ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 La epopeya del Tractor Lunar - Historia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
elperro



Mensajes : 1305
Fecha de inscripción : 17/10/2010
Edad : 37
Localización : Cba

MensajeTema: La epopeya del Tractor Lunar - Historia   Mar 30 Nov 2010 - 17:40

La epopeya del Tractor Lunar



Lunokhod -2

El 17 de noviembre de 1970, la estación espacial soviética “Luna 17” alunizaba sin problemas en el Mare Imbrium.

Dos horas y media más tarde, de las entrañas de la nave torpemente descendía a la polvorienta superficie lunar un extraño aparato, parecido a un fantástico insecto con grandes ojos y ocho ruedas de llantas perforadas. En nuestro satélite natural, comenzaba su trabajo el “Lunokhod-1”.

Cualquier niño sabía de memoria la historia de la expedición “del tractor lunar” en tiempos de la Unión Soviética. El fracaso del programa tripulado de la URSS comparado con el absoluto triunfo del proyecto “Apolo” obligo a desarrollar un plan de promoción de la imagen de la Unión Soviética como primera potencia espacial.

La renuncia a enviar gente a la Luna se argumentó con un “riesgo excesivo para la integridad de los cosmonautas” por lo que todos los recursos se centraron en enviar naves no tripuladas y robots para el estudio de la Luna.

Los primeros intentos de llegar a la Luna


La primera vez que la URSS llegó a la Luna fue en septiembre del 1959. El módulo E-1 (posteriormente llamado Luna-2) diseñado en la Oficina del famoso proyectista Serguei Koroliov, se estrelló contra la superficie. Esto no resultó más que un estímulo para redoblar los esfuerzos y conseguir un aparato capaz de alunizar sin problemas.


Ensayos del chasis del Lunokhod-1


Entre 1963 y 1965, la Oficina de Diseño dirigida por Koroliov cosechó decepción tras decepción (algo similar a la historia del actual misil Bulavá). La plataforma E-6 necesaria para realizar el alunizaje suave sufrió once ensayos fallidos. Falló el cohete propulsor “Molnia”y funcionaron incorrectamente las unidades de aceleración, pero lo que más problemas generó fue el mismo módulo lunar.

Del atolladero sólo se logró salir la puesta a punta de la plataforma fue encomendada a la oficina de diseño de la Fábrica de Maquinaria Lavochkin, que a partir de entonces se convertiría en el principal centro de desarrollo de equipos técnicos para la industria espacial soviética. En esta fábrica, especializada en misiles balísticos y de crucero, los técnicos lograron resolver los problemas con relativa rapidez y, en 1966, los módulos Luna-9 y Luna-13 alunizaron con éxito.

Circular o navegar. Esa era la cuestión.


En paralelo a los estériles intentos de realizar un alunizaje suave, el colectivo científico encabezado por Koroliov estudiaba la posibilidad de crear un vehículo móvil para el estudio de la superficie lunar, el llamado aparato E-8. Su diseño fue encargado a una fábrica de Leningrado y como director del proyecto fue designado Alexander Kemurdzhián.

La labor no era trivial, ya que nadie no tenía ni idea de cómo era el suelo lunar, de cuáles eran las características reales del firme con que se iba a encontrar el vehículo. Entonces la teoría del “polvo resbaladizo” estaba muy de moda y según ella, la Luna estaba cubierta por una capa de varios metros de arenas movedizas, sobre las cuales habría que navegar y no circular.

Incluso se llegó a plantear en serio la creación de un circuito de pruebas en un hangar lleno de semillas de mijo para simular las condiciones imaginadas y poder así probar el prototipo.

Serguei Koroliov resolvió la discusión de cuajo, como en le era propio. “La superficie lunar se considerará firme”... Las decisiones del proyectista jefe habría que fundirlas en bronce. Nunca sabremos lo que habría pasado, si Koroliov hubiera vivido hasta finales de los años sesenta, cuando a la URSS todavía le quedada alguna opción de superar a EEUU en la carrera de prestigio que suponía el viaje tripulado alrededor de la Luna. Pero a la oficina de Koroliov le escaseaban fuerzas y recursos, por lo que, tras la plataforma de alunizaje E-6, todos los planos del futuro vehículo lunar pasaron a la Fábrica de Maquinaria Lavochkin.



En 1968, después de haber analizado una gran cantidad de versiones, se consiguió cristalizar un prototipo final. El aparato tenía un aspecto muy raro: una parte trasera cubierta y dos cámaras a modo de ojos, una batería solar desmontable con las antenas de comunicación en la parte de arriba y cuatro pares de ruedas con buenos amortiguadores.

El largo y tortuoso camino del Lunokhod hasta su lugar de trabajo

El primer despegue hacia la Luna se produjo el 19 de febrero de 1969. Sin embargo, el lanzamiento estuvo precedido de otro intento en 1968, pero a los 52 segundos de la ignición, debido a un aumento progresivo de la vibración se rompió el fuselaje de la parte delantera del propulsor “Proton”, destrozando la unidad de aceleración y perforando la tercera y segunda etapas. El combustible se inflamó, tras lo cual el ingenio explotó.



Fue un fracaso de la cosmonáutica soviética con un funesto espectáculo de fuegos aéreos. Se decidió tomar un periodo de reflexión de un año y medio, que sirvió para revisar todos los equipos y la organización del proyecto. Lo más positivo del caso fue que parte de las piezas, sobre todo las del vehículo lunar, que se recogieron tras la explosión, pudieron volver a ser aprovechadas para fabricar maquetas con las que poder testar correctamente todos los sistemas. El 10 de noviembre de 1970 el cohete despegaba con éxito y, tras siete días de viaje, la estación espacial “Luna-17” descendía al Mare Imbrium con el Lunokhod a bordo.

Circulando casi a ciegas por la Luna

Pero circular por la Luna no era fácil. Un equipo de teleoperadores se entrenó durante varios años para poder controlar el vehículo lunar contando con una imagen de mala calidad, con señal retardada, en blanco y negro con excesivo contraste. En realidad, no se podía hablar de una imagen de televisión normal: en algunos televisores de baja frecuencia sólo se veían imágenes estáticas.

“Más que televisión era un visionado de diapositivas”, recuerda Oleg Ivanovski, en aquellos años, responsable del diseño de aparatos lunares en la Fábrica de Maquinaria Lavochkin.

Durante la primera semana el Lunokhod pudo recorrer tan sólo 197 metros. Después, los operadores le cogieron el tranquillo y la distancia creció hasta un kilómetro. El sistema de visión era el principal freno del vehículo en su marcha. El coche iba un poco a ciegas y, frecuentemente, se metía en hoyos de los que resultaba difícil salir.


]
Montaje de ruedas del Lunokhod-1 en el taller de montaje y pruebas.

El trabajo era posible sólo durante el día que en la Luna dura 13,5 horas. Por la noche el vehículo estaba parado y se mantenía encendido gracias a su batería de isótopos y a la carga solar acumulada durante el día. Por la mañana, se conectaban de nuevo las baterías solares que comenzaban a cargarse para cumplir con la ruta del día.

Los desplazamientos eran cortos, ya que durante toda la jornada en la Tierra se conseguía establecer contacto con el Lunokhod un máximo total de seis horas. La conducción del vehículo mediante un peculiar sistema de cómputo se llevó a cabo con éxito: sin conocer los datos exactos sobre la superficie con la que se iba a encontrar el aparato, se logró regresar al lugar del alunizaje.



El Lunokhod-1, que consistía básicamente en una caja de equipos sobre un chasis de ocho ruedas, poseía al mismo tiempo las características de una sonda espacial y de un potente todoterreno.


Los trabajos duraron tres meses, al cabo de los cuales las baterías y los sistemas de mantenimiento del Lunokhod debían dejar de funcionar. Ello no obstante, el vehículo continuó desplazándose con tozudez.

A finales del verano de 1971, las excepcionales baterías comenzaron a degradarse. El 14 de septiembre de ese mismo año, el Lunokhod-1, tras su letargo nocturno, ya no volvió a responder a las señales de la tierra. Sus diseñadores comentaban, un poco en broma, que el aparato murió de muerte natural, como pasa en las edades avanzadas.




Colocación del Lunokhod-1 en la sonda Luna-17

En suma, el Lunokhod funcionó durante 301 días, recorrió 10,5 kilómetros e hizo más de 20.000 fotografías de la superficie lunar, incluyendo unas 200 panorámicas. Además, analizó las características físicas, mecánicas y químicas del suelo lunar.

El Lunokhod-2, el Lunokhod-3 y la resurrección del Lunokhod-1

En enero de 1973, hacia la Luna voló el Lunokhod-2. El artefacto tuvo suerte, ya que el módulo lunar “Luna-21” lo depositó directamente dentro de un cráter del Mar de la Serenidad, con tal violencia que casi volcó. El vehículo sufrió daños en su sistema de navegación y hubo de dirigirlo en régimen manual. Este rover era más rápido que su antecesor.

Sin embargo, tuvo una vida más corta: el 9 de mayo, durante una maniobra desafortunada, una cantidad de polvo lunar ensució las placas solares del aparato, lo cual provocó una reducción en la carga de las baterías y la rotura de su sistema de refrigeración. El 3 de junio se perdió el contacto con el mismo.



huella del Lunikhod-1 en la superficie lunar.

El Lunokhod-3 nunca llegó a ser realidad, aunque la Unión Soviética continuó desarrollando activamente el programa de vehículos lunares. El creador de los vehículos Lunokhod, Alexander Kemurdzhián, diseñó ingenios destinados a explorar el Sistema Solar hasta 1991.

En 1986 tuvo que crear a toda prisa unos aparatos automáticos capaces de funcionar en condiciones de alta radiación: los bomberos encargados de extinguir el incendio en la planta electronuclear de Chernobil necesitaban algo que fuera capaz de sacar trozos de combustible radioactivo del techo de la sala de máquinas. Los robots japoneses adquiridos no funcionaban en esos campos de rayos gamma.

El 22 de abril de 2010, investigadores de la Universidad de San Diego, dirigidos por el físico Thomas Murphy, al “peinar” la superficie de la Luna con rayos láser, descubrieron un claro reflejo. Una pieza lateral brillante del perdido Lunokhod-1 reflejó el haz. Los estadounidenses planean utilizar el antiguo vehículo para efectuar mediciones exactas de la órbita lunar y comprobar algunos elementos de la teoría de la relatividad.

Paradójicamente, aquel viejo “tractor lunar”, varado para siempre en una polvorienta colina del Mare Imbrium, el Mar de las Lluvias, prosigue su labor.


Fuente: Ria Novosti
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
tresher



Mensajes : 809
Fecha de inscripción : 24/05/2010

MensajeTema: Re: La epopeya del Tractor Lunar - Historia   Lun 14 Feb 2011 - 1:33

excelente data!! un vehiculo del que se sabia poco....


slds!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vitto



Mensajes : 841
Fecha de inscripción : 21/01/2011
Localización : Mendoza

MensajeTema: Temática y Noticias Espaciales de Argentina y el Mundo :: La epopeya del Tractor Lunar - Historia   Lun 14 Feb 2011 - 9:46

El perro mis felicitaciones excelente informe !!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Super-Etendard



Mensajes : 1863
Fecha de inscripción : 03/05/2010
Edad : 23
Localización : Bahía Blanca

MensajeTema: Re: La epopeya del Tractor Lunar - Historia   Lun 14 Feb 2011 - 15:43

Muy buen informe Leonel!. Nosé mucho de temas espaciales pero me puedo dar cuenta que es un excellente artículo.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: La epopeya del Tractor Lunar - Historia   Lun 14 Feb 2011 - 16:27

no entiendo como los yankis llegaron sin problemas y los rusos estrellaron todos los módulos. alguno miente.
Volver arriba Ir abajo
elperro



Mensajes : 1305
Fecha de inscripción : 17/10/2010
Edad : 37
Localización : Cba

MensajeTema: Re: La epopeya del Tractor Lunar - Historia   Lun 14 Feb 2011 - 17:00

Gracias amigos pero en realidad es un informe de Ria Novosti yo solo busque algunas fotos y adjunte algo de contenido que encontre en la web.

Saludos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
elperro



Mensajes : 1305
Fecha de inscripción : 17/10/2010
Edad : 37
Localización : Cba

MensajeTema: Re: La epopeya del Tractor Lunar - Historia   Lun 14 Feb 2011 - 17:03

SUE escribió:
no entiendo como los yankis llegaron sin problemas y los rusos estrellaron todos los módulos. alguno miente.

Llegaron?? Hay info que respalda que llegaron asi como otra que no. Ademas del misterioso hecho que se perdieron las filmaciones originales de alunizaje. Da para tener una duda razonable de la veracidad o no del alunizaje, quizas solo ganaron la batalla mediatica como casi siempre lo hacen.

Saludos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Super-Etendard



Mensajes : 1863
Fecha de inscripción : 03/05/2010
Edad : 23
Localización : Bahía Blanca

MensajeTema: Re: La epopeya del Tractor Lunar - Historia   Lun 14 Feb 2011 - 17:29

elperro escribió:
SUE escribió:
no entiendo como los yankis llegaron sin problemas y los rusos estrellaron todos los módulos. alguno miente.

Llegaron?? Hay info que respalda que llegaron asi como otra que no. Ademas del misterioso hecho que se perdieron las filmaciones originales de alunizaje. Da para tener una duda razonable de la veracidad o no del alunizaje, quizas solo ganaron la batalla mediatica como casi siempre lo hacen.

Saludos.

Yo estoy 100% seguro de que los Yankis no llegaron a la Luna cuando avisaron al mundo haber llegado. Hay muchas pruebas clarísimas

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La epopeya del Tractor Lunar - Historia   Hoy a las 13:23

Volver arriba Ir abajo
 
La epopeya del Tractor Lunar - Historia
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La epopeya del Tractor Lunar - Historia
» Me presento con un Solé Diesel T-970 DT averiado
» La Capsula del Tiempo (Historia de CATERPILLAR)
» ♥ ♥ ♥ El Amor Sin Sentido♥ ♥ ♥ (Historia De Amor)♥ ♥ ♥
» Quiero mostrar un tractor Guldner AF 30 modelo 1951

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Interdefensa :: - ESPACIALES - :: Temática y Noticias Espaciales de Argentina y el Mundo-
Cambiar a: