ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Las Fuerzas Armadas se quedaron sin armas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado



MensajeTema: Las Fuerzas Armadas se quedaron sin armas   Dom 30 Mayo 2010 - 21:05

Las Fuerzas Armadas se quedaron sin armas

Por decisión del Gobierno nacional, el Ejército, la Armada y la Aeronáutica están virtualmente paralizados y disponen de un exiguo presupuesto.

00:01 , por Carlos Paillet

Fuente: http://www.lavoz.com.ar/opinion/la-fuerzas-armadas-se-quedaron-sin-armas


-Te llamo porque mañana está llegando a Barcelona la Fragata Libertad. ¿Qué hacemos?

-Por mí, quemala...


Este breve diálogo telefónico fue mantenido entre un diplomático de la Embajada argentina en España y un alto funcionario de la Casa Rosada, durante la presidencia de Néstor Kirchner.

La humorada podría inscribirse en el largo anecdotario oficial, pero en el fondo desnuda el desinterés sin retorno del Gobierno nacional por el rol de las Fuerzas Armadas, hoy en situación de parálisis operativa casi generalizada.

Fuerte retracción presupuestaria en el área de defensa; materiales obsoletos y fuera de uso en los cuarteles; pertrechos perdidos al cabo de la derrota en la Guerra de Malvinas que nunca fueron reemplazados -en particular en la Fuerza Aérea y en el Ejército-, y una cuantiosa dotación de efectivos ociosa, colocan a las tres Fuerzas Armadas Argentinas a la cola en materia de reequipamiento y entrenamiento en comparación con otros países de la región, como Chile, Brasil, Perú y Venezuela.

"En muchos casos figura el material en el inventario, pero no está operativo. Tiene una existencia virtual. Hay una renovación que no se ha producido pese a que durante los primeros cinco años del gobierno del kirchnerismo hubo una bonanza económica sin precedentes", comenta Horacio Jaunarena, quien fue ministro de Defensa durante las presidencias de Raúl Alfonsín y de Fernando de la Rúa.

Hay datos ilustrativos sobre esa cuestión: distintas publicaciones especializadas dan cuenta de que el gasto en defensa de Argentina se mantiene en un 0,87 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB), un módico porcentual en relación al 1,75 por ciento de otras naciones de América latina.

"En este momento, las Fuerzas Armadas Argentinas están en incapacidad para cumplir con su rol principal por el estado general que tienen. Y este estado de incapacidad se vincula, primero, con una situación de obsolescencia del material del Ejército, que tiene un promedio de antigüedad de 30 años", dice Jaunarena.

Un suboficial con destino en un cuartel del Ejército de la ciudad de Córdoba supo repetir hace poco una frase que no es nueva, pero que alude a situaciones de carencias puntuales: "Muchos de los materiales que tenemos apenas si sirven para mostrar en los desfiles patrios".

La ministra de Defensa, Nilda Garré, ha coincidido con otros diagnósticos en el sentido de que Argentina no tiene hipótesis de conflicto bélico, lo cual reforzaría la consigna del desarme y desatención en el rubro inversiones y modernización del aparato castrense.

¿Cuál es la prioridad en este escenario? Si bien en los albores de la gestión de Néstor Kirchner, en 2003, algunos insinuaron en reserva la posibilidad de encarar la disolución de las Fuerzas Armadas para reconvertirlas en una fuerza de seguridad nacional, la idea quedó en veremos y jamás fue abordada de manera formal a nivel oficial. Nadie aspira por ahora a imitar el caso de Costa Rica, donde el ex presidente de ese país Óscar Rafael Arias fue un precursor en la idea de abolir el esquema militar tradicional.

"Las Fuerzas Armadas tienen que estar preparadas para preservar la integridad territorial, sus habitantes y sus recursos naturales. Van a tener que ver con temas relacionados al medio ambiente y con las misiones de paz de las Naciones Unidas, ya que la Argentina aporta cascos azules en distintas partes del mundo" (principalmente en Chipre y Haití), enfatizó la ministra Garré. Y apuntó: "Las Fuerzas Armadas son las más preparadas por su capacidad organizativa y logística para auxiliar a la población frente a una situación de catástrofe y emergencias".

Desprestigio. Pese al paso de los años, no ha sido sencillo para los militares sacarse de encima la mala fama que supieron ganarse aquellos que a punta de fusil tomaron el poder el 24 de marzo de 1976. Mientras desde el Gobierno nacional se viene pregonando la "democratización" de las Fuerzas Armadas, encarnada por los cuadros más jóvenes, decenas de oficiales y suboficiales de la Marina y del Ejército desfilan por los Tribunales Federales del país acusados de delitos de lesa humanidad.

La transición es complicada: desde la década del `80 no hubo una política definida que termine de poner las cosas en su lugar; es decir, diferenciar a aquellos que cometieron delitos aberrantes de los que se ajustaron a la Constitución y a las leyes.

Sin renovación. Sin diferencias sustanciales respecto del pensamiento de Jaunarena, el justicialista Miguel Ángel Toma -fue ministro de Defensa durante el breve interinato entre la renuncia de De la Rúa y la asunción como presidente de Eduardo Duhalde, en 2002- afirma que la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas "es hoy prácticamente nula". Evalúa que ello se da "no sólo por deficiencias de los materiales, que no han tenido renovación ni mantenimiento sustantivo", sino también porque el presupuesto para el sector "no permite que lo poco que se tiene funcione adecuadamente".

Se dice que el "parque de bala" de las Fuerzas Armadas Argentinas alcanza sólo para dos horas de combate pleno.

"La ausencia de presupuesto afecta fuertemente el adiestramiento del personal. Por lo tanto, tenemos deficiencia de material y deficiencia también en el entrenamiento de los cuadros. La sumatoria de estos dos elementos, más un tercero, que es la ausencia de un respeto por la institución militar que tiene este gobierno, hace que hoy la Argentina se encuentre, respecto del resto de los países de la región, en una situación de claro desequilibrio; y esto no es bueno", afirma Toma.

Muchos expertos tienen una clara coincidencia sobre otro proyecto militar de discutida eficacia, a la luz del magro aporte de fondos a la cartera de Defensa: el voluntariado que sustituyó, en 1995, al servicio militar obligatorio, tras el crimen del soldado Omar Carrasco. El sistema no derivó, como se pretendía, en la formación de un cuerpo de soldados profesionales bien pagados.

Por el contrario, la abolición de la conscripción abrió las puertas de los cuarteles a miles de jóvenes desocupados que, más que por vocación castrense, ingresaron para garantizarse un salario mensual y una obra social, entre otros beneficios.

Hoy ese ingreso está estancado y se sabe que cada vez hay menos aspirantes al voluntariado. Muchos incorporados dejan la profesión de soldado en busca de otro oficio mejor remunerado. Hay antecedentes de voluntarios que, una vez capacitados en los regimientos del Ejército, ingresan como aspirantes a la Policía de la Provincia de Córdoba o en agencias de seguridad privada, con sueldos que duplican los que paga el Estado nacional.

Hipótesis de conflicto. Otra constatación: la Argentina no tiene hoy hipótesis de conflicto armado con otro país. ¿De qué se ocuparán entonces los 70 mil miembros de las Fuerzas Armadas en este escenario? Las opiniones están divididas.

"Que haya hipótesis de conflicto es una posibilidad, que no haya conflicto es otra historia. Argentina debería trabajar en un sistema de defensa regional, con socios como Brasil y Chile. Lo que pasa es que es muy difícil que usted pueda ser socio de alguien si no aporta. Una cosa es ser miembro de una alianza y otra cosa es ser protegido por una alianza, con capacidad de decisiones totalmente diferentes", opina Jaunarena.

Toma aporta lo suyo: "Todo desequilibrio en el balance de fuerzas es siempre una convocatoria al conflicto. Lejos de ser esto un planteo armamentista o militarista, es un planteo profundamente pacifista, de equilibrio para la región de preservación de soberanía. Cuando hay desequilibrio, se tiene siempre la tendencia de que se imponga la supremacía".

Fuerzas Armadas como las de Brasil, Chile, Perú y Venezuela han hecho millonarias inversiones en el área de la defensa y esto, en el mediano plazo, profundizará los desequilibrios respecto de la Argentina. "Esto no es nada bueno", aciertan Jaunarena y el ex ministro de origen peronista.

También admiten, como lo sostiene la propia administración de Cristina Fernández de Kirchner, que han aparecido otras amenazas potenciales que podrían llegar a involucrar a las Fuerzas Armadas: el control de los recursos naturales. "Hay amenazas, por caso, sobre los grandes cursos de agua. Ni qué hablar sobre las grandes reservas de minerales", señala Toma.

De esta manera, ya no se trata de hipótesis de enfrentamientos armados con otro países, pero cambia la naturaleza de la amenaza. Hay que cuidar los acuíferos y las Fuerzas Armadas pueden ser funcionales en esa tarea.

También orientarlas al servicio de la comunidad desde distintas actividades, como la asistencia en zonas castigadas por la pobreza extrema y en escenarios de catástrofes naturales.

Pero no hay consenso para -como pregonan Toma y su actual jefe político, Eduardo Duhalde- sacar a los militares a las calles para involucrarlos en el combate contra el delito.


Última edición por MGB el Mar 20 Jul 2010 - 9:04, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
flaps



Mensajes : 17152
Fecha de inscripción : 10/05/2010
Edad : 49
Localización : MDQ

MensajeTema: Re: Las Fuerzas Armadas se quedaron sin armas   Dom 30 Mayo 2010 - 22:03

Citación :
MGB
También admiten, como lo sostiene la propia administración de Cristina Fernández de Kirchner, que han aparecido otras amenazas potenciales que podrían llegar a involucrar a las Fuerzas Armadas: el control de los recursos naturales. "Hay amenazas, por caso, sobre los grandes cursos de agua. Ni qué hablar sobre las grandes reservas de minerales", señala Toma.

De esta manera, ya no se trata de hipótesis de enfrentamientos armados con otro países, pero cambia la naturaleza de la amenaza. Hay que cuidar los acuíferos y las Fuerzas Armadas pueden ser funcionales en esa tarea.
Descripción del Sistema Acuífero Guaraní

Esto es tan importante como el Sur, el mundo se queda sin agua...

El Acuífero Guaraní es quizás, el reservorio subterráneo Transfronterizo más grande de agua dulce del Planeta, extendiéndose desde la Cuenca Sedimentaria del Paraná a la Cuenca Chaco-Paranaense. Está localizado en el centro-este de América del Sur, entre 12° y 35° de latitud Sur y 47° y 65° de longitud Oeste, subyacente a los cuatro países: Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Tiene una extensión aproximada de 1,2 millones de km², de los cuales 840.000 km² se encuentran en Brasil, 225.500 km² en territorio de Argentina, 71.700 km² en Paraguay y 58.500 km² en Uruguay. La porción brasileña integra el territorio de ocho Estados: MS (213.200 km²), RS (157.600 km²), SP (155.800 km²), PR (131.300 km²), GO (55.000 km²), MG (51.300 km²), SC (49.200 km²) y MG (26.400 km²). La población actual dentro del dominio de ocurrencia del Acuífero, se estima en 15 millones de habitantes.

El término Acuífero Guaraní es una denominación unificadora de diferentes formaciones geológicas que fue dado por el geólogo uruguayo Danilo Antón en homenaje a la Gran Nación Guaraní, que habitaba esa región en los orígenes del periodo colonial. El Acuífero fue inicialmente denominado Acuífero Gigante del Mercosur, por ocurrir en los cuatro países participantes del referido acuerdo comercial (Araujo et al. ,1995).

El acuífero se constituye por el relleno de espacios en las rocas (poros y fisuras), convencionalmente denominadas Guaraní. Las rocas del Guaraní se constituyen de un paquete de capas arenosas depositadas en la cuenca geológica del Paraná, entre 245 y 144 millones de años atrás. El espesor de las capas varía de 50 a 800 metros, estando situadas en profundidades que pueden alcanzar hasta 1800 metros. Debido al gradiente geotérmico, las aguas del Acuífero pueden alcanzar temperaturas relativamente altas, en general entre 50° y 65º C.

El paquete de capas que constituye el Guaraní tiene arquitectura arqueada hacia abajo como resultado de la presión de las rocas sobre yacentes, como los espesos derrames de lavas basálticas originadas de la activación de fallas, arcos regionales y surgimiento de bordes, ocurridos en la cuenca sedimentaria del Paraná. Las formaciones geológicas del Guaraní congregan sedimentos fluvio lacustres del periodo Triásico (245 – 208 millones de años): Formaciones Piramboia y Rosario del Sur, en el Brasil y Buena Vista en el Uruguay; sedimentos eólicos desérticos del periodo Jurásico (208 – 144 millones de años); Formaciones Botucatú en Brasil, Misiones en Paraguay y Tacuarembó en Uruguay y Argentina (Rocha, 1997).



Las reservas permanentes de agua del Acuífero son del orden de los 45.000 km³ (45 trillones de metros cúbicos), considerando una espesura media del acuífero de 250 m y porosidad efectiva de 15%. Las reservas explotables corresponden a la recarga natural (media plurianual) y fueron calculadas en 166 km³/año o 5.000 m³/s, representando el potencial renovable de agua que circula en el acuífero. La recarga natural ocurre por medio de la infiltración directa de las aguas de lluvia en las áreas de afloramientos de las rocas del Guaraní; y de forma indirecta por infiltración vertical (drenaje), a lo largo de las discontinuidades de las rocas del paquete confinante sobre yacente, en las áreas donde la carga piezométrica favorece los flujos descendentes.

Bajo condiciones naturales, apenas una porción de las reservas reguladoras es posible de explotación. En general, esta parte es calculada entre 25% y 50% (Rebouças, 1992) de las reservas reguladoras, respectivamente entre 40 a 80 km³/ano. Este volumen puede aumentar dependiendo de la adopción de técnicas de desarrollo de acuíferos disponible; sin embargo, los estudios deberán profundizarse para definir la taza de explotación sostenible de las reservas, una vez que las sumas de las extracciones, con las descargas naturales del Acuífero para los ríos y océano, no pueden ser superior a su recarga natural.

La protección contra los agentes de polución que normalmente afectan los manantiales de agua en la superficie, que pasan por los mecanismos naturales de filtración y auto depuración biogeoquímica que ocurren en el subsuelo, resulta en un agua de excelente calidad. Esa calidad del agua y la posibilidad de captación en los propios locales donde ocurren las demandas, hacen que el aprovechamiento de las aguas del Acuífero Guaraní asuman características económicas, sociales y políticas destacadas para el abastecimiento de la población.

Los aspectos relativos al desarrollo y uso de las funciones del Acuífero son aún incipientes. El uso de la energía termal de sus aguas puede resultar, eventualmente, en economía de energía de otras fuentes y en los procesos de cogeneración de energía eléctrica. Actualmente, se destaca el uso de energía en balnearios e industrias agropecuarias.

Uno de los principales problemas existentes es el riesgo de deterioro del acuífero en ocurrencia al aumento de los volúmenes explotados y del crecimiento de las fuentes de polución puntuales y difusas. Esa situación exige un gerenciamiento adecuado por parte de las esferas de Gobierno federal, estadual y municipal, sobre las condiciones de aprovechamiento de los recursos del Acuífero.

El Proyecto Acuífero Guaraní va a contribuir para la superación de la situación actual por medio de la formulación de un modelo técnico, legal e institucional para la gestión de los recursos del Acuífero de forma coordinada por el conjunto de los países y organismos involucrados

No es un yacimiento, ni un lago subterráneo, sino agua que corre entre las fisuras de las rocas y las arenillas del subsuelo. Si se colocara este volumen de agua en un lago ocuparía un territorio similar al de Uruguay con unos 200 metros de profundidad. El acuífero se extiende bajo los territorios de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Por su tamaño es el segundo volumen de agua dulce subterránea del mundo, con áreas de recarga y otras de descarga. Aunque sus dimensiones se conocen bastante bien, realmente nadie sabe aún detalladamente cuál es la envergadura de este sistema, menos estudiado en Argentina y Paraguay que en los otros dos países. El Sistema Acuífero Guaraní será de manera creciente un recurso de enorme importancia estratégica para la producción y la vida misma en la región. Las corporaciones transnacionales ya lo saben y acechan la posibilidad de echarle mano. Conocer a fondo este formidable recurso natural es una necesidad vital para los habitantes de la región, y especialmente para los trabajadores y trabajadoras de la alimentación y la agricultura.
Después de diversas contribuciones de la comunidad técnica científica de los cuatro países involucrados en la elaboración del Proyecto de Protección Ambiental y Desarrollo Sostenible del Sistema Acuífero Guaraní, la figura al lado representa el mapa esquemático del Sistema Acuífero Guaraní que fue inicialmente elaborado pela CAS/SRH/MMA (UNPP-Brasil en junio de 2001, aprobado por el Consejo Superior de Preparación del Proyecto - CSPP en julio de 2001, adaptado y georeferenciado por la Agencia Nacional de Aguas en marzo de 2003.

El Sistema Acuífero Guaraní se define en el mapa de una manera innovadora, resaltando los aspectos fundamentales relacionados a la gestión de los Recursos Hídricos y del Ambiente, por medio de la definición de las áreas potenciales de recarga indirecta (amarillo), directa (verde) y de descarga de las aguas del acuífero (marrón). Las áreas de recarga directa son aquellas en que las aguas se infiltran directamente en los afloramientos del Guaraní, y por las fisuras de las rocas sobre yacentes; las áreas de recarga indirecta son aquellas de donde las aguas son drenadas para el acuífero a partir del drenaje del flujo superficial y del flujo subterráneo indirecto; finalmente las áreas de descarga son aquellas por donde las aguas emergen del Sistema Acuífero Guaraní, alimentando ríos o siendo explotadas a través de pozos artesianos. Las áreas que aparecen en blanco se refieren a la cuenca de drenaje del Río de la Plata cuyas aguas no integran el Sistema Acuífero Guaraní.

La ilustración muestra que el Acuífero Guaraní no coincide exactamente con la cuenca hidrografía del Río de la Plata en los territorios de Argentina, Brasil y Uruguay. La cuenca geológica a la que pertenece el acuífero Guaraní extrapola los límites de la cuenca hidrográfica del río de la Plata, en por lo menos dos extensas regiones en Brasil: una franja al norte de Porto Alegre-RS (la cuenca Atlántica del río Jacuí) y otra en la región del alto río Araguaia. En Argentina y en Paraguay los límites del Acuífero aún no están completamente delineados, tampoco si las áreas de descarga señaladas están efectivamente relacionadas al Guaraní. Dudas importantes, que aún no están esclarecidas en las fuentes de datos compilados, deberán ser motivo de estudios más profundos durante la fase de ejecución del Proyecto. Al final el Guaraní es una unidad hidrogeológica específica, cuyo inicio del proceso de formación esta distante en el pasado geológico, hace ya centenares de millones de años.

El AGUA SUBTERRÁNEA está integrada y relacionada al ciclo hidrológico de la naturaleza a través de recarga por infiltración de las precipitaciones desde áreas lejanas o muy cercanas.
• Conforman flujos subterráneos desde poco profundos a muy profundos, constituyendo verdaderos sistemas acuíferos (que son formaciones geológicas permeables que alojan al agua subterránea y le permiten moverse) muy complejos.

• Si bien el agua superficial se observa en forma directa y es relativamente sencillo determinar las redes hidrográficas y seguir su evolución sobre el territorio, el AGUA SUBTERRÁNEA no se ve y solo se la puede seguir en el subsuelo a través de estudios indirectos ( geofísicos) o directos por medio de perforaciones.

• Los flujos profundos, que corresponden a la recarga (infiltración) en áreas más elevadas topográficamente y alejadas, pueden circular a grandes distancias si las condiciones geológicas / hidráulicas se lo permiten pudiendo tener edades muy grandes (hasta 20.000 años, por ejemplo) desde que se insumieron.

• El AGUA SUBTERRÁNEA no reconoce fronteras políticas (que fueron trazadas siguiendo singularidades geográficas, cursos de agua superficial o límites arbitrarios). El AGUA SUBTERRÁNEA alimentada en una cuenca hidrográfica de un determinado país puede atravesar las fronteras y ser explotadas por otro país.

• Por eso los acuíferos pertenecientes a cuencas hidrogeológicas compartidas entre dos o más países tiene que ser manejados en forma conjunta y con un criterio ambiental de sustentabilidad.


Referencias bibliográficas:
- ARAÚJO, L.M. FRANCIA, A.B. Y POTTER, P.E. 1995. Acuífero Gigante del Mercosur en Argentina,
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario En línea
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Las Fuerzas Armadas se quedaron sin armas   Dom 29 Ago 2010 - 20:26

Argentina, ¿está preparada para afrontar una agresión armada?

por Leonardo Castillo desde | 29.08.10

Fuente: http://notio.com.ar/politica/argentina-esta-preparada-para-afrontar-una-agresion-armada-374

Argentina tiene uno de los gastos en defensa más bajos del mundo y de la región. Ante este panorama, surge un interrogante: ¿Está preparado el país para afrontar una agresión armada?

Tras casi 28 años de institucionalidad democrática, las Fuerzas Armadas han resignado la influencia que ejercieron en la vida política argentina durante buena parte del siglo XX. Los militares ya no constituyen un factor de poder para la dirigencia civil, y ello se debe en parte a que disminuyeron sensiblemente, desde diciembre de 1983, las posibilidades de una confrontación externa o interna.

Y esta carencia de hipótesis de conflicto, explicaría, para algunos, la progresiva desinversión que se verifica en el sistema de defensa argentino.

La posibilidad de una guerra con Chile, en 1978, y el conflicto del Atlántico Sur con Gran Bretaña por la posesión de las Islas Malvinas, en 1982, determinaron que en esos cuatro años, el país invirtiera más de un 3 por ciento de su Producto Bruto Interno (PBI) en las Fuerzas Armadas.

Pero desde la instauración de la democracia, esos porcentajes comenzaron a reducirse. En el gobierno de Alfonsín se gastó el 2 por ciento del PBI en defensa, la administración de Carlos Saúl Menem lo redujo al 1,5, Néstor Kirchner lo bajó al 1, y hoy, las Fuerzas Armadas reciben el 0,9 por ciento, la misma proporción que invierte Surinam.

Estas cifras dejan en claro que Argentina tiene uno de los gastos en defensa más bajos del mundo y de la región, unos 2800 millones de dólares. Ante este panorama, surge un interrogante: ¿Está preparado el país para afrontar una agresión armada?

Un contexto de "indefensión"

Consultado al respecto, el diputado de la UCR por La Rioja Julio César Martínez, titular de la Comisión de Defensa en la Cámara baja trazó un panorama desalentador.

"El país no está preparado para sostener el costo de una confrontación bélica con ningún país. Está indefenso. El poder de fuego real del Ejército alcanza para unas cuantas horas, tenemos barcos de más de 60 años y aviones de más de 30, cuyos repuestos son muy difíciles de conseguir en el mercado internacional. Existe un gran atraso en la inversión de nuestras Fuerzas Armadas. Literalmente, estamos en el horno", graficó Martínez.

El legislador consideró además que en el personal militar que existe una gran falta de motivación por parte del personal militar, tanto en los oficiales como en los suboficiales de las tres armas.

"El 90 por ciento del presupuesto de las Fuerzas Armadas se gasta en sueldos. Además, el 40 por ciento de lo que perciben los militares es en negro. Otra situación alarmante es el progresivo alejamiento de muchos oficiales jóvenes, pilotos y técnicos, que parten hacia la actividad privada en busca de mejores ingresos", precisó.

Martínez remarcó que una de las formas de corregir el desfinanciamiento del sector es integrar a las Fuerzas Armadas en proyectos productivos que combinen lo militar con el desarrollo industrial.

"Tendríamos que darle un nuevo impulso a las fabricaciones militares en las tres armas, para que se desarrollen proyectos que combinen la defensa con las innovaciones tecnológicas. Eso, en el mediano plazo, permitiría revertir la tendencia de desinversión", evaluó.

Pero el coronel Horacio Ballester (RE), presidente del Centro de Militares por de la Democracia (CEMIDA) considera que integrar a las Fuerzas Armadas en el aparato productivo no siempre es beneficioso para la defensa de un país.

"Fui militar en Argentina del siglo XX, cuando el Ejército se dedicaba a reparar vagones de trenes y subtes, la Fuerza Aérea se ocupaba de la meteorología y la Armada de la hora. Desde lo presupuestario puede tener algún beneficio, pero eso no quiere decir que sea beneficioso para la defensa. Si no, fijémonos las deficiencias que las Fuerzas Armadas mostraron en Malvinas", ejemplificó.

Por su parte, Rosendo Fraga, analista en temas de defensa, consideró que la desinversión de las Fuerzas Armadas es "una decisión unilateral" del Estado, no compartida por el resto de los países de la región, que en los últimos años aumentaron sensiblemente sus presupuestos.

"El estado actual del sistema defensivo es crítico. Lo central, hoy por hoy, es recuperar la capacidad de acción y de equipamiento. Eso es lo debiera priorizar una buena política de defensa", remarcó.

Con "hipótesis canceladas"

En el último informe que brindó ante la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados, en marzo pasado, la ministra del área, Nilda Garré, aseguró que el país canceló sus hipótesis bélicas con Brasil y Chile, aunque reiteró su rechazo a la ocupación que el Reino Unido mantiene sobre las Islas Malvinas desde 1833.

"Argentina no es un país agresor y no mantiene hipótesis de conflicto con los países limítrofes", explicó Garré, que abogó por desarrollar una política de defensa basada en el resguardo de "los recursos naturales".

Martínez, en cambio sostiene que la principal hipótesis de conflicto que Argentina debe ser prevenirse de "un eventual ataque del Reino Unido, que tiene instalada una base en el Atlántico Sur. En cuanto a lo interno, el diputado estimó que, en el orden interno, las Fuerzas Armadas "deben involucrarse en la lucha contra el narcotráfico". Una visión que no es compartida por Ballester.

"Combatir el narcotráfico no puede ser tarea de un militar. En México y en Colombia, los militares lo hacen, como lo reclama Estados Unidos, y no se ha logrado disminuir el tráfico y el consumo de drogas. Argentina debe estar lista para repeler la agresión de una potencia extranjera, y dejar las cuestiones internas a las fuerzas de seguridad", apuntó.

Rosendo Fraga, en cambio, no cree que una política de defensa deba desarrollarse únicamente a partir del planteamiento de diversas hipótesis de guerra. "Durante años, Argentina se preparó para enfrentarse con Chile y terminó haciéndolo con Gran Bretaña, Chile piensa en una guerra contra Perú y este año debió desplegar su Ejército para contener las tensiones sociales ocasionadas por un terremoto, la OTAN analizó siempre la posibilidad de una guerra en Europa, y hoy está en Afganistán. En el siglo XXI, los conflictos suelen ser sorpresivos, es por eso que Argentina debe motivar a sus efectivos y mantenerlos entrenados, como primer paso para el diseño de una política de defensa nacional", recalcó.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Las Fuerzas Armadas se quedaron sin armas   Dom 29 Ago 2010 - 20:45

Growler, eras vos el que dijo que n.kirchner habia dicho que queria ver las fuerzas armadas totalmente desmanteladas?

saludos
Volver arriba Ir abajo
Super-Etendard



Mensajes : 1863
Fecha de inscripción : 03/05/2010
Edad : 22
Localización : Bahía Blanca

MensajeTema: Re: Las Fuerzas Armadas se quedaron sin armas   Dom 29 Ago 2010 - 22:41

MGB escribió:

"El país no está preparado para sostener el costo de una confrontación bélica con ningún país. Está indefenso. El poder de fuego real del Ejército alcanza para unas cuantas horas, tenemos barcos de más de 60 años y aviones de más de 30, cuyos repuestos son muy difíciles de conseguir en el mercado internacional. Existe un gran atraso en la inversión de nuestras Fuerzas Armadas. Literalmente, estamos en el horno", graficó Martínez.

En eso de los barcos exageró totalmente. Que buque tiene más de 60 años??. El 90% de nuestros buques son de la década del 70 y 80, es decir 40 o 30 años.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Las Fuerzas Armadas se quedaron sin armas   Dom 29 Ago 2010 - 22:56

Super-Etendard escribió:
MGB escribió:

"El país no está preparado para sostener el costo de una confrontación bélica con ningún país. Está indefenso. El poder de fuego real del Ejército alcanza para unas cuantas horas, tenemos barcos de más de 60 años y aviones de más de 30, cuyos repuestos son muy difíciles de conseguir en el mercado internacional. Existe un gran atraso en la inversión de nuestras Fuerzas Armadas. Literalmente, estamos en el horno", graficó Martínez.

En eso de los barcos exageró totalmente. Que buque tiene más de 60 años??. El 90% de nuestros buques son de la década del 70 y 80, es decir 40 o 30 años.

Saludos

Si bien es cierto que el informe en si, adolece de este y algún que otro error (depende también mucho desde la perspectiva que se lo analice) no deja de describir una realidad que hoy por hoy es incuestionable y principalmente por lo que se demuestra en los hechos.

Concretamente y en lo estrictamente referido a la ARA, la Sra. Ministra de Defensa, habla de Sub's Nucleares, cuando ni siquiera se ha contemplado aún, un MLU y Modernización de los Sistemas Electrónicos y Armas, para las Mekos 360 y 140, ni que hablar de reemplazar o recuperar a las DDG T42, etc., etc, etc...

Y mejor no hablemos de la FAA, sin capacidad BVR, sin armamento guiado, sin capacidad AEW&C, sin capacidad Elint / Sigint, sin transporte estratégico, sin radares de vigilancia, sin sistemas ATBM / AAA como la gente...

En cuanto al EA, mejor ni me explayo.

Tampoco se avisora en el horizonte, algún plan integral a mediano y/o largo plazo, para dar solución a estos problemas.

En fin, nuestra realidad en Materia de Defensa... affraid

Cordiales Saludos
Volver arriba Ir abajo
tanoarg



Mensajes : 543
Fecha de inscripción : 19/05/2010
Localización : villa ballester

MensajeTema: Re: Las Fuerzas Armadas se quedaron sin armas   Lun 30 Ago 2010 - 9:04

Citación :
En eso de los barcos exageró totalmente. Que buque tiene más de 60 años??. El 90% de nuestros buques son de la década del 70 y 80, es decir 40 o 30 años.
el king y el murature...y algunos atf y ata.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Super-Etendard



Mensajes : 1863
Fecha de inscripción : 03/05/2010
Edad : 22
Localización : Bahía Blanca

MensajeTema: Re: Las Fuerzas Armadas se quedaron sin armas   Lun 30 Ago 2010 - 13:49

tanoarg escribió:
Citación :
En eso de los barcos exageró totalmente. Que buque tiene más de 60 años??. El 90% de nuestros buques son de la década del 70 y 80, es decir 40 o 30 años.
el king y el murature...y algunos atf y ata.

Por eso dije el 90%. Solo tenemos un par de buques con más de 60 años.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Super-Etendard



Mensajes : 1863
Fecha de inscripción : 03/05/2010
Edad : 22
Localización : Bahía Blanca

MensajeTema: Re: Las Fuerzas Armadas se quedaron sin armas   Lun 30 Ago 2010 - 13:51

MGB escribió:
Super-Etendard escribió:
MGB escribió:

"El país no está preparado para sostener el costo de una confrontación bélica con ningún país. Está indefenso. El poder de fuego real del Ejército alcanza para unas cuantas horas, tenemos barcos de más de 60 años y aviones de más de 30, cuyos repuestos son muy difíciles de conseguir en el mercado internacional. Existe un gran atraso en la inversión de nuestras Fuerzas Armadas. Literalmente, estamos en el horno", graficó Martínez.

En eso de los barcos exageró totalmente. Que buque tiene más de 60 años??. El 90% de nuestros buques son de la década del 70 y 80, es decir 40 o 30 años.

Saludos

Si bien es cierto que el informe en si, adolece de este y algún que otro error (depende también mucho desde la perspectiva que se lo analice) no deja de describir una realidad que hoy por hoy es incuestionable y principalmente por lo que se demuestra en los hechos.

Concretamente y en lo estrictamente referido a la ARA, la Sra. Ministra de Defensa, habla de Sub's Nucleares, cuando ni siquiera se ha contemplado aún, un MLU y Modernización de los Sistemas Electrónicos y Armas, para las Mekos 360 y 140, ni que hablar de reemplazar o recuperar a las DDG T42, etc., etc, etc...

Y mejor no hablemos de la FAA, sin capacidad BVR, sin armamento guiado, sin capacidad AEW&C, sin capacidad Elint / Sigint, sin transporte estratégico, sin radares de vigilancia, sin sistemas ATBM / AAA como la gente...

En cuanto al EA, mejor ni me explayo.

Tampoco se avisora en el horizonte, algún plan integral a mediano y/o largo plazo, para dar solución a estos problemas.

En fin, nuestra realidad en Materia de Defensa... affraid

Cordiales Saludos

Si eso obviamente no lo voy a negar MGB. Y para revertir esta situación va a ser mejor que se empieze lo antes posible, sino va a ser demasiado tarde ya..

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Las Fuerzas Armadas se quedaron sin armas   Hoy a las 17:42

Volver arriba Ir abajo
 
Las Fuerzas Armadas se quedaron sin armas
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Las Fuerzas Armadas se quedaron sin armas
» Cientos de armas adquiridas para las Fuerzas Armadas argentinas están en las calles tras robos de arsenales no investigados
» Supresión de las Fuerzas Armadas españolas, dejarían de existir en el 2023
» El colapso de las Fuerzas Armadas Argentinas
» Fuerzas Armadas argentinas: Sin aviones, sin barcos, sin municiones...

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Interdefensa :: - CASINO MILITAR - :: Sectores estratégicos de Argentina y el mundo-
Cambiar a: