ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Directiva de politica de defensa PARTE 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
oscarlivy



Mensajes : 3002
Fecha de inscripción : 02/09/2010
Edad : 54
Localización : cap. federal

MensajeTema: Directiva de politica de defensa PARTE 2   Sáb 4 Dic 2010 - 13:58

Como era muy largo lo parti en dos...



En dicho contexto, la REPUBLICA ARGENTINA rechaza y cuestiona los actos unilaterales
británicos en el área disputada, los que son contrarios a los entendimientos provisorios bajo
fórmula de soberanía así como lo establecido por las resoluciones pertinentes de las Naciones
Unidas que instan a las dos partes a reanudar negociaciones tendientes a resolver la disputa
de soberanía y, en particular, la Resolución Nº 31/49 de la Asamblea General de dicho
organismo, que insta a las partes a abstenerse de adoptar decisiones que entrañen la
introducción de modificaciones unilaterales en la situación mientras las Islas atraviesan el
proceso recomendado por la ORGANIZACION DE LAS NACIONES UNIDAS (ONU) en sus
resoluciones sobre la "Cuestión de las Islas Malvinas". En este sentido, debe tenerse
presente que el REINO UNIDO DE GRAN BRETAÑA E IRLANDA DEL NORTE está trabajando en
la pretensión de extender su alegada soberanía territorial en las ISLAS MALVINAS,
GEORGIAS DEL SUR Y SANDWICH DEL SUR y en la Antártida hasta TRESCIENTOS
CINCUENTA (350) millas marítimas, basándose en el Artículo 76 de la Convención sobre el
Derecho del Mar.
Respecto de la reivindicación de los derechos nacionales sobre un sector del territorio
antártico, cabe destacar que es política nacional antártica el afianzamiento de los derechos
argentinos de soberanía, objetivo al cual, el MINISTERIO DE DEFENSA, coadyuva a través de
la asistencia logística en la ejecución de la actividad antártica, brindada por las capacidades
operativas del Instrumento Militar de la Nación. En este sentido, el MINISTERIO DE DEFENSA
se encuentra en proceso de recuperación y optimización de dichas capacidades logísticasoperativas
del Instrumento Militar, a efectos de seguir contribuyendo con el fortalecimiento
de las reivindicaciones nacionales de soberanía sobre el continente antártico.
Finalmente, debe considerarse que para el año 2009 la REPUBLICA ARGENTINA deberá
efectuar su presentación relacionada con el límite exterior de la plataforma continental
marina ante la COMISION DE LIMITES DE LA PLATAFORMA CONTINENTAL (CLPC). En este
sentido, se reclamará la extensión de la plataforma continental argentina de DOSCIENTAS
(200) millas marinas hasta un máximo de TRESCIENTOS CINCUENTA (350) millas marinas,
de manera tal que nuestro país aspira a consolidar el ejercicio de los derechos de soberanía
sobre los recursos naturales de un territorio de aproximadamente UN MILLON DE
KILOMETROS CUADRADOS (1.000.000 Km2) adicionales, que deberán sumarse a los DOS
MILLONES SETECIENTOS VEINTIUN MIL OCHOCIENTOS DIEZ KILOMETROS CUADRADOS
(2.721.810 Km2) que hoy se encuentran bajo soberanía nacional.
Estos aspectos, que hacen a una cuestión medular de los objetivos de la Política Exterior de
la Nación, deben considerarse desde la óptica de las responsabilidades propias y específicas
de la Defensa Nacional, apoyando materialmente bajo la dirección del MINISTERIO DE
RELACIONES EXTERIORES, COMERCIO INTERNACIONAL Y CULTO las acciones tendientes a
fundamentar los reclamos soberanos de referencia y hacer operativos los objetivos políticos
concretos que de ello se deriven.
CAPITULO III
Directrices para la Instrumentación de la Política de Defensa y de la Política Militar
Instrucciones dirigidas al Ministerio de Defensa:
En función de los criterios y parámetros establecidos oportunamente por la Ley de Defensa
Nacional Nº 23.554 y por la Ley de Reestructuración de las Fuerzas Armadas Nº 24.948, así
como por los Decretos Nros. 727/06, 1691/06 y 1729/07, que regulan los aspectos centrales
de la organización y el funcionamiento de la Defensa Nacional en la REPUBLICA ARGENTINA,
el MINISTERIO DE DEFENSA deberá orientar su gestión de los próximos años en base a los
siguientes lineamientos y objetivos generales:
Respecto del Gobierno Político de la Defensa Nacional:
Continuar y profundizar el proceso de fortalecimiento y consolidación del pleno y efectivo
gobierno político de la Defensa Nacional, esto es, de la conducción, administración,
supervisión y planificación superior de los organismos, dependencias y funciones que
componen la jurisdicción de la Defensa Nacional: el MINISTERIO DE DEFENSA, el ESTADO
MAYOR CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS, el EJERCITO ARGENTINO, la ARMADA
ARGENTINA y la FUERZA AEREA ARGENTINA.
Ello implica avanzar en el fortalecimiento de las diversas competencias ministeriales respecto
del diseño, la determinación, la organización y el funcionamiento de todas las cuestiones
relativas al sistema de defensa y a sus organismos componentes. Consecuentemente, es
condición esencial continuar con el proceso de consolidación de las capacidades
institucionales, técnicas y administrativas del MINISTERIO DE DEFENSA, en el sentido de lo
oportunamente estipulado por los Decretos Números 727/06 y 788/07, relacionados con la
progresiva adecuación organizacional de dicho organismo a los efectos de garantizar la
ejecución plena del ejercicio del gobierno para la defensa nacional.
En este sentido el MINISTERIO DE DEFENSA atenderá aquellas cuestiones referidas a la
implementación efectiva de la política de defensa en sus diversos aspectos: la dirección
superior del funcionamiento y la organización general de las Fuerzas Armadas, la ejecución
del Ciclo del Planeamiento de la Defensa Nacional y la instrumentación de la política militar
correspondiente.
Asimismo, deberá consolidarse el funcionamiento de la arquitectura institucional ya puesta
en marcha y tendiente a la gestión sistémica e integral de los recursos de la Defensa
Nacional, a la maximización de la eficiencia en la utilización y empleo de los mismos y al
logro de un efectivo accionar militar conjunto, esto último en el sentido de lo establecido por
el artículo 21 de la Ley de Defensa Nacional Nº 23.554, que establece que la organización y
funcionamiento de las Fuerzas Armadas se inspirarán en criterios de organización y eficiencia
conjunta, unificándose las funciones, actividades y servicios cuya naturaleza no sea
específica de una sola fuerza.
Consecuentemente, deberán establecerse y/o perfeccionarse los procedimientos
burocráticos, técnicos o normativos necesarios para el expeditivo funcionamiento y
correspondiente afianzamiento de la referida arquitectura institucional.
Respecto de la Gestión Logística y Presupuestaria de la Defensa:
Con referencia a estos asuntos, se deberá avanzar en el proceso de constitución de un
sistema logístico integrado de la defensa que garantice alcanzar adecuados niveles de
normalización y, por ende, interoperabilidad entre los distintos sistemas de armas y
equipamiento de que dispone el instrumento militar. Para ello, el MINISTERIO DE DEFENSA
deberá fortalecer su capacidad para centralizar efectivamente el planeamiento, ejecución y
supervisión de las funciones y actividades logísticas de las Fuerzas Armadas que se
determinen.
Para ello, el MINISTERIO DE DEFENSA deberá crear bajo su órbita un organismo
especializado con competencia, procedimientos, recursos presupuestarios y personal para
centralizar gradualmente el planeamiento y gestión operativa de la obtención de sistemas de
armas e insumos (bienes y servicios) de uso común en las Fuerzas Armadas, posicionándose
como cliente único ante el sector privado de modo tal de generar economías de escala que
redunden en mejores precios colectivos para el sector.
Dicho organismo será de composición civil y militar, constituirá un destino para el personal
militar en actividad y absorberá las funciones relativas a la dotación de personal que
actualmente posee la DIRECCION GENERAL DE LOGISTICA CONJUNTA del ESTADO MAYOR
CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS.
Deberá avanzarse en el desarrollo y la consolidación del Sistema Integral de Gestión de
Inversiones para la Defensa (SIGID), a los fines de garantizar la debida adecuación entre las
capacidades de mediano y largo plazo determinadas como necesarias por el Planeamiento de
la Defensa Nacional y los distintos proyectos de inversión pública y militar que sean
conformados por las Fuerzas Armadas y postulados por el ESTADO MAYOR CONJUNTO DE
LAS FUERZAS ARMADAS.
Asimismo, se deberán consolidar procedimientos tendientes al aprovechamiento conjunto de
las capacidades de mantenimiento de las Fuerzas Armadas, así como diseñar e implementar
un sistema para la certificación y homologación de los productos y procesos existentes en el
sector.
Por otra parte, deberá fortalecerse la capacidad de planificación presupuestaria del
MINISTERIO DE DEFENSA, priorizándose la cabal y efectiva articulación del presupuesto y,
específicamente, de los proyectos de inversión pública y militar con los programas de
recuperación, modernización y adquisición de los medios materiales identificados como
contribuyentes al desarrollo de las capacidades operativas del instrumento militar
determinadas como necesarias por el Planeamiento de la Defensa Nacional, como así
también con la política y los programas de investigación, desarrollo y producción industrial
propia de sistemas para la Defensa.
Respecto de la Investigación, Desarrollo y Producción para la Defensa Nacional:
En orden a estas cuestiones, el MINISTERIO DE DEFENSA deberá continuar con el proceso de
fortalecimiento y profundización del desarrollo de la Industria de Producción para la Defensa,
en especial, a través del desarrollo, la gestión y la supervisión coordinada, integral y
sistemática de todos los proyectos de investigación y desarrollo tecnológico del ámbito de la
Defensa con los diversos organismos que integran el esquema productivo de la industria
vinculada a la defensa, con las diversas entidades estatales que realizan o pudieren realizar
investigaciones y desarrollos útiles para la defensa (universidades nacionales, institutos de
Investigación y Desarrollo), como así también por medio de la profesionalización,
capacitación y actualización regular del personal técnico y profesional perteneciente al
ámbito mencionado.
Deberán promoverse los cambios necesarios a efectos de lograr un sistema científico y
tecnológico de la Defensa efectivamente coordinado y funcional, que articule e integre a la
totalidad de los instrumentos y organismos del MINISTERIO DE DEFENSA y de las Fuerzas
Armadas dedicados a la investigación y desarrollo para la Defensa, como así también a los
diseminados recursos de la jurisdicción destinados a esta materia.
En este sentido, y a efectos de superar la dispersión y desarticulación de esfuerzos y
recursos de la jurisdicción y generar un genuino sistema de ciencia y tecnología para la
Defensa, deberá elaborarse en el corto plazo una planificación integral de los lineamientos,
de la política y de los proyectos de investigación y desarrollo para la Defensa para el
mediano y largo plazo, proceso que se orientará en base a las necesidades y requerimientos
identificados por el Planeamiento Militar Conjunto y que, asimismo, deberá evaluar la
posibilidad de articular estos proyectos de Investigación y Desarrollo con el objetivo de
fortalecer y profundizar el desarrollo de la Industria de Producción para la Defensa.
Respecto de la Formación y Capacitación para la Defensa Nacional:
Respecto de estas cuestiones, el MINISTERIO DE DEFENSA deberá continuar con el proceso
de definición de las políticas educativas y de las estructuras de educación, formación y
actualización de las Fuerzas Armadas. La educación para la defensa deberá identificar, lograr
y consolidar el requerido perfil técnico profesional del personal militar así como también
construir y fortalecer el indispensable concepto y sentido de ciudadanía y de servicio público
del mismo, sustentado en los valores y normas de conducta que encierra la propia condición
militar y la concepción democrática de la Defensa Nacional.
Asimismo, se deberá desarrollar y fortalecer, a través de la ESCUELA DE DEFENSA
NACIONAL, la formación de los recursos humanos necesarios para la adecuada gestión de los
asuntos de la Defensa Nacional por profesionales civiles con formación integrada al Sistema
Universitario Nacional, de modo que los mismos se encuentren aptos para ello desde el
punto de vista de los requerimientos de especificidad temática, técnica y burocrática que
presentan las diversas responsabilidades de conducción del MINISTERIO DE DEFENSA y del
Instrumento Militar de la Defensa Nacional.
En el marco precedente, se deberá también continuar con la ejecución de aquellas iniciativas
en marcha, particularmente las dirigidas a la readecuación de las currículas de las escuelas y
colegios de formación básica e inicial para oficiales: el COLEGIO MILITAR DE LA NACION, la
ESCUELA NAVAL MILITAR y la ESCUELA DE AVIACION MILITAR y las escuelas de formación
básica e inicial para suboficiales. Se deberá, asimismo, consolidar el funcionamiento de la
ESCUELA SUPERIOR DE GUERRA CONJUNTA, el Curso Básico Conjunto de Aviador Militar, el
Curso Básico Conjunto de Piloto de Helicóptero y el Curso para Instructores Militares.
Respecto de los Derechos Humanos y las Políticas de Género:
En esta materia, el MINISTERIO DE DEFENSA deberá continuar con el desarrollo de la política
que en forma transversal e integral garantice la perspectiva de los derechos humanos, en
especial, deberán profundizarse medidas en relación a los siguientes ejes:
a) colaboración y coordinación con el proceso de memoria, verdad y justicia respecto de los
hechos ocurridos durante la vigencia del terrorismo de Estado.
b) promoción de una cultura institucional de respeto a los derechos humanos mediante el
desarrollo de actividades de difusión y/o sensibilización en la materia, así como también
mediante una adecuada contemplación de la perspectiva de los derechos humanos en el
proceso de las reformas educativas, considerando especialmente la temática de género.
c) profundización del trabajo de revisión de normativa, regulaciones y/o prácticas
institucionales que contradicen el conjunto de derechos y garantías constitucionalmente
consagrados, promoviendo su reforma y/o derogación, considerando especialmente la
temática de género.
d) continuación del proceso de reforma integral y modernización del sistema de justicia
militar.
e) desarrollo y optimización en la implementación de mecanismos de reclamo y atención de
casos por abuso de autoridad, discriminación y otras formas de vulneración de derechos en
el ámbito de las Fuerzas Armadas.
Asimismo, como parte inescindible de una perspectiva integral de derechos humanos y del
proceso de modernización institucional en su conjunto, corresponde dar continuidad a las
políticas de género y promoción de condiciones de equidad e igualdad de oportunidades para
hombres y mujeres, especialmente a través de las siguientes acciones:
a) mantener el trabajo de diagnóstico, monitoreo y seguimiento de la situación sobre
integración de la mujer en las Fuerzas Armadas.
b) asegurar la transversalidad de la perspectiva de género en el proceso de reforma
educativa a fin de dotar de sustentabilidad institucional al conjunto de cambios
implementados.
c) promover la adopción de políticas específicas en relación con la problemática del acoso
sexual y otras formas de violencia de género en el ámbito de las instituciones de la Defensa.
d) profundizar la política institucional de protección de la maternidad y paternidad
responsable, asegurando la cobertura de servicios básicos para el personal militar y civil con
hijos y/o hijas a su cargo, cuando ello contribuya a una mejor coordinación entre las
responsabilidades del ámbito familiar y el desarrollo profesional.
e) continuar y monitorear el desarrollo de las medidas adoptadas en relación con la
aplicación de una perspectiva de género en el ámbito de las operaciones internacionales de
mantenimiento de la paz, de conformidad con lo establecido en la Resolución Nº 1325 (2000)
del CONSEJO DE SEGURIDAD DE LAS NACIONES UNIDAS.
La Política Militar: Criterios que deberán orientar y dirigir la estructuración y el desarrollo del
Instrumento Militar:
El conjunto de normas legales que regulan en términos generales la jurisdicción de la
Defensa así como también aquellas normas reglamentarias que instrumentan estos
principios, han delineado un horizonte concreto respecto de la organización futura de las
Fuerzas Armadas y respecto del imperativo de avanzar sistemáticamente en el proceso de
adecuación y modernización requerido.
Al respecto, se debe señalar que el objetivo es el diseño de un Instrumento Militar
"moderno", entendiéndose por ello, un Instrumento Militar definido en base a nuevos y
específicos parámetros organizacionales, de funcionamiento y de despliegue, que reconozcan
y ponderen las circunstancias normativas, doctrinales, políticas y estratégicas vigentes. En
este sentido, el Instrumento Militar de la Defensa Nacional deberá articularse en torno al
siguiente conjunto de principios básicos, a saber:
1) La organización y el funcionamiento del Sistema de Defensa debe estructurarse
prioritariamente en función de la misión principal asignada al Instrumento Militar de la
Defensa Nacional (IMDN), es decir, a efectos de asegurar la defensa nacional ante
agresiones de origen externo perpetradas por fuerzas armadas pertenecientes a otros
Estados. Se entenderá como "agresión de origen externo" el uso de la fuerza armada por un
Estado contra la soberanía, la integridad territorial o la independencia política de nuestro país
o en cualquier forma que sea incompatible con lo establecido por la Carta de las Naciones
Unidas.
Las misiones subsidiarias asignadas a las Fuerzas Armadas no deberán suponer
modificaciones organizacionales o funcionales que puedan alterar y/o restringir los recursos
requeridos para garantizar de modo permanente la Defensa Nacional.
En este aspecto, se deberá considerar de manera preferente a la participación de las Fuerzas
Armadas en el marco de Operaciones de Mantenimiento de Paz de Naciones Unidas o de
otras organizaciones internacionales que oportunamente pudieren ser determinadas por el
Gobierno Nacional, y salvo expresa disposición en contrario del PODER EJECUTIVO
NACIONAL, como eventuales escenarios de posible participación respecto de estos
compromisos internacionales, al ámbito regional/continental.
Asimismo tendrá prioridad la constitución y el crecimiento de la Fuerza Binacional de Paz
Argentino-Chilena "Cruz del Sur", en tanto que su fortalecimiento favorece la
interoperabilidad, confianza mutua y complementariedad en el avance hacia un Sistema de
Defensa Subregional. También se debe ponderar y prever especialmente, en lo que se refiere
a tareas de apoyo a la comunidad nacional o de países amigos, un mayor esfuerzo para los
próximos años, destinado no sólo a la comunidad nacional sino también a las de las naciones
amigas, particularmente, a las de los estados limítrofes.
Finalmente, en función de lo oportunamente establecido en los Decretos Nº 2316/90 y Nº
207/03 y a causa de las responsabilidades derivadas, deberá preverse y considerarse a la
Antártida como un "escenario" en el marco del cual es obligación cumplir con las funciones
de sostén logístico asignadas al Instrumento Militar.
2) La misión primaria asignada al EJERCITO ARGENTINO, la ARMADA ARGENTINA y la
FUERZA AEREA ARGENTINA, como organizaciones militares específicas, consiste en alistar,
adiestrar y sostener los medios puestos a su disposición a los efectos de garantizar su eficaz
y eficiente empleo en el marco del accionar conjunto. Este conjunto de fuerzas, conforman el
Instrumento Militar de la Defensa Nacional (IMDN), el cual está concebido como una única
instancia integradora de las formas y modalidades de acción propias de cada una de esas
fuerzas. El mismo adoptará las formas organizacionales y funcionales requeridas por el
planeamiento estratégico militar o por las decisiones emanadas del PODER EJECUTIVO
NACIONAL.
3) El Planeamiento Estratégico Militar y el diseño de fuerzas que se deriven, se elaborará
conforme el criterio de "capacidades" como factor de planeamiento, esto es, deberá
formularse en función de alcanzar y consolidar la aptitud para ejecutar en forma autónoma la
completa gama de operaciones que demandan todas las formas genéricas de agresión que se
manifiestan en conflictos internacionales.
Asimismo, deberá contemplar en su desarrollo el siguiente conjunto de factores, a saber:
a) La vigencia de una concepción, posicionamiento y actitud estratégica de naturaleza
defensiva y una disposición de carácter cooperativo.
b) La totalidad de la superficie bajo soberanía territorial de la REPUBLICA ARGENTINA en sus
dimensiones terrestres, marítimas y aéreas, tanto en su magnitud como en sus
características geográficas y morfológicas.
c) Atender a lo oportunamente determinado en el Decreto Nº 1691/06 respecto de cómo
rediseñar el Instrumento Militar según la concepción, el posicionamiento y la actitud
estratégica defensiva.
Finalmente, deberá tenerse presente que el desarrollo y la obtención de la "fuerza activa
sustancial" requerida por el Planeamiento Estratégico Militar, exigirá necesariamente una
definición respecto del conjunto de prioridades y, por ende, de la reformulación de los
parámetros tradicionales de distribución de la inversión en materia de defensa.
4) El diseño orgánico y funcional, la composición y las características del despliegue
territorial de las fuerzas armadas, como organizaciones específicas, deberán atender
estrictamente a:
I) Las misiones y competencias asignadas en el marco legal y reglamentario vigente.
II) Lo oportunamente determinado por el Planeamiento Estratégico Militar.
III) La reducción de estructuras administrativas y burocráticas y la supresión de instancias
orgánicas carentes de finalidad práctica.
IV) La vigencia del criterio de "concentracióndispersión" que tienda a la optimización de
recursos y del esfuerzo logístico.
V) El uso eficiente y racional de las instalaciones y la proporcionalidad y/o correspondencia
entre nivel organizacional de las dependencias componentes con la infraestructura
efectivamente disponible y con los medios asignados a las mismas.
VI) El carácter conjunto del sistema de defensa militar, impulsando para ello la conformación
de agrupaciones conjuntas, la concentración de unidades y la unificación de todas aquellas
funciones, actividades y/o servicios de naturaleza no específica.
Instrucciones dirigidas al ESTADO MAYOR CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS y a los
Estados Mayores Generales de las Fuerzas Armadas:
En el marco de los criterios y principios generales reseñados precedentemente para la
implementación de la Política Militar, así como en función de las competencias determinadas
por el marco legal vigente, el ESTADO MAYOR CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS y los
Estados Mayores Generales de las Fuerzas Armadas deberán desarrollar el conjunto de
acciones y tareas que a continuación se detallan.
ESTADO MAYOR CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS:
Consolidar, en su nivel de competencia, la implementación y la eficiente consecución del
Ciclo de Planeamiento de la Defensa Nacional. Será tarea prioritaria del ESTADO MAYOR
CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS el diseño y la definición del Instrumento Militar de la
Nación y de sus respectivas capacidades. En reemplazo del modelo basado en hipótesis de
conflicto, el Planeamiento Estratégico Militar y el correspondiente diseño de fuerzas del
Instrumento Militar, se elaborará conforme al criterio de "capacidades" como factor de
planeamiento, esto es, deberá formularse en función de alcanzar y consolidar la aptitud de
ejecutar en forma autónoma la completa gama de operaciones que demandan todas las
formas genéricas de agresión que se manifiestan en los conflictos convencionales de origen
externo generados por actores estatales.
Esta será la tarea esencial del ESTADO MAYOR CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS,
puesto que del diseño y la definición de las "capacidades necesarias" del Instrumento Militar,
con su correspondiente juicio por aptitud, resultará, respecto del estado de situación actual,
la determinación de las "capacidades a mantener", las "capacidades a incorporar" y las
"capacidades a eliminar" del Instrumento Militar y, consecuentemente, todo el ordenamiento
derivado.
En este sentido, deberá fortalecer, según lo dispuesto por la Ley Nº 24.948, su capacidad
para determinar la aptitud y aceptabilidad de los proyectos de inversión pública y militar
conformados por las Fuerzas Armadas según los criterios y plazos estipulados por el Sistema
Integral de Gestión de Inversiones para la Defensa (SIGID), garantizar la interoperabilidad y
compatibilidad entre los distintos sistemas de armas del Instrumento Militar.
Proponer, en atención a la implementación del nuevo modelo de planeamiento y a efectos de
hacer frente a las nuevas tareas y responsabilidades asignadas, su reestructuración integral,
antes del cumplimiento del primer año de vigencia de la presente Directiva. En este sentido,
deberá también proponer los refuerzos humanos y materiales necesarios para responder
adecuadamente a la nueva estructura propuesta y a todas las obligaciones que
oportunamente le han sido determinadas.
Profundizar y fortalecer el accionar militar conjunto y, particularmente a estos efectos, la
estructura y el funcionamiento del Comando Operacional y de los niveles operacionales
orgánicos y/o de aquellos cuya conformación esté prevista en el Planeamiento Militar. En
este sentido, es de suma importancia que el ESTADO MAYOR CONJUNTO DE LAS FUERZAS
ARMADAS afiance de manera concreta y efectiva su competencia respecto de la dirección del
adiestramiento militar conjunto y del control y supervisión del planeamiento estratégico
operacional.
En función de propender a una gestión integral y centralizada de los medios militares que
permita lograr crecientes niveles de capacidad operacional y de respuesta, en el lapso de los
primeros SEIS (6) meses de vigencia de la presente Directiva de Política de Defensa
Nacional, los Estados Mayores Generales de las Fuerzas Armadas deberán elevar al ESTADO
MAYOR CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS un informe preciso y detallado sobre la
totalidad de los medios militares disponibles en sus ámbitos respectivos. Las modificaciones
que se registrasen en estos datos (cualquiera fuere su origen), deberán informarse de
manera inmediata al ESTADO MAYOR CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS, además de
que deberá elevarse al mismo Estado Mayor un informe general y de manera regular cada
SEIS (6) meses de la totalidad de dicha información. En este sentido, y en función de las
responsabilidades operacionales que le han sido asignadas, el ESTADO MAYOR CONJUNTO
DE LAS FUERZAS ARMADAS, deberá arbitrar los medios necesarios para que los Estados
Mayores Generales de las Fuerzas Armadas eleven las actualizaciones pertinentes y los
informes regulares semestrales en tiempo y forma.
El ESTADO MAYOR CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS deberá elaborar y elevar al
MINISTERIO DE DEFENSA, al final de cada año, un análisis completo respecto de la
comprobación operativa registrada, y según los criterios oportunamente establecidos por la
Resolución MD Nº 330 del 8 de marzo de 2007, sobre la totalidad de los ejercicios militares
combinados realizados durante ese año, bilaterales y multilaterales, específicos o conjuntos,
proponiendo, en caso de considerarse pertinente, nuevos criterios o parámetros de
naturaleza militar para la planificación y ejecución de futuras ejercitaciones.
Asimismo, deberá supervisar, comprobar y, en caso de ser necesario, propiciar en cada una
de las Fuerzas el proceso de adecuación de la doctrina militar específica vigente en función
de lo oportunamente estipulado por el Decreto Nº 727/06, el Decreto Nº 1691/06, el Decreto
Nº 1729/07 y por los criterios políticos sobre los que se fundamenta la Política de Defensa y
la Política Militar presente; ello deberá privilegiar, particularmente, los documentos de
doctrina básica de cada Fuerza, los que deberán encontrarse concluidos al primer año de
vigencia de la presente Directiva.
Respecto de la doctrina conjunta, los planes, manuales, reglamentos, programas y
procedimientos, dicho Estado Mayor deberá proceder a su actualización, a fin de asegurar y
facilitar el accionar militar conjunto de las Fuerzas Armadas y la plena compatibilidad de la
doctrina del instrumento militar con la política de defensa y la normativa vigente en la
materia. Este proceso deberá encontrarse concluido al segundo año de vigencia de la
presente Directiva.
En otro orden, el ESTADO MAYOR CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS deberá también
propiciar y supervisar la integración y estandarización del conjunto de reglas y
procedimientos de las TRES (3) Fuerzas relativas al empleo de los medios militares, a efectos
de lograr un uso eficiente de los mismos, así como también de profundizar el fortalecimiento
y la consolidación de las capacidades operacionales existentes. Este proceso deberá
encontrarse concluido al segundo año de vigencia de la presente Directiva.
En referencia a los recursos humanos, deberá buscarse la excelencia del personal,
privilegiando la calidad sobre la cantidad, capacitando a todos los niveles jerárquicos y,
particularmente, realizando un aprovechamiento intensivo de cada perfil de carrera. En aras
de maximizar la eficiencia y la eficacia en el logro de los objetivos institucionales y también
en el aprovechamiento de los recursos humanos disponibles, como lineamiento general para
todo el ESTADO MAYOR CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS, tanto en lo que se refiere a
los niveles de conducción como también a los niveles de implementación y ejecución, deberá
observarse una permanencia y estabilidad en el destino para el personal militar no menor a
TRES (3) años, pudiendo prolongarse ese período por el tiempo que se considere
conveniente, particularmente en aquellos casos donde la especificidad y la importancia de la
función a desempeñar demande recursos humanos con destacada experiencia.
En función de la crítica importancia que para el planeamiento estratégico militar, el accionar
conjunto, las capacidades operativas y la toma de decisiones posee el tratamiento, gestión e
integración de la información generada por los diversos medios y organismos militares en el
habitual desempeño de sus funciones, será responsabilidad del ESTADO MAYOR CONJUNTO
DE LAS FUERZAS ARMADAS atender al desarrollo y la supervisión de los proyectos que se
generen en el ámbito de las Fuerzas referidos a este tema, a efectos de asegurar la
interoperabilidad, tratamiento y explotación de la información proveniente de los distintos
sensores y sistemas de control disponibles en el ámbito del Instrumento Militar y de aquellos
que eventualmente pudieran determinarse y que se integraren en el marco del Accionar
Conjunto y Conjunto/Combinado; asimismo, será también responsabilidad del ESTADO
MAYOR CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS la orientación y coordinación de los esfuerzos
de desarrollo de las fuerzas armadas en los ámbitos específicos y específicos combinados en
materia de proyectos tecnológicos referidos a las capacidades de Comando, Control,
Comunicación, Computación, Inteligencia, Interoperabilidad, Vigilancia y Reconocimiento
(C4I2SR), a fin de posibilitar un efectivo y eficiente accionar integrado del Instrumento
Militar y, consecuentemente, el eficaz cumplimiento de las funciones y responsabilidades de
vigilancia y control de los espacios soberanos del territorio nacional.
Respecto de las Fuerzas Armadas:
Los Estados Mayores Generales de las Fuerzas Armadas deberán proponer las modificaciones
y readecuaciones de las estructuras orgánico- funcionales militares pertinentes, a efectos de
lograr la máxima capacidad de alistamiento y adiestramiento compatible con lo establecido
por el ESTADO MAYOR CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS a través del correspondiente
Planeamiento Estratégico Militar. En este sentido, deberán eliminarse todas las funciones y
organizaciones que no se hallen en sintonía y colisionasen con la tarea del COMANDO
OPERACIONAL del ESTADO MAYOR CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS.
La circunstancia precitada, además, a los efectos de cumplir con la normativa
correspondiente (Decreto Nº 727/06 y Decreto Nº 1691/06) y para facilitar también la
gestión integral y funcional del "sistema militar", entendiéndose por éste al conjunto y la
totalidad de medios y recursos militares que componen el Sistema de Defensa Nacional,
cualquiera fuere la configuración que el mismo adopte (Unidades Operacionales, Fuerzas de
Tareas, Componentes Conjuntos o Comandos Estratégicos), tal como fuera oportunamente
establecido por la "Directiva sobre Organización y Funcionamiento de las Fuerzas Armadas"
(Decreto Nº 1691/06), es imprescindible.
Asimismo, dichos Estados Mayores Generales deberán proponer, en armonía con los
preceptos enunciados en el párrafo anterior y con la participación previa del ESTADO MAYOR
CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS, las modificaciones correspondientes a los
reglamentos y disposiciones vigentes, a los efectos de adecuar los mismos a la misión
asignada al Instrumento Militar de la Defensa Nacional y a las Fuerzas Armadas conforme lo
establecen los artículos 1º y 24 del Decreto Nº 727/06.
Deberán, además, adecuar su doctrina y estructura orgánica a los fines de cumplir
cabalmente con lo estipulado en el Reglamento de Aeronavegabilidad Militar (RAM)
(Resolución MD Nº 18 del 20 de diciembre de 2007).
Hasta tanto el Planeamiento Estratégico Militar establezca criterios integrales en la materia,
los Estados Mayores Generales de las Fuerzas Armadas deberán priorizar la optimización del
empleo de los recursos y del esfuerzo logístico mediante el agrupamiento conveniente de
medios y servicios. En referencia a este tema, y a efectos de su consideración y evaluación,
los Estados Mayores Generales de las Fuerzas Armadas deberán elevar, en los plazos que se
determinen, a través del ESTADO MAYOR CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS, sus
propuestas al respecto. Asimismo, se fomenta la presentación de iniciativas tendientes a
alcanzar un aprovechamiento conjunto de la infraestructura del instrumento militar.
Los Estados Mayores Generales de las Fuerzas Armadas deberán elaborar y elevar al
MINISTERIO DE DEFENSA al final de cada año un análisis completo respecto de la
comprobación operativa de todos los ejercicios militares específicos realizados durante ese
año, proponiendo, en caso de considerarse pertinente, nuevos criterios o parámetros de
naturaleza militar para la planificación y ejecución de futuras ejercitaciones.
En referencia a los recursos humanos, será premisa de acción la búsqueda de la excelencia
del personal, privilegiando la calidad sobre la cantidad, capacitando a todos los niveles
jerárquicos y, particularmente, realizando un aprovechamiento intensivo de cada perfil de
carrera. En aras de maximizar la eficiencia y la eficacia en el logro de los objetivos
institucionales y también en el aprovechamiento de los recursos humanos disponibles, como
lineamiento general para cada una de las Fuerzas Armadas, tanto en lo que refiere a los
niveles de conducción como también a los niveles de implementación y ejecución, deberá
observarse una permanencia y estabilidad en el destino para el personal militar no menor a
TRES (3) años, pudiendo prolongarse ese período por el tiempo que se considere
conveniente, particularmente en aquellos casos donde la especificidad y la importancia de la
función a desempeñar demande recursos humanos con destacada experiencia. Por otra
parte, en lo que se refiere a educación del personal militar, es imperioso considerar que la
formación militar deberá adecuarse plenamente a los lineamientos y políticas impulsadas en
la materia, evitando superposiciones con la estructura educativa nacional.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.aeroclubargentino.org
 
Directiva de politica de defensa PARTE 2
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Directiva de Política de Defensa Nacional. Decreto 1714/2009 parte 1
» Tutorial para poner nuevas piezas a los transformers parte 5
» DEFENSA DEL CASTILLO DEL MORRO EN LA HABANA - Una medalla llena de Historia
» Confirmada fecha estreno de Harry Potter y las reliquias de la muerte parte II
» 26 Mayo-Teaser poster de 'Amanecer - Parte 1' en castellano (América Latina)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Interdefensa :: - NOTICIAS - :: Noticias Militares Argentinas-
Cambiar a: