ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Comparte | 
 

  La Guerra de las 100 horas entre El Salvador y Honduras en 1969.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
PillanFAH



Mensajes: 302
Fecha de inscripción: 27/11/2010
Edad: 33
Localización: Tegucigalpa, Honduras

MensajeTema: La Guerra de las 100 horas entre El Salvador y Honduras en 1969.   Sáb 27 Nov 2010 - 21:04

LA GUERRA AEREA EN 1969
Domingo 13 Julio 2008

Por el Cnel. F.A.H (r)Francisco Zepeda Andino.
Ex comandante Gral. de la Fuerza Aérea Hondureña

Formación de aviones corsarios sobre los cielos de Tegucigalpa previo al conflicto armado de julio, 1969
Es ampliamente conocido que durante la agresión armada de la República de El Salvador contra Honduras en julio de 1969, la Fuerza Aérea Hondureña, (FAH), logró una superioridad ostensible sobre la Fuerza Aérea Salvadoreña (FAS).

Esa superioridad fue parte importante para lograr contener el avance de las tropas salvadoreñas en los dos teatros de operaciones, el de Occidente y el del Sur, debido a que nuestras fuerzas de infantería carecían de apoyo de artillería y de armamento individual adecuado, la FAH tuvo que asumir, aparte de sus misiones propias, una de “artillería volante”, que restara movilidad y fuerza a la tropa invasora.

En lo que se refiere a las misiones propias de una fuerza aérea, la FAH cumplió a plenitud las de carácter estratégico, (ataque a la Refinería de Acajutla, a los depósitos de combustible de Cutuco y al aeropuerto de Ilopango), las de apoyo aéreo cercano, así como las de Interdicción Aire-Aire.

La obtención de la llamada SUPERIORIDAD AEREA, es indispensable en los conflictos armados que se originan desde la segunda mitad del siglo pasado, hasta nuestros días.

¿Cuál es el origen de la capacidad de la FAH para lograr esa superioridad? ¿Cómo la FAH logró esa supremacía sobre la FAS?

Podemos decir que después de 1920, por razones geográficas, políticas o sociales, la aviación en Honduras se desarrolla en una forma acelerada o intensa, comparada con otros países centroamericanos. Asimismo, la rama aérea de las fuerzas militares nacionales existentes, adquiere un carácter profesional de mayor capacidad y equipo, que nuestros vecinos, a excepción de la década de los sesentas cuando la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG), empujada por la insurgencia interna, recibe aviones jets tipo T-33 y A-37, mientras que la FAH mantiene como primer equipo de combate, los viejos Corsarios F4-U4 y F4U-5.

Desde los años cincuenta, aun cuando los equipos no eran de primera línea, las tripulaciones de la FAH estaban calificadas en Combate Aire-Aire, Bombardeo de Blancos en Tierra, Vuelo Nocturno, Navegación, etc. Recordemos que en 1957, al darse las acciones armadas en el departamento de Gracias a Dios, los pilotos de la FAH, en sus aviones P-38, P-63 y Corsarios, cumplieron misiones en apoyo a las tropas de infantería, lo mismo que del tipo llamado Reconocimiento Armado, sin que los pilotos de la Fuerza Aérea Nicaragüense, (FAN) se atrevieran a retar la capacidad combativa de la FAH.

La habilidad de nuestros pilotos, periódicamente también era aumentada por las especializaciones que se recibían en países amigos o en nuestro territorio, más que todo por medio de los llamados Equipos Móviles de Entrenamiento de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Pero, independientemente de cualquier capacitación o equipo que se recibiera, era y ha sido más importante el Espíritu de Cuerpo, el profesionalismo y amor a su Patria de todos los integrantes de la FAH.

Una situación poco conocida es el que, tanto en Guatemala como en El Salvador y Nicaragua, el joven que ansiaba convertirse en Aviador Militar, tenía, obligatoriamente, que ser egresado como Sub Teniente de Infantería, de las respectivas Academias o Escuelas Militares de esos países. Se daba entonces el caso, que la formación básica o primigenia de ese futuro piloto de la Fuerza Aérea, era con un alto grado de influencia de Oficial de Infantería, al haber cursado los cuatro años de estudios en ese ambiente. Al contrario, la FAH admitía desde sus comienzos, y sigue admitiendo a sus filas, como aspirantes a convertirse en Aviadores Militares, a jóvenes que venían directamente de los diferentes niveles de nuestra sociedad y que se graduaban con un espíritu de cuerpo, doctrina aérea, conocimientos, tradiciones y camaradería propia del que anda volando en un avión y depende de su compañero de ala o del personal de técnicos en tierra, para cumplir con la misión asignada.

También ha habido oficiales de infantería, graduados de la Escuela Militar Francisco Morazán, que han optado por convertirse en Aviadores Militares, pero siempre siguiendo el proceso de asimilación de las tradiciones, prácticas, espíritu de cuerpo y doctrina de la FAH.

Es así como llegamos al lunes 14 de julio de 1969, a las 6 y 20 de la tarde y al producirse el ataque al Aeropuerto Toncontín de parte de un solitario avión C-47 de la FAS, ya que los demás aviones F-51, que estaban también destinados para ese ataque, se perdieron en su vuelo desde El Salvador hacia Honduras, cuatro pilotos de la FAH despegan en aviones Corsarios F4U-5, para repeler el ataque. El entonces Tte. Cnel. José Serra, el Capt. Fernando Soto (QEPD), el que escribe y el Mayor Oscar Colindres, salen en esa secuencia, en persecución del agresor.

Al mismo tiempo, en el Aeropuerto La Mesa, cuatro pilotos del recién establecido Comando Norte, también despegan en aviones Corsarios F4U-4, en prevención de un ataque a ese lugar. El Capt. Carlos Aguirre, el también Capt. Walter López y los tenientes Edgardo Mejía y Marco Tulio Rivera, cumplen así la primera acción de una guerra impuesta a nuestra nación.

La madrugada del 15 de julio, marca el comienzo de operaciones ofensivas de guerra en la FAH. Aproximadamente a las 3:00 de la mañana, un C-47, acondicionado para lanzar bombas de 100 libras por su puerta principal, tripulado por el Capt. Rolando Figueroa, el Stte. Reinaldo Silva (QEPD), y como lanzadores de bombas el Tte. Jorge Matamoros (QEPD), el Sargento Mayor Jorge Espinal, el Sargento Rafael Cerrato, el Sargento Antonio Ramón Lagos y el soldado José Blas Molina, salen de Toncontín con la misión de hacer ver a la FAS que nuestra Fuerza Aérea no está destruida, tal como lo pregonaban las emisoras salvadoreñas. Su misión: lanzar las bombas en el área de Ilopango.

A las 4:20 de la mañana, tres Corsarios F4U-5 y un F4U4, tripulados por el Mayor Oscar Colindres como líder, el Capt. Francisco Zepeda, como número dos, el Capt. Fernando Soto (QEPD) como número tres y el Sub Tte. Santiago Perdomo como número cuatro, despegan en la oscuridad de la madrugada con la misión de atacar la Base Aérea de la FAS en el Aeropuerto de Ilopango, proseguir a la costa sur de El Salvador y atacar los depósitos de combustible y puerto de Cutuco.

Casi a la misma hora, cuatro Corsarios F4U-4 salen del Aeropuerto La Mesa, tripulados por el Capt. Carlos Aguirre, el Capt. Walter López, el Tte. Edgardo Mejía y el Tte. Marco Tulio Rivera, con la misión de bombardear la Refinería y Depósitos de Combustible del Puerto de Acajutla.

Aun cuando se ha especulado al respecto en sectores salvadoreños, ni uno solo de los Corsarios hondureños es interceptado por aviones de la FAS, ni se producen combates aéreos en territorio de El Salvador en estas primeras misiones. Al contrario, sobre los cielos de la capital hondureña, aproximadamente a las 6 de la mañana, un Corsario F4U-5 tripulado por el Tte. Cnel. Serra y un T-28 tripulado por el Sub Tte. Roberto Mendoza, salen a repeler el ataque que era objeto la Base de la FAH en Toncontín, de parte de un Corsario FG-1D y un F-51 de la FAS y el Sub Tte. Mendoza logra disparar y dañar el Corsario salvadoreño. El Tte. Cnel. Serra, aún cuando logró colocarse en posición de tiro, no pudo hacer uso de su armamento por una falla en los cañones 20mm. de su Corsario. Esta falla se repetiría en otras ocasiones.

Este primer combate aéreo es presenciado por miles de capitalinos. Tanto los aviones basados en Tegucigalpa, como los del sector norte, inflingen graves daños a los depósitos de combustible en Acajutla y Cutuco y daños menores al Aeropuerto de Ilopango.

Durante los días 15, 16, 17 y 18, los Corsarios de Toncontín y La Mesa, llevan a cabo innumerables misiones de bombardeo a tropas de infantería salvadoreña e instalaciones cercanas a la línea fronteriza, como ser la Aduana de El Amatillo, en el lado agresor o las aproximaciones de la Aduana El Poy. El día miércoles 16 tiene lugar otra acción aérea cuando el Tte. Rivera, operando desde La Mesa en un F4U-4, en una de sus misiones de ataque, divisa un C-47 de la FAS que había estado bombardeando territorio hondureño y lo ataca, haciendo numerosos impactos en el mismo, dañándolo al grado que tiene que hacer un aterrizaje forzoso en Ilopango sin poder extender sus llantas.

El Capt. Edgardo Acosta Castro (QEPD), se integra en la mañana del día 15 a la escuadrilla de Corsarios de Tegucigalpa, mientras que el Sub Tte. Santiago Perdomo es asignado a la escuadrilla del Comando norte en sustitución del Capt. Walter López, quien en su regreso de la misión de bombardeo de Acajutla la madrugada del 15, tuvo que aterrizar en un campo de aviación en Guatemala, siendo internado junto con el Corsario FAH-617 que tripulaba.

Será el jueves 17 de julio, fecha grabada con honores en la historia de la FAH, cuando se producen dos acciones de combate aire-aire, en las cuales el Capt. Fernando Soto Henríquez derriba 3 aviones de la FAS. En la primera acción, tres Corsarios hondureños tripulados por el Capt. Soto, como líder, el Capt. Francisco Zepeda, como número dos y el Capt. Edgardo Acosta como número tres, en una misión de hostigamiento a tropas enemigas en el área de El Amatillo, uno de los Corsarios, el del Capt. Zepeda, presenta problemas con sus cañones, por lo que sobrevuela el lugar y es atacado por dos F-51 de la FAS tripulados por el Capt. Douglas Vladimir Varela y el Capt. Héctor Leonel Lobo. El Capt. Soto logra ubicarse atrás de los salvadoreños y con una descarga de sus cañones derriba al Mustang del Capt. Varela, quien herido, no puede hacer uso de su paracaídas y muere al caer su avión en tierra. El otro Mustang, al ver a su líder abatido, huye hacia El Salvador.

En la segunda acción, aproximadamente a la 1:30 de la tarde, tres Corsarios hondureños, tripulados por los Capitanes Soto, Zepeda y Acosta, salen de Toncontín, en otra misión de apoyo a nuestra infantería y al hacer la comprobación del armamento, los cañones de su servidor, no funcionan por lo que el Capt. Soto le cancela su misión y prosigue con el Capt. Acosta al área de combate. Cerca de la frontera, en territorio salvadoreño, el Capt. Soto avista dos Corsarios salvadoreños y se coloca en posición de ataque, derribando el avión tripulado por el Capt. Salvador Cezeña, quien se lanza en paracaídas y salva su vida. Luego de maniobras defensivas y ofensivas, el Capt. Soto logra colocarse atrás del Corsario del Capt. Reynaldo Cortez, considerado el mejor piloto de la FAS, y con una ráfaga de sus cañones hace explotar el avión en vuelo, pereciendo el piloto instantáneamente. Por una ironía de la vida, el Capt. Cortez, en 1960-61, había sido nuestro amigo, compañero de clases y graduación durante nuestro entrenam
iento como Pilotos Militares en Bases de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos de América, USAF.

Mientras, en el Occidente del país, en el sector conocido como San Rafael de Las Mataras, este jueves 17 por la tarde, dos Corsarios F4U-4 del Comando Norte, tripulados por el Capt. Carlos Aguirre y Tte. Marco Tulio Rivera, escribirían otra página de honor en la historia de la FAH, cuando, en apoyo de nuestras tropas, atacan y destruyen con sus ametralladoras y cohetes, un convoy de tropas salvadoreñas que pecando de triunfalismo, ascendían, como en un paseo, por la carretera que conecta Nueva Ocotepeque y Santa Rosa de Copán.

Lo ocurrido ese día eleva tremendamente la moral de todo el personal de la FAH, quienes celebran las tres victorias aéreas del Capt. Soto y al contrario, en la FAS hay un derrumbamiento general al haber perdido dos pilotos y tres aviones en un lapso de 4 horas.

El viernes 18, la FAH no encuentra oposición en los cielos cercanos a las fronteras y cumple, con enorme confianza y si se quiere, con altanería, muchas misiones de bombardeo, en una de las cuales se integran como atacantes, en aviones Corsarios, al Tte. Cnel. José Serra y al Capt. René González Molina (QEPD), piloto de la Reserva y en otras se han también asignado a los recién graduados Subttes. Lázaro Urbina y Oscar Servellón, quienes piloteando aviones AT6-C artillados, llevan a cabo misiones de hostigamiento en el área de El Amatillo.

También es de resaltar las misiones que cumplieron pilotos de la reserva y civiles en avionetas particulares o aviones de empresas aéreas nacionales, sirviendo para transporte de combustible, personal u otros, operando muchas veces en carreteras de tierra o pavimentadas, donde no había campos de aviación.

El Cese al Fuego ordenado por la OEA entra en vigencia la noche del 18 de julio.

En un análisis de lo ocurrido esa semana de julio, en 1969, se puede deducir que lo logrado no fue una casualidad o suerte. Por generaciones, la FAH había mantenido programas de entrenamiento, práctica, disciplina de vuelo, aplicación correcta de doctrinas, camaradería, dedicación a su profesión, espíritu de cuerpo, tradiciones y amor a su Patria, que resultaron en lo ya conocido.

El combate aéreo es la máxima expresión de valentía, capacidad y determinación y a veces, de sacrificio individual, entre dos seres humanos, con flaquezas y fortalezas, sin tregua o rendición, donde uno tiene que prevalecer y el otro ceder y posiblemente, morir.

La Fuerza Aérea Hondureña debe continuar siendo bastión de la defensa de los intereses vitales de Honduras. Por casi cerca de ochenta años, muchos hondureños han ofrendado su vida por mantenerla en el sitial de honor que tiene. Hagamos que su sacrificio no haya sido en vano.







[/quote]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
PillanFAH



Mensajes: 302
Fecha de inscripción: 27/11/2010
Edad: 33
Localización: Tegucigalpa, Honduras

MensajeTema: Re: La Guerra de las 100 horas entre El Salvador y Honduras en 1969.   Sáb 27 Nov 2010 - 21:06

Operaciones Aereas de la F.A.H en 1969.

Por el Capitan de seguridad aerea: Noel Oseguera Fletes.

Como catrachos le tenemos mucha admiracion y respeto a un gran estratega del poder aereo en Honduras, se trata del coronel(r) F.A.H Jose Enrique Soto Cano. Por estar proximo el 40 aniversario de la gesta heroica, hoy mencionamos algunos topicos de la campaña aerea desarrollada por el cuando fungia como comandante gral. de la F.A.H durante la guerra de las 100 horas de 1969.

Primeramente, en cuanto a la superioridad aerea en operaciones ofensivas, Honduras obtuvo resultados muy positivos, el coronel Soto Cano sostuvo que se debian realizar ataques aereos a los aviones enemigos en sus bases y a sus sitios de almacenamiento de combustible para cortar de esta manera el apoyo y los suministros a las Fuerzas Aereas y Terrestres Enemigas.
Su posicion fue muy logica y acertada por que tenia como objetivo principal lograr la superioridad aerea durante el conflicto.

En cuanto a operaciones defensivas, es importante mencionar el concepto de movilidad que utilizo nuestra F.A.H concentrando y dispersando personal y otros recursos.Se llevo a cabo el traslado de varios aviones Corsarios al Comando Nirte en la ciudad de San Pedro Sula y asi aprovechar el efecto de dispersion de los medios para minimizar los riesgos de perdida por ataque aereo.

Tambien el coronel Soto Cano se enfrento a una de las desventajas del poder aereo, las opciones limitadas, que por las politicas impuestas por el alto mando, prohibio ataques permanentes al corazon del enemigo para evitar que ellos nos calificaran de agresores. Pero las limitaciones no significaron un problema, ya que nuestras aeronaves atacaron al enemigo con entera libertad.

Dentro de las misiones de bombardeo aereo las mas importantes fueron las de superioridad aerea y de ataque estrategico. Pero tambien se brindo un oportuno apoyo aereo cercano a las fuerzas del ejercito cuando la F.A.H apoyo el contra ataque del General Policarpo Paz Garcia en el frente sur y de la emboscada que se le tendio al ejercito enemigo en la batalla de San Rafael de las Mataras. Es en ese momento que tambien la F.A.H dijo presente y ayudo a nuestra hermana fuerza ejercito a detener la fuerza invasora que habia ganado terreno.

En el uso de reservas, la F.A.H realizo operaciones de aero-movilidad para brindar concentracion del personal de reserva en los sitios requeridos. Se llevo a cabo el transporte aereo del Batallon Guardia de Honor a Santa Rosa de Copan para reforzar ese teatro de operaciones.Tambien pilotos y mecanicos que laboraban para empresas de aviacion civil, se sumaron como reserva de la aviacion militar. El buen uso de nuestra reserva, aerea y terrestre transportada por aire, fue una sorpresa para el enemigo, lo cual causo un alto grado de incertidumbre en sus maximos lideres militares.

En el aspecto de la orquestacion de la guerra, Honduras desde un principio empleo los conseptos y principios de superioridad aerea, el coronel Soto Cano mantuvo su criterio de atacar primero los aviones enemigos, inicialmente en tierra y despues en el aire y sus almacenes de combustible. Esta postura fue muy acertadfa para lograr la superioridad aerea durante el conflicto y seguidamente llevar a cabo operaciones de interdiccion y apoyo aereo cercano. Por otro lado los enemigos tenian un plan muy elaborado pero su mayor debilidad fue en la ejecucion, nunca acertaron con sus ataques a los centros de gravedad de las FF.AA de Honduras lo cual nos favorecio mucho y obviamente facilito las acciones para una mejor orquestacion de nuestra parte.

Para cerrar, en el planeamiento de la campaña aerea, el coronel Soto Cano identifico muy bien los centros de gravedad enemigos, llevo a cabo las fases de las opraciones aereas eficientemente y finalmente se utilizaron apropiadamente los recursos limitados que se tenian para ese momentpo critico,

Hoy en dia vemos como para esas fechas de julio de 1969 se aplicaron acertadamente los pricipios y conseptos de la campaña aerea muy bien planificada y ejecutada por nuestro gran estratega aereo, se logro repeler la agresion. Su actitud en ese momento es un ejemplo muy digno de imitar y la Guerra de las 100 horas de 1969, es un caso especial de estudio para todos los miembros de la gloriosa F.A.H.

Tomado y recopilado de la revista oficial de la F.A.H en su LXXVIII aniversario(2009).




Caballero del Aire Hombre de singular figura de porte Quijotesco Andar sinuoso, siempre con la frente en alto De mirada franca, clara cristalina y diafana De trato modesto y sencillo.


http://www.youtube.com/watch?v=A9ez-Hg5z9k


Fernando Soto Henriquez.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Quequén Grande



Mensajes: 1051
Fecha de inscripción: 18/05/2010
Edad: 50
Localización: Barcelona, España

MensajeTema: Re: La Guerra de las 100 horas entre El Salvador y Honduras en 1969.   Dom 28 Nov 2010 - 19:48


Muy buen trabajo, demuestra el interés que tienen muchos amigos por la historia de sus héroes.

Saludos Ricardo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
PillanFAH



Mensajes: 302
Fecha de inscripción: 27/11/2010
Edad: 33
Localización: Tegucigalpa, Honduras

MensajeTema: Re: La Guerra de las 100 horas entre El Salvador y Honduras en 1969.   Dom 28 Nov 2010 - 20:18

40 años Despues de la Agresion.

Por el Cnel (r): Jose Martinez Sanches.

La historia de un pais la escribe su gente, es importante transmitir a las nuevas generaciones los hechos historicos que se suseden, para evitar en muchos casos que estos se distorsionen o se modifiquen en forma significativa a traves de los años. Esta persapectiva tambien permite entenderlos mejor, para evitar que estos e repitan, mas aun cuando la experiencia ha sido dolorosa y causado un efecto traumatico en la sociedad.

Han pasado 40 años desde que vivimos esa guerra, bautizada por algun estupido como "La Guerra del Futbol" que dejo dolor y muerte de gente inocente en ambos lados, se han escrito muchas versiones de la misma, unas señalan unicamente lo del momento o sea la causa aparente, sin tomar en cuenta las causas reales del suceso.

La verdad que esta empezo casi 30 años antes de su ejecucion, cuando una mision militar extranjera en El Salvador, contribuyo al diseño de estrategias orientadas a ayudar a solventar TRES PROBLEMAS QUE AUN, SON PERMANENTEMENTE PREOCUPACION DEL GOBIERNO Y LA OLIGARQUIA DEL VECINO PAIS:

1) Espacio geografico muy reducido, es un Estado enano de apenas 20,000kms.
2)Creciente explosion demografica.
3) Estado frustrado con deseos de tener acceso al oceano Atalntico, es el unico de Centroamerica que solo tiene contacto con el oceano Pasifico, todo Estado trata de disponer de varios accesos a los mares importantes.

IDENTIFICANDO EL PROBLEMA, LAS ESTRATEGIAS A SEGUIR:
Prepararse militarmente(dicha preparacion duro mas de 30 años) pra invadir a Honduras por meio de las armas siguiendo 2 ejes de avance, uno en direccion a Ocotepeque, Copan, Santa Barbara, tomandose San Pedro Sula y Puerto Cortes con ello la ansiada salida directa al oceano Atlantico y el otro eje por el sur apoderandose de Valle y Choluteca, dejando a Honduras sin salida al oceano Pacifico.
Como sabemos todos, esta estrategia les fallo, Honduras toda se defendio con os recursos disponibles, unas FF.AA incipientes y con un pueblo fervoroso respaldandolas. Aunque por ahora el ambiente o las condiciones, aparentemente no existen para un nuevo enfrentamiento, sin embargo las cosas reales del problemas estan vigentes(su aspecto geografico muy reducido, creciente explosion demografica y deseos de tener acceso directo al oceano Atlantico) agregandole otros hechos que lo confirman, sino veamos:

1)Renuencia a reconocer el fallo de la Corte Internacional de Justicia de la Haya de 1992, publicando mapas y su famoso "Libro Blanco" con la pretencion de apoderarse de territorios hondureños.
2)Solicitud de revision del fallo, 10 años despues, sin disponer de argumentos juridicos validos.
3)Desconocer alevosamente el derecho que tiene Honduras en el Golfo de Fonseca, su zona economica exclusiva y libre transito hacia el oceano Pacifico, sin que tengamos que someternos a autorizaciones de otros Estados rivereños.
4)Aseguran sinningun empacho que nuestra isla del Conejo les pertenece.
5)Tardanza maliciosa(17años) en la delimitacion de la frontera terrestre QUE AUN NO TERMINA.
6)Explotacion y robo de nuestros bosques, provocando a las autoridades nacionales en la zona, que no actuan para evitar males mayores.
7) Pretendieron una alianza con Guatemala y Nicaragua con el fin de aislar a Honduras, sin resultado ya que dichos Estados entendieron el juego y no se prestaron al mismo.

A todas luces ESTA EN MARCHA LA OTRA ESTRATEGIA DISEÑADA LA PACIFICA(invasion economica) camuflajeada sutilmente con la globalizacion de la economia, la integracion , la paz y hermandad de los pueblos, en donde grupos economicos salvadoreños(Roble-Cuscatlan-Excel-Q-Taca) hacen alianzas economicas con ambiciosos "hondureños" que no ven mas alla de sus intereses economicos personales. Ademas subrepticiamente hay una influencia en la toma de decisiones que afectan los inereses nacionales pra benefico salvadoreño, entre otras identificamos las siguientes:

1)El abandono de la isla del Tigre(Amapala) y su habitantes, construyendo un puerto ineficiente(el Henecan), los vecinos construyen el mega-puerto La Union, que no tendra competencia en la zona.
2)Cedimos territorios en funcion de la"integracion para el Plan Trifinio, con el cual perdimos control de una de las regiones mas humadas de nuestro pais, con grandes nacimientos acuiferos que en la actua;idad y a futuro solo beneficiara a El Salvador.(Ellos planifican bien su supervivencia).
3)Ha sido autorizada la apertura del canal seco, sin analizar sus consecuencias inmediatas a futuro. A quien mas beneficiara es a ellos, tendran acceso directo al oceano Atlantico por nuestro territorio.
4) Han pretendido la construccion de la represa El Tigre, en nuestro territorio,bajo control y nuestra ayuda, afectando a una enorme cantidad de hondureños humildes.
5)Hay una casi aceptacion aceptacion a una porpuesta del gobierno salvadoreño, de administrar conjuntamente con Nicaragua el Golfo de Fonseca, sin aclarar primero nuestros derechos naturales y juridicos al oceano Pacifico.
6)El accidente de TACA y el cierre de Toncontin, dejo al descubierto de lo que somos capaces para beneficio de intereses malsanos que atentan contra nuestra nacionalidad.
7)Estan invirttiendo en forma creciente en la adqusicion de tierras con potencial agricola, en diferentes zonas del pais(Olancho, Atlantida, Colon, Yoro y a lo largo del llamado canal seco) bajo el argumento que es para el cultivo de granos basicos, las autoridades responsables lo ven como algo normal y que es dificil controlar debido a comvenios suscritos.

Como decia el orador, escritor y politico romano Marco Tulio Ciseron" LOS PUEBLOS QUE OLVIDAN SU HISTORIA, ESTAN CONDENADOS A REPETIR SUS MISMOS ERRORES". Lo que sucedio el 14 de julio de 1969 provocado por el gobierno y la oligarquia del pais vecino, podemos perdonarlo pero no debemos olvidarlo y ojo pongamosle atencion a su embajador vitalicio en nuestro pais y a lo que sucedio en los ultimos dias en NAHUATERIQUE".

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
PillanFAH



Mensajes: 302
Fecha de inscripción: 27/11/2010
Edad: 33
Localización: Tegucigalpa, Honduras

MensajeTema: Re: La Guerra de las 100 horas entre El Salvador y Honduras en 1969.   Dom 28 Nov 2010 - 20:22

Análisis de la situación militar de la FAS.

La situación militar de la FAS antes de la guerra era muy frágil, ya que contaba con un personal de vuelo de aproximadamente unos veinticinco pilotos, la mayor parte de ellos entrenados en las diferentes escuelas de aviación de los Estados Unidos. El Comandante en ese entonces era el Mayor Piloto Aviador Salvador Henríquez, su Ejecutivo, el Mayor Piloto Aviador Angel Napoleón Orantes Dheming.

La organización de la FAS estaba compuesta por un Grupo de Combate, que estaba formado por: un Escuadrón Caza y Bombardeo, integrado por dos escuadrilla 1 y 2 (con F-51 y FG-1D, respectivamente); un Escuadrón de Transporte que incluía a las escuadrillas 3 y 4; y finalmente por un Escuadrón de Reconocimiento, formado por las escuadrillas 5 y 6. Otras unidades orgánicas eran la Compañía de Paracaidistas, el Grupo MART (Mantenimiento, Radiocomunicaciones y Transporte), el Escuadrón de Seguridad de la Base y un Escuadrón de Apoyo y Servicio de Combate.

Disponía de un aeropuerto internacional (Ilopango) donde estaba instalada la Base Aérea Militar, además de tener varios campos aéreos o pistas de aterrizaje diseminadas a lo largo del territorio nacional, desde las cuales se podían llevar a cabo operaciones militares.

Ante la evidencia de que los hechos se precipitaban, la FAS empezó a estudiar las actividades de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH), de este estudio se supo que los pilotos hondureños habían intensificado sus entrenamientos de combate.

Se actualizaron los estudios cartográficos. Se estudiaron y determinaron todos los objetivos militares y estratégicos en territorio hondureño así como sus posibles campos de dispersión, magnitud y calidad de los pilotos, la posible presencia de mercenarios en sus filas, tanques de combustible de alto octanaje en Puerto Cortez y las condiciones meteorológicas imperantes en el vecino país.

Por otro lado, la FAS incrementó el entrenamiento de sus pilotos y otras medidas de seguridad que la situación exigía.

La apreciación de la situación táctica que se hizo hasta el día 13 de julio de 1969, indicaba claramente que El Salvador superaba a Honduras en todos los elementos que conforman el balance de fuerzas, desarrollo, tradiciones militares, las escuelas de armas, infantería, artillería, caballería, excepto en el arma aérea, en la que Honduras superaba a El Salvador en número, calidad de equipo aéreo y armamento en una relación de tres a uno.

Según esta apreciación la FAS contaba con el siguiente material aéreo: cinco “Goodyear FG-1D Corsario”, cinco “Cavalier F-51 Mustang”, seis “Douglas C-47”, un “Canadair DC-4M”, un “Douglas B-26 Invader”, cinco “Cessna U-17”, cinco “Cessna T-41”, un “Beechcraft T-34 Mentor” y un “North American AT-6”; mientras que Honduras contaba con más de cincuenta y dos aviones "Vought F4U-4, F4U-5, -5N, -5NL Corsario", T-28 y C-47.

Sin embargo, este balance resultaba aún más desventajoso para FAS, sí tomamos en cuenta que los aviones comerciales de transporte hondureños en el momento requerido podían ser utilizados como aviones de transporte y bombardeo, ya que en realidad así sucedió. Prueba de esto, es que el día 4 y aún el mismo día 14 de julio, aviones civiles de la Empresa SASHA artillados ametrallaron posiciones fronterizas salvadoreñas en EL Poy y Citalá.

En cuanto al número de pilotos, también era mucho mayor el de Honduras, de tal manera que contaba con suficientes reservas si el caso lo requería.

Ante la superioridad numérica de la FAH, la única alternativa era el ataque por sorpresa, a fin de que mediante él, y con la destrucción de los aviones hondureños que fueran alcanzados por el bombardeo, las fuerzas de infantería se equipararan para pelear en igualdad de condiciones.

Pero este análisis de fuerzas era más que sombrío para El Salvador, casi de improvisto surgió un detalle que hasta ese momento se había pasado por alto - los pilotos civiles. Se llamó al Club Salvadoreño de Aviación Civil y Reserva y se les informó a éstos de la urgencia del caso en defensa de la Patria, y respondieron como era de esperar, haciendo gala de un verdadero patriotismo y valor.

Fueron ellos los que aportaron veinte aviones, que si bien es cierto no eran de combate, sí podían servir en forma decisiva para el golpe que se preparaba, toda vez que se les utilizara teniendo en cuenta la capacidad y eficiencia de dichas máquinas. Los pilotos civiles sabían que la misión que se les encomendaba no era nada fácil y de los peligros a que se verían expuestos, pero sin embargo, aceptaron el reto diciendo presentes por la Patria.

Estos aviones fueron artillados con granadas de 60 y 81 mm. con mecanismo especial construido por el Subteniente Leopoldo Suárez.
De esta manera, fue como la FAS aumentó su número de unidades, aunque muchos de ellos fueran aviones de riego, pero que podían cumplir con una misión, aunque las naves no respondían para un combate aire-aire, pero esa desventaja podía ser eliminada mediante el golpe sorpresivo, y una buena dosis de valor que nunca les faltó, tanto a militares como a civiles.

De acuerdo a la apreciación de la situación, que conjugada con los medios permitió a la FAS trazar sus propios cursos de acción.

Fundamentalmente, lo más importante era atacar por sorpresa la mayor cantidad de objetivos con todos los medios disponibles, haciendo caer nuestro centro de gravedad sobre las bases aéreas principales: Toncontín, La Mesa y otras pistas de aterrizaje, con el propósito de neutralizar la aviación enemiga en tierra, tomando en cuenta la superioridad numérica de ésta.

Se consideró el crepúsculo matutino y vespertino. Ambas alternativas representaban serios problemas de ejecución. La primera alternativa, el crepúsculo matutino en caso de fallar, daba al enemigo doce horas luz para contraatacar y la posibilidad de tener seis horas en la mañana de excelente tiempo meteorológico. La segunda alternativa, el crepúsculo vespertino representaba el problema del casi seguro mal tiempo, pero tenía la ventaja de la impunidad de la noche para reagruparse y ejecutar un segundo ataque, sin la posibilidad de una reacción enemiga inmediata, en caso de alguna dispersión no prevista de la aviación hondureña a otros campos de aviación, y al día siguiente aniquilar al enemigo en tierra; después de esto se consideró que los "F-51 Mustang" eran muy lentos en maniobras cerradas, por sus "tip tanks" fijos, en cambio los "FG-1D Corsario", eran ágiles en maniobras a baja altura, pero máquinas bastante gastadas sin supercargador, lo cual los volvía lentos a altura; para hacerlos reaccionar había que hacer grandes aplicaciones de potencia lo que producía temperaturas altas del motor y excesivo consumo de combustible, así mismo, carecían de luces e instrumentos de navegación. De acuerdo a lo anterior, se escogió el crepúsculo vespertino para realizar el ataque.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
PillanFAH



Mensajes: 302
Fecha de inscripción: 27/11/2010
Edad: 33
Localización: Tegucigalpa, Honduras

MensajeTema: Re: La Guerra de las 100 horas entre El Salvador y Honduras en 1969.   Dom 28 Nov 2010 - 20:30

Recordando la fecha de la Guerra de las 100 Horas.

18 de julio las Fuerzas Armadas, rinden homenaje a los hombres que hace 41 años ofrendaron su vida en honor a la patria, en cumplimiento de la sagrada misión de defender nuestra soberanía nacional. Sirva esta conmemoración gloriosa de nuestro héroes y veteranos de guerra para evocar la paz y el entendimiento mutuo para dirimir las diferencias y las discordias históricas de dos pueblos. Estos acontecimientos, deben llamarnos a la reflexión y aunque los recuerdos prevalecen, es nuestra obligación como lideres promover en las generaciones actuales y futuras, que estos hechos solo queden en la historia, porque el fantasma de las guerras en la región centroamericana se ha relegado al pasado, gracias a las excelentes relaciones fraternales que mantienen los líderes de la región, quienes permanentemente se encuentran armonizando las políticas y estrategias de seguridad democrática, en congruencia con el anhelo de hacer de la región una zona de paz, libertad, democracia y desarrollo para alcanzar el sueño del máximo paladín centroamericano, General Francisco Morazán

los militares hondureños, creemos por convicción en el estado de derecho y en el proceso de consolidación democrática, porque entendemos que los problemas de honduras solamente serán resueltos mediante la integración de ideas en los diferentes ámbitos, ya sean estos políticos, económicos o sociales, que junto a una equitativa distribución de beneficios para el pueblo, no dejen de abordarse con seriedad el problema de nuestras diferencias, orientando siempre nuestros esfuerzos hacia el diálogo civilizado y al entendimiento confraternal.

Fortalezcamos nuestros espíritus en los vínculos sagrados del compañerismo, solidaridad y la amistad, con una visión frontal al porvenir, y firmes en las convicciones de nuestra profesión militar, renovemos ante el altar de la patria el solemne juramento: de mantener su integridad, su dignidad y su prestigio.

Nos constituimos en unas Fuerzas Armadas profesionales del pueblo y para el pueblo, con el fin supremo de salvaguardar la paz, la libertad, el desarrollo y promover el bien común para todos los hondureños,

Finalmente, la ocasión es propicia para destacar que es nuestro deber rendir un homenaje a todos aquellos hondureños, cuyos nombres prestigian en sus páginas de honor, la historia nacional; bajo el lema: “En cada hondureño un soldado y en cada soldado un héroe”, son ustedes con su ejemplo inmortal, que contribuyeron al fortalecimiento de la identidad nacional, el espíritu de cuerpo, la disciplina y el patriotismo, no solo en el seno de las Fuerzas Armadas, sino del pueblo hondureño en general.

Tomado y recopilado de la pagina oficial de las FF.AA de Honduras.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

La Guerra de las 100 horas entre El Salvador y Honduras en 1969.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» No son horas XD (Jensen)
» Guerra de facciones~
» Tanques Guerra Civil Rusa
» El informe de horas en los testigos de Jehová
» El multijugador que os robará más horas en 2014

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: -HISTORIA MILITAR DEL MUNDO- :: Historia Militar del Mundo-