que enfrentarse como mejor pudieron a esas circunstancias.
Con la industrialización y el auge de la tecnología, las sociedades contaron con mejores herramientas e instituciones más organizadas para enfrentar estas amenazas. Pero, y como consecuencia del desarrollo tecnológico, las guerra se volvieron tremendamente más destructivas. Por otra parte la contaminación, la energía nuclear y los desajustes ocasionados por la mala planificación del desarrollo económico le dieron una nueva dimensión a las catástrofes antropogénicas. Chernóbil, Bhopal y Seveso dejaron marcas indelebles en la memoria colectiva.
En Argentina el primer organismo creado para tal fin fue el Comando de Defensa Antiaérea en el área del Ejército Argentino, creado el 6 de junio de 1939 por orden del Presidente Dr. Ramón S. Castillo. A la luz del desarrollo de la II Guerra Mundial y en la Guerra Civil Española se vio que las poblaciones civiles, y a un nivel nunca visto antes, se encontraban en la primera línea de batalla. Sin embargo, en nuestro país, fue un desastre natural el que puso a prueba a la Nación. El terremoto de San Luis del 15 de enero de 1944 destruyó completamente a su capital, dejando un saldo de 10.000 muertos.
Con el avance de la industrialización, el crecimiento de las poblaciones en las ciudades y una mayor dependencia de las sociedades con la tecnología, las posibilidades de catástrofes más complejas y destructivas se incrementaron, por lo que las organizaciones necesarias para enfrentarlas se volvieron más complejas y necesitaron mayores recursos.

Se entraba en una nueva etapa

Sistema Federal para Emergencias (SIFEM)
En 1999, tras las inundaciones causadas por El Niño en el Litoral, se creó el Sistema Federal de Emergencias (SIFEM). Fue una condición impuesta por el BID, para otorgar un crédito de u$s 200 millones, para recuperación de las zonas afectadas.

Se conformó en la Jefatura de Gabinete, para tener la máxima ejecutividad. No buscaba ser una superestructura, sino establecer "nuevas prácticas y metodologías de trabajo para coordinar" la intervención de organismos nacionales, aunque con la intención de sumar a las provincias y a la Ciudad de Buenos Aires.
Esta organización, creada a imagen y semejanza del FEMA (Federal Emergency Management Agency) de EE.UU, cuenta con una importante herramienta de información, que es las que le otorga le CONAE (Comisión Nacional de Actividades Espaciales) a través de la “Constelación Matutina”. Esta es un conjunto de satélites, tanto argentinos como de otros países, cuya función es la observación y medición de parámetros climáticos y ambientales. Por ellos no solo se pueden observar los cambios del clima (como ser salinidad de las aguas o temperatura y humedad de la atmósfera) sino también toda aquella actividad humana que, directa o indirectamente, pueden ser origen de emergencias y catástrofes ambientales, desde derrames de aceite y contaminación hasta el mal uso del suelo y deforestación excesiva.

Sin embargo, y aunque se designa como responsable de la activación al Jefe de la Policía Federal Argentina (PFA), hasta la fecha dicha organización no se ha reunido. Esta desidia impide, por ejemplo, la coordinación de los diferentes organismos del Estado (FF.AA., FF.SS, CONAE, Ministerio de Seguridad, etc.) para la prevención, evaluación, ejercicios y simulacros de catástrofes, los cuales deben ser prácticas habituales y donde la población debe ser informada para su conocimiento y preparación.

Incluso a la fecha el SIFEM no cuenta con una página web oficial, restándole a esta organización una importante herramienta de difusión y educación.

Sin embargo se han apreciado algunas medidas que, de hacerse constantes, serían una mejora sustancial para la prevención, asistencia y recuperación para la población frente a catástrofes (tanto naturales como antropogénicas). El Ejercicio Integración 2011, realizado en la provincia de Salta o las operaciones de asistencia efectuadas de forma coordinada entre los gobiernos de Neuquén y Rio Negro con el Gobierno Nacional, la GNA y las FF.AA durante la erupción del volcán Puyehue.

Como corolario podemos decir que, independientemente de la situación que nos tuque vivir, son los ciudadanos los primeros responsables en tomar las medidas necesarias para su seguridad. Aunque está no pretende ser una guía detallada, existen algunas medidas básicas y generales que nos permitirían afrontar con alguna posibilidad de éxito estas circunstancias:
1. Debemos conocer, de nuestros lugares de trabajo y residencia, cuales son los peligros con los que, con mayor probabilidad, nos tengamos que enfrentar. Para ello se puede recurrir a los mapas de riesgos, los cuales están disponibles en la web.
2. Establecidos estos riesgos y (si contamos con la información) su probabilidad, es conveniente redactar una lista con los elementos que debemos contar y cuales medidas básicas de prevención son necesarias.
3. Es de extrema importancia establecer una red solidaria. Este sería un grupo de personas entre las cuales se puede, gracias a la mutua confianza, solicitar ayuda y colaboración reciproca. Esto no solo permitiría afrontar con mayor éxito una emergencia o catástrofe sino que, además, podría disminuir o afrontar con eficacia el vandalismo o desmanes que pueden ocurrir inmediatamente después de estos incidentes.
4. Conocer a la autoridad competente y, cuando esta se hace presente o esté correctamente ubicada e identificada, SEGUIR TODAS SUS INDICACIONES.
Estas indicaciones, en extremos básicas, pueden ser de gran utilidad para preservar nuestra integridad .

Nuestro país cuenta con las herramientas y recursos necesarios para afrontar estos desafíos. Nuestro deber es exigir que esto se cumpla.

Fuentes e información de referencia:
http://es.wikipedia.org/wiki/Rep%C3%BAblica_Croma%C3%B1%C3%B3n#cite_note-falloFactoresCausales-12
http://es.wikipedia.org/wiki/SAMU
http://www.same.gov.ar/
http://es.wikipedia.org/wiki/Vuelo_3142_de_LAPA
http://interdefensa.argentinaforo.net/t3256-ejercicio-integracion-2011#36148
http://www.puntoprofesional.com/P/0511/MI_1288-05.HTM
http://www.conae.gov.ar/prensa/CHARTER_BsAs_22abr09.pdf
http://www.ora.gov.ar/riesgo_mapas.php
http://www.mapaeducativo.edu.ar/Atlas/Riesgo-Sismico
http://www.defensacivil.gba.gov.ar/evolucion.htm

Diego Trinidad


Cuan actual es el trabajo que realizó Diego en Septiembre de 2011.

Saludos a él y al foro
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Defensa Civil y gestión de Emergencias   Jue 4 Abr 2013 - 11:09

Soy partidario de criticar a los amigos en privado y elogiarlos en público, y como lo primero lo hago por correo con él voy a aprovechar a hacer lo segundo, diciendo que en mi opinión era uno de los tipos más valiosos que había en Interdefensa, siempre preocupado por los temas tratando de escaparle a una mera visión de coyuntura -que también la tenía- y tratando de ver la generalidad, como lo demuestra este informe, y siempre planteando lo suyo sin soberbia. "Vos sos de los buenos" le decía por MP aunque no coincidieramos en las posturas, y se lo decía porque lo único que le interesaba era aprender y llegar a la verdad y a lo que correspondía antes que emperrarse en ganar una discusión. Práctico y de "dato duro" como todo ingeniero, pero con una apertura mental propia de un filósofo, realmente una combinación más que interesante en alguien para poder entender como funciona y hacia donde vá el mundo.

Muchas veces lo echo de menos por aquí, discutir e intercambiar ideas en un foro tiene una "frescura" que el correo no te dá, y eso también sirve para que vayamos creciendo, aún cuando nos agarramos en inconducentes disputas como obtusos borrachos de la Taberna de Moe, de lo bueno y de lo malo se aprende.

Así que, hecho el merecido homenaje, ahora solo resta pedirle que no demore más y nos envíe un nuevo capítulo de "la novela".

Saludos a Diego y a todos, los que coincidimos y los que no, porque entre todos hacemos el foro y en ese intercambio vamos creciendo.
Volver arriba Ir abajo
danram



Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 08/01/2011
Edad : 52
Localización : caba

MensajeTema: Re: Defensa Civil y gestión de Emergencias   Mar 16 Abr 2013 - 11:30

que defensa civil???? donde esta??? es un observador mudo y ciego, un convidado de piedra.
Terrible choche de trenes...en flores se mejoro la barrera??? que se aprendio?
terrible choque de trenes en once ...andenes llenos de neogios, malas entradas y salidas...
Inundaciones....brillo por su ausencia en capital y la plata, no hay nada previo no puede haber nada en el momento
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Defensa Civil y gestión de Emergencias   Jue 18 Abr 2013 - 18:12

Como marca el post que dá inicio a este tópico, las leyes están, pero la desidia y la corrupción también, entonces los resultados son los que conocemos: muertos y gente con la vida arruinada, víctima de acontecimientos previsibles y evitables que los cara rota denominan "accidentes", Estado ausente, presencia de oportunistas, solidaridad de la gente que no llega efectivamente por la desorganización imperante.

El mismo decreto de creación del SIFEM dice que el mecanismo de prevención de catástrofes debe funcionar en 4 etapas:
1º - Prevención (análisis de eventos anteriores y de condiciones naturales, estudios y propuestas)
2º - Mitigación (obras de prevención y puesta a punto de sistemas de gestión para mitigar el efecto de la catástrofe, por ejemplo construyendo los desagues necesarios, ampliando las zonas de vegetación en donde el agua escurre o se infiltra, practicando la evacuación, etc.)
3º - Respuesta (mando único y coordinado en tiempo real con quienes están en foco de la emergencia, con jerarquizaciones y roles previamente y claramente establecidos)
4º - Reconstrucción (restituir los servicios básicos, reparar los daños, ayudar a la rehabilitación de las víctimas)

Las últimas catástrofes han demostrado que nada de esto funciona, a pesar que los estudios están hechos y los riesgos claramente identificados desde hace tiempo. En Ciudad de Buenos Aires el gobierno actual sancionó hace unos años un decreto desponiendo un sistema de atención a emergencias (solo fase 3º) que no funcionó, todavía la mayor parte de los vecinos inundados en 2010 no cobró la indemnización que la Ley prevé (fase 4º), y los estudios y riesgos están determinados (fase 1º) pero no se hizo nada para mitigarlos (fase 2º), más que la obra del Maldonado todavía inconclusa; en Provincia hay estudios de la UNLP y otras universidades desde hace tiempo, pero no se ha hecho nada por mitigar los efectos desde las inundaciones de principios de este siglo, y se permite indiscriminadamente la expansión del área urbanizada y su densificación, de la respuesta mejor ni hablemos por lo lamentable, y la reconstrucción es una idea que tendrán que afrontar las mismas víctimas; y lo mismo pasa en las demás provincias y es patética la inacción a nivel nacional, que es la encargada de poner en marcha el SIFEM cuando las instancias superiores se ven sobrepasadas.

Lo pero de todo es que, salido el tema de la tapa de los diarios, ya serán pocos a los que estos temas le sigan preocupando. Todo seguirá igual, seguirán los corruptos negocios permitiendo construir en donde no se puede y no haciendo lo que se debe hacer, vendrán nuevas catástrofes con más muertos, se dirá nuevamente que era algo "inevitable", el de arriba le echará la culpa al de abajo, este al del costado, por ahí hacen alguna obra para darle una "manito" a un empresario amigo, y volverán a esperar a que el tema salga de la tapa de los diarios, total, los sobrevivientes siempre se reponen a las catástrofes.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Defensa Civil y gestión de Emergencias   Hoy a las 12:21

Volver arriba Ir abajo
 
Defensa Civil y gestión de Emergencias
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Quieren crear el “servicio social obligatorio” para los jóvenes
» Leyes de Defensa Nacional y de Defensa de la Democracia. Algunas observaciones
» GUARDIA CIVIL-ISABEL II
» antigua guardia civil?
» Ayuda para identificar ovalo de la Guardia Civil

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Interdefensa :: - FORO DE MENSAJES - :: -Material Exclusivo INTERDEFENSA-Notas e Informes-
Cambiar a: