ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 La Argentina en el conflicto de los Balcanes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
ariel
Administrador


Mensajes : 15014
Fecha de inscripción : 21/10/2011
Edad : 34

MensajeTema: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Sáb 11 Jul 2015 - 21:24

Copio y pego:

Durante los 90, para ser mas preciso desde el 91 hasta el 95 se desato la guerra de independencia en Croacia o como ellos la llaman la guerra nacional, Croacia luchaba contra Yugoslavia, los croatas apenas armados se enfrentaban al ejército serbio y al Yugoslavia

Argentina suministro a las fuerzas croatas enviando armas y unos 400 voluntarios quienes lucharon por la libertad croata.

Entre ellos destaca el excapitan del EA, Rodolfo Barrios Saavedra, quien alcanzo el rango de brigadier gral.del ejercito croata. En la guerra de independencia de Croacia (1991-95) combatieron como voluntarios cerca de 400 argentinos. Todos ellos en las fuerzas de defensa de Croacia. Existe información sobre la muerte de por lo menos dos de ellos: un ex sub naval (IMARA) y un voluntario.

Es común que en la historia mundial se reconozca a la República Argentina como el país de la “LIBERTAD”,ya que ha sido cuna del Libertador más admirado y respetado del mundo.Es también sabido que sus fuerzas armadas han luchado con valentía inapelable contra todo aquello que atentara contra la libertad en todas sus expresiones,tal fue el caso de la lucha contra la guerrilla comunista.Mismo así supieron dar heroicos testimonios de sus convicciones durante la guerra de Malvinas y el conflicto territorial con Chile.

Pero poco se sabe de aquellos militares argentinos que voluntariamente prestaron servicios en Croacia por la defensa de su independencia. Nadie reconoce a aquellos valientes soldados que fueron a pelear una guerra que no les era propia pero que por sus valores morales no dejarían de ayudar a un pueblo oprimido.

Detrás de la guerra en Croacia,no sólo el comunismo tenía sus intereses, sino la mismísima Gran Bretaña, nuevamente los enemigos históricos volvían a encontrarse y nuevamente la Argentina volvió a sorprenderlos.

Tal fue el despliegue y el accionar bélico argentino en aquellas tierras lejanas, que ya con una Ejército Argentino diezmado y vapuleado en su propio país ,allí escribía una de las páginas más importantes de la historia.

Tras años de conflicto, Croacia logró su libertad, y allí como antaño la República Argentina probaba al mundo entero que es la madre de la libertad y cuna innegable de héroes anónimos.

A continuación adjunto la carta de un comando argentino,sobreviviente del combate de La Tablada,quién trás haber culminado los alzamientos en 1990,decidió ir a Croacia a hacer lo que mejor sabía hacer…pelear por la libertad.

Tiempo después sería presa de la opinión pública como un torturador y demás adjetivos que portaron todos nuestros militares hasta hoy en día.Por esa causa,él ya estando como un alto mando en Croacia envió esta carta al pueblo argentino.

ZAGREB, CROACIA, ENERO 19 DE 2004.

“Carta de un comando”Con estupor sigo atento esta ola de revanchismo irracional. Yo soy uno de esos cursantes del curso de comandos del ’86.El ingreso al citado curso era voluntario y todos los futuros cursantes sabíamos que íbamos a tomar parte durante nuestro “entrenamiento comando” del cursillo de “Resistencia como prisionero de guerra, supervivencia y escape”.

El citado curso es practicado por todas las Fuerzas Especiales del mundo, que se consideren serias. En los países adelantados asisten aquellos que, de una u otra manera, corren el riesgo de caer en manos del enemigo. Es decir, recibe este entrenamiento todo aquel personal que acciona en la retaguardia del enemigo: comandos, fuerzas especiales, pilotos, exploradores, buzos de combate…

Es interesante destacar que este curso de “Resistencia como prisionero de guerra y escape” es tan público y extendido entre las Fuerzas Especiales del mundo, que en la película G. I. Jane , donde trabaja la famosa actriz Demi Moore, se muestra una fase durante el entrenamiento de los buzos de combate de la armada estadounidense (los famosos SEAL), donde hay escenas dedicadas a la práctica del “contrainterrogatorio”.

En Gran Bretaña y en los Estados Unidos, el entrenamiento dado es conocido como SERE: Survival, Evasion, Resistence like prisioner of war and escape.

En el bloque oriental, a este tipo de entrenamiento eran sometidos los comandos de la otrora Unión Soviética conocidos como spetnaz.

El entrenamiento recibido no tiene nada que ver con que se nos haya enseñado tortura, muy por el contrario nos enseñaban a resistir la tortura, pero en especial se nos enseñaba a resistir las famosas técnicas de lavado de cerebro… que si mal no recuerdo fueron inventadas por los brutales regímenes comunistas, conocidos por no respetar la Convención de Ginebra.

En síntesis, nadie me enseñó a torturar sino a resistir la tortura y a resistir las técnicas de lavado de cerebro, inventadas por los citados “regímenes humanistas”.

Siempre he agradecido el entrenamiento recibido en los “comandos del Ejército Argentino”, pues me permitió estar preparado para enfrentar con éxito la “agresión serbo-comunista de limpieza étnica” y estar preparado para lo peor, en los cuatro años y medio de guerra en que participé.

Es interesante destacar que al sufrir el futuro comando este tratamiento inhumano le hace internalizar el respeto de la Convención de Ginebra; es decir, el comando, por haberlo sufrido en carne propia, abomina este medio de extraer información

No me extraña que el citado entrenamiento profesional trate de ser tergiversado. No me extraña que las aves de rapiña, aquellas que viven de manipular los sentimientos de las víctimas, de mantener prendida la llama del odio, de mantener vivo el conflicto entre hermanos, se sigan ensañando con los despojos de las Fuerzas Armadas Argentinas

No me extraña tampoco que esos “mercenarios”, ayer ideólogos de la violencia y hoy escudados bajo la fachada de defensores de derechos humanos, traten de destruir el pasado de gloria ganado con sangre por los comandos argentinos en la turba malvinera. Gloria reconocida por el enemigo, algo de lo que nos podíamos vanagloriar, como argentinos. La valerosa actuación de nuestros pilotos y de nuestros comandos. No me extraña que a 20 años de la restauración del gobierno democrático sigan usando cualquier medio para impedir sanar las heridas de un conflicto entre hermanos, sigan impidiendo que la Argentina mire para adelante y deje atrás un pasado de desencuentros. ¿Por qué esta actitud? Porque están guiados por el odio profundo a todo lo que representa la bandera celeste y blanca con un sol en el medio; porque no lograron cambiar el sol por la estrella roja.Recuerdan ellos el 23 de enero de 1989 y que durante ese ataque artero (a La Tablada) encontraron a un Ejército disminuido en su capacidad, después de seis años de un trabajo de destrucción material y moral. Recuerdan ellos que el único elemento organizado y eficaz que se les opuso fueron los “comandos del Ejército Argentino”. Es por ello que deben atacar la esencia de su poder: la excelencia de su entrenamiento.

Pero repito, todo lo anterior no me extraña, pues viene de los agentes de la Antipatria; lo que sí me extraña es el silencio cobarde de la conducción de este “Ejército de Hoy”, vencido en su espíritu, que permite que se politice un hecho profesional. Quizás mañana le prohíban el uso del fusil a mi querido Ejército, pues atenta contra los “derechos humanos”… e impávidos quizás lleguemos a ese punto, pues el objetivo de esos cipayos es dejar a la “Patria indefensa”.

Soy un comando argentino, un producto nacional, que en tierras lejanas es respetado, gracias al entrenamiento de primera clase que recibí en los Comandos del Ejército Argentino.

Escribo y me siento ridículo, me siento como que estoy defendiendo que la Tierra es redonda. Lamento que los comandos argentinos de estos últimos años no puedan tener un adecuado entrenamiento en esa materia, que les permita estar preparados para soportar la siempre presente realidad de caer prisionero en manos de enemigos que no respetan la Convención de Ginebra.

Los comandos ingleses deben estar sonriendo, pues sus antiguos enemigos, están a punto de no ser más,porque su propio pueblo se está encargando de destruirlo.

Rodolfo Barrio Saavedra

Ex Teniente Primero del Ejército Argentino, Brigadier del Ejército Croata

Zagreb-Croacia


  Živila Hrvatska i Argentina Croatian and Argentinian army- we dont need NATO and EU we have friends- Argentina!
   Croatian emigrants in Argentina Ante Pavelic and Dinko Sakic croatian knights, malvinas war- Guerra de las Malvinas argentinian- croatian fighter Daniel Antonio Jukic R.I.P. croatian- argentinian hero
   Homeland war in Croatia, Argentinian donation, Argentina send 155 mm howitzer Long live Argentina Viva Croatia and Argentina Roberto Curlovic war in Croatia croatian army Knin, operation storm oluja 1995 croatian freedom fighters Bruno Busic Zvonko Busic croatian emigration Jure i Boban ustase ndh srpska krajna hrvatska vojska za dom spremni general Ante Gotovina, Mirko Norac, Ibrahim Ademi bitka za Vukovar 1991 operacija bljesak, maslenica, maestral HV HVO ZNG HOS ARBIH rat u bosni posavina domaljevac odzak brod Bog i Hrvati cro power Marko Perkovic Thompson cavoglave anica kletva kralja Zvonimira hrvatski kraljevi drina zemun Blaž Kraljevic Zagreb Split Sarajevo Mostar velebit biokovo imotski dalmatinska zagora 4 gardiska brigada pauci, 2 gromovi, 1 tigrovi dubrovnik prevlaka UN slovenija EU




CLARIN http://edant.clarin.com/suplementos/zona/1999/01/31/i-00603e.htm

Después de la rebelión carapintada liderada por Mohamed Alí Seineldín en diciembre de 1990, se dijo que un grupo de militares rebeldes huyó del país para evitar los juicios que debía afrontar. Algunos de ellos, tras una recorrida por Europa en busca de un ejército que los alistara, fueron aceptados por el ejército croata.

Entre ellos se encontraba el ex capitán Rodolfo Barrios Saavedra que ingresó en las filas del ejército de Croacia con el grado de brigadier, equivalente al de coronel en nuestro país. Desde hace siete años vive con su familia en Zagreb.En su libro Venta de armas, hombres de gobierno, el periodista Daniel Santoro afirma que En Croacia no sólo había armas argentinas, sino también decenas de mercenarios y voluntarios argentinos, entre ellos el ex capitán de apellido Barrio que participó del levantamiento carapintada del ex coronel Mohamed Alí Seineldín, en diciembre de 1990, y luego se escapó a Zagreb.

También fueron como mercenarios ex empleados de Inteligencia del Ejército vinculados a los carapintadas. Los argentinos integraron el primer batallón de las llamadas Fuerzas Especiales. El asesor de consejeros del presidente Carlos Menem y de la Embajada de Croacia en Buenos Aires, Domagoj Antonio Petric, negó en esos días haber reclutado 349 voluntarios argentinos para combatir en Croacia, tal como afirmó el diario británico The Sunday Times.El informe de la Comisión de Derechos Humanos de 1994 sobre mercenarios asegura que en el territorio yugoslavo se constató la presencia de mercenarios argentinos. La supuesta participación de soldados argentinos en el MPRI coincide con la denuncia no comprobada de que recibieron instrucción militar en un campo del Valle de Calamuchita en Córdoba.

http://www.goear.com/listen/db57f0e/entrevista-en-programa-radial-bar-croata-rodolfo-barrio-saavedra-brigadier-del-ejacopyrcito-croata

http://seprin.info/2014/05/29/militares-argentinos-por-el-mundo-los-heroes-no-reconocidos/


Última edición por ariel el Lun 13 Jul 2015 - 12:17, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
ariel
Administrador


Mensajes : 15014
Fecha de inscripción : 21/10/2011
Edad : 34

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Sáb 11 Jul 2015 - 21:28

TUCUMANO EN CROACIA
Vivió el horror de la guerra en Los Balcanes
Albornoz abandonó el Ejército y regresó a Tucumán luego de participar junto a los Cascos Azules del conflicto en la ex Yugoslavia. El ex militar se desempeña ahora como sargento del Grupo Cero de la Policía de la Provincia.


Hace 13 años, el tucumano Guillermo Albornoz, de 38 años, fue integrante de los Cascos Azules de las Naciones Unidas y fue testigo de los horrores y los crímenes que se cometieron en Croacia durante la Guerra de Yugoslavia.

El sargento del Grupo CERO de la Policía de Tucumán concede una entrevista, por primera vez. En diálogo con LA GACETA relata cómo le afectó ver la masacre de 12 niños en una escuela serbia o el asesinato de una anciana croata, entre otros incidentes. "Son recuerdos que han quedado grabado en mí durante tanto tiempo", remarca.

Dice que todo comenzó en 1994 cuando fue seleccionado, entre más de 100 militares del Regimiento de Caballería Ligera Tres, de Esquel, en Chubut, para integrar la sexta comitiva de la fuerza internacional de paz destinada a Croacia.

En agosto partió hacia Europa. "Fue una mezcla de sentimientos, porque estaba recién casados y no iba a poder ver el nacimiento de mi hija", comenta. Biela fue el primer destino. Dice que no se imaginaba los desastres que estaba causando la guerra en Croacia. "Las ciudades estaban destruidas por completo", detalla.

"En Biela encontramos una población de ancianos, mujeres y niños, debido a que los jóvenes estaban combatiendo", señala. Allí fue testigo del primer asesinato.

"Un día, que estaba de descanso, vi como una anciana, que estaba sacando agua de un pozo, cayó muerta por el disparo de un francotirador", recuerda.

Pero no fue el único caso que presenció. Relata que en un control en la ruta, le pidió a un automovilista que descendiera para revisar el vehículo, "cuando lo hizo, un francotirador serbio lo mató de un disparo en la cabeza".

Masacre en la escuela
La masacre de un grupo de chicos es una de las situaciones que más lo impactaron. Cuenta que cuando llegaron con sus compañeros a la escuela encontraron a 12 niños, menores de 15 años, con la cabeza apoyada en los pupitres, ensangrentados. Precisa que los guerrilleros croatas los mataron a mazazos. "Por el sólo hecho de que iban a ser soldados", según las explicaciones que le dieron. "Eliminaban sin compasión, sin importar sexo ni edad", remarca Albornoz.

"En el Ejército nos habían entrenado para un combate regular, soldado contra soldado, y no para esto, donde mataban chicos, viejos; los que no eran de la religión o de la raza", comenta. "Sentías impotencia y te preguntabas cuándo iba a terminar", afirma. "Era todo tristeza, no veías sonrisas y sólo se conversaba de la guerra", recuerda.

Dice que una vez fueron invitados a comer a la casa de un soldado serbio y que no se olvida lo que le confesó la madre de la familia. La mujer le dijo que antes de que sus hijos cayeron en manos enemigas, prefería matarlos porque los torturarían y les cortarían los dedos.

Una pequeña amiga
Albornoz recuerda a una niña que iba a la base, donde estaban los argentinos, porque le daban chocolates. Señala que entablaron una buena relación con los niños, porque para los chicos los Cascos Azules suplían la ausencia de sus seres queridos que estaban combatiendo o que habían muerto en combate. "A la semana me enteré que iban con la madre por un camino y pisaron una mina y murieron las dos... murieron las dos", expresa con asombro.

El tucumano dice que, en ese momento, la situación se les escapaba de las manos. "Fui a Croacia joven y tal vez no lograba asimilar estas situaciones igual que un hombre de 38, que tenía más experiencia de vida", reflexiona.

Destaca que ellos trataron de explicarles a los niños que había otra vida, que no todo era guerra y muerte. Les mostraban las revistas que llegaban desde Argentina donde había imágenes de los parques de diversiones. "Les miraba las caritas y sentía que ellos veían muy lejano toda esa vida", describe.

Maradona rompe el hielo
En un polvorín de Brusnik, dos soldados de la comitiva canadiense fueron abatidos por los francotiradores serbios, y el resto fue tomado como rehén. El grupo de los Cascos Azules argentinos fue desplazado hacia esa zona para tomar el control.

Albornoz destaca que Maradona fue la palabra clave para romper el hielo, porque los soldados y milicianos serbios admiraban al astro del fútbol argentino. "Era gente golpeada totalmente por la guerra. Estabas hablando con ellos y de repente desvariaban", precisa sobre las conversaciones que mantenían.

Padres ausentes
Dice que lo "destruía" ver a los chicos que esperaban, en la puerta de sus casas, el regreso de los padres que estaban combatiendo. Relata que cuando llegaba el papá, el pequeño salía a su encuentro, tomaban el fusil y caminaban de la mano. "Pero se daba la situación de que el padre no volvía. Entonces, el que estaba a cargo del grupo le tomaba la mano al chico", rememora.

La vuelta a casa
Regresó en enero de 1995 de Croacia. Señala que a los cuatro meses pidió la baja del Ejército y volvió a Tucumán y donde se incorporó al Grupo CERO. Dice que agradece a la Policía que le abrió las puertas y remarca que su experiencia en la Guerra de Los Balcanes lo forjó humanamente para afrontar el rescate de víctimas fatales de accidentes y de brindar el apoyo moral a sus familiares.

Albornoz reconoce que fue egoísta porque durante estos años no quiso saber más nada del destino final de la ex Yugoslavia. Piensa que fue una forma de bloquearse ante tanto dolor y angustia que le generó ver tantas muertes.

Dice que le hubiese gustado cerrar esa etapa y ver por la televisión que Yugoslavia está en paz. También acota que muchas veces piensa en el destino de la gente que conoció. En especial, de un soldado serbio que se iba a combatir a Sarajevo. "El me dijo: no voy a volver, pero estoy contento porque voy a morir por mi patria". Mira la foto que se sacó con él y se pregunta si habrá regresado con vida.

A 13 años de su paso por una de las guerras más cruentas desde la Segunda Guerra Mundial, como soldado de los Cascos Azules, Albornoz logra hacer una evaluación positiva. "Me siento realizado en ese sentido, porque se salvaron muchas vidas mientras estuvimos en el lugar. Si no hubiésemos estado nosotros hubiera sido peor".
El 8 de octubre de 1991, Croacia declara su independencia y comienza el principio de la desintegración de la antigua Yugoslavia. La guerra estalla y durante cinco años, en la zona de Los Balcanes, se viviría uno de los conflictos bélicos más cruentos desde la Segunda Guerra Mundial.
Las secesiones étnicas desintegraron a Yugoslavia en Croacia, Bosnia-Herzegovina, Macedonia, Montenegro, Serbia y Eslovenia. Algunos de los jerarcas de esa época están siendo juzgados por crímenes de guerra, mientras que países como Croacia esperan ser aceptados como miembros de la Unión Europea. El conflicto bélico dejó sus huellas materiales y las ciudades están siendo reconstruidas. En tanto, su gente aún intenta recuperarse psicológicamente de los horrores de la guerra.

http://www.lagaceta.com.ar/nota/289178/mundo/lagaceta.com.ar

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
ariel
Administrador


Mensajes : 15014
Fecha de inscripción : 21/10/2011
Edad : 34

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Sáb 11 Jul 2015 - 21:30

El general francés dijo: "Su país les vendió armas"
LOS TESTIMONIOS DIRECTOS DE OFICIALES ARGENTINOS QUE VIERON ARMAS DE FABRICACIONES MILITARES EN CROACIA
Una y otra vez, los cascos azules argentinos encontraron vainas y vieron armas argentinas y cañones Citer en los campos de combate y recibieron sonrisas amigas de los croatas por "ayudarlos". Nuestros veteranos hasta filmaron lo que encontraron, pero se les ordenó "olvidarse de lo que vieron".

Por Susana Viau y Eduardo Tagliaferro

Los ocho oficiales del Ejército seleccionados por currículum tuvieron que salvar una última y esencial prueba de aptitud: el examen de inglés. Era la condición sine que non para disputar la jefatura del primer batallón argentino que debía salir para Croacia e integrarse a los contingentes de la UNPROFOR, las fuerzas de paz de las Naciones Unidas. En 1992 el general Carlos Zabala fue designado comandante de uno de los cuatro sectores en que la ONU había dividido el territorio: Eslavonia Occidental. El coronel Luis Hilario Lagos fue puesto al mando del BEA I (Batallón del Ejército Argentino). En total siete misiones fueron enviadas a lo largo de tres años a una región que les era en absoluto desconocida y donde, primero sin darle importancia y luego como una contradicción irresoluble, iban a ver, reconocer e incautar los fusiles, las municiones y los cañones que en 1991 habían comenzado a fluir a la zona procedentes del puerto de Buenos Aires. La guerra étnica en los Balcanes provocó sólo en 1995 el desplazamiento de 2 millones y medio de bosnios, croatas y serbios; el producto bruto cayó en picada y la desocupación llegó a cotas intolerables. La ruptura del equilibrio que el mariscal Tito había logrado con la Federación de Repúblicas liberaba los conflictos interraciales con una violencia inédita y ponía al rojo las alianzas que el resto de las naciones europeas tenía con cada una de las fuerzas en conflicto: los alemanes con los croatas, los rusos con los serbios y, más lejano, el Islam apoyando a los bosnios. Lo cierto es que, con ese panorama, la apertura de la lista de voluntarios no produjo gran entusiasmo entre la oficialidad y los "ganchos" (los suboficiales, en la jerga del cuartel). Incluso se llega a sospechar que más de uno de los convocados fue "a menos" en el examen de idioma. El contingente no incluía soldados y el carácter voluntario del servicio era una cláusula de primer orden en el estatuto de las fuerzas de paz. Cada batallón estaba compuesto por 870 hombres que debían cubrir desde sus puestos una superficie boscosa de casi 2500 kilómetros cuadrados.



Un voluntario ahí

Los batallones se relevaban cada seis meses y, según cuentan los hombres que participaron de las misiones, no sentían una preferencia definida hacia ninguna de las fuerzas en conflicto: cada cual desarrollaba su simpatía de acuerdo a la situación que le tocaba vivir, a la etnia que le tocaba proteger. Del otro lado no iba a ser igual: los croatas confraternizaban con los argentinos, a los que creían --no sin razón-- artífices de su progreso armamentístico; los serbios protestaban con un fervor simétrico por lo mismo. De todos modos, en los primeros tiempos, los argentinos, los nepaleses, los jordanos y los canadienses que integraban las tropas bajo comandancia argentina en el sector, fueron bien recibidos. "Con alivio", precisan los oficiales de los BEA.

La tregua entre serbios y croatas fue firmada en diciembre de 1992, tras seis meses de luchas sangrientas. Los ejércitos regulares de cada uno de los bandos se habían retirado y había que garantizar el retorno de los "desplazados", una palabra que tiene tradición en el vocabulario del Alto Comisionado de las Naciones Unidas. Es que la población no combatiente había huido de Pakrac y el regreso fue detonante de espectáculos absurdos, como aquel al que le tocó asistir al oficial de enlace Guillermo Machado, cuando vio a una mujer que limpiaba el vidrio de su casa en ruinas, el único vidrio que los tiroteos habían perdonado. No iba a ser la única experiencia absurda del capitán Machado.

Después de la batalla de Pívari, el oficial de enlace, capitán Machado, se presentó a su superior. Llevaba en la mano un puñado de vainas servidas que habían quedado en el terreno. Con extrañeza se las entregó al general Carlos Zabala, comandante de las tropas de paz de Eslavonia Occidental y actual jefe de Estado Mayor. "Mire, mi general --le dijo--, munición argentina". Aquel hallazgo lo comentaría hace poco al diario La Gaceta de Tucumán. El relato le valió la citación que el juez Jorge Urso le hizo llegar por pedido del fiscal Carlos Stornelli. "Mi jefe era Miguel Angel Moreno --explicó en su testimonial--; mi comandante era Carlos Zabala". El jefe del BEA I, Luis Lagos, también había informado a Zabala de la presencia de fusiles FAL. Lagos lo sabía por comentarios de sus subordinados y porque, además, él personalmente había visto en dos oportunidades, el fusil argentino fabricado bajo licencia belga. Lo ratificó el viernes 6 al declarar ante los tribunales federales.



Cámara sorpresa

La vuelta a casa de las tropas y las historias de aquella experiencia surtieron efecto. Fueron muchos más los que se alistaron como voluntarios para partir con el BEA II. Ya no estaban obligados, como le ocurrió a la avanzada, a alojarse en casas abandonadas y semidestruidas. Naciones Unidas había acondicionado a toda velocidad alojamientos para sus efectivos. La organización y el trato primermundista entusiasmó a los argentinos: un litro de leche por hombre y día, dos huevos por hombre y día, carnes a piacere, quesos, los mejores jamones. Tanto que, al final, cuando dejaron de ser una novedad comenzaron a acumularse en los depósitos. Los ratos libres se ocupaban viendo televisión satelital, sobre todo "Tutti Frutti", un programa de la TV alemana que los regocijaba con las prendas que debían pagar quienes no acertaban con la respuesta correcta y que consistían en despojarse, precisamente, de alguna ropa cada vez. El que perdía todo, ya se sabe, "como nuestros hermanos los indios", cuentan los suboficiales citando la famosa orden de San Martín. Menos éxito, por supuesto, tuvieron los videos enviados desde Buenos Aires por el general Martín Balza, con filmaciones de antiguos partidos de fútbol y viejas emisiones de "Polémica en el Bar". El fútbol, en todo caso, se jugaba y eran siempre los croatas los que se colocaban arriba en el marcador. No en vano una formación de 11 hombres, férreamente conducida por el ex coronel Miroslav Vlasevic, iba a consagrarse como la revelación del Mundial '98.

La jefatura del BEA II recayó en el coronel Miguel Angel Moreno, actual director del Colegio Militar. Por una ironía de la suerte su gente iba a ser felicitada por el mando de Naciones Unidas. La acción había consistido en la detención de una columna de batallones croatas que intentaba ingresar a la "zona protegida". En los camiones, camuflados como alimentos, se ocultaban cajas con munición para fusiles producidas por la Fábrica Militar Fray Luis Beltrán. El hecho fue filmado por un suboficial que había contravenido la sugerencia de no gastar muy rápido el dinero de los viáticos. En Canarias, como cualquier turista, el suboficial se tentó con una cámara y se dedicó a registrar todas las situaciones que consideraba pintorescas. La aparición de la munición argentina no podía dejar de figurar entre ellas. El embargo, la prohibición de vender armamento a la región, se encontraba vigente desde el 25 de setiembre de 1991, fecha de la firma de la resolución 713.



La paga del soldado

Las ventajas económicas que la ONU ofrecía a los voluntarios no eran desdeñables para sueldos que la hiperinflación, el ajuste y el escaso poder de negociación salarial de un ejército cuestionado por la represión ilegal y los levantamientos carapintada habían llevado a mínimos históricos. La cifra estipulada para todos los hombres alistados era un sueldo y cuarto de viáticos, más mil dólares que la ONU entregaba al Estado argentino por cada soldado y cada mes. Las familias, entre tanto, vivían con el sueldo que el comando les seguía pagando en el país. Al fin de los seis meses, la mayoría había ahorrado lo suficiente para comprar un terreno, o un auto o realizar pequeñas inversiones.

Un plus importante era Europa. La mayor parte de los 6000 efectivos que participaron de los BEA jamás hubiera conocido Austria, Francia, Italia, los lugares más buscados en los tours que hacían gracias a la ecuación de cinco días de franco por cada mes en operaciones. Es más, muchos de los suboficiales ni siquiera conocían el mar hicieron su debut en las playas del Adriático, famosas en el continente por sus permisividades nudistas. "¿Sabe cómo nos reconocían a los militares argentinos? --preguntó a este diario un miembro de la misión-- Por los culos blancos". Pero en la misma medida en que crecía el interés por el destino Croacia decrecía la alegría inicial de la población por la presencia de las tropas extranjeras. "A medida que pasaba el tiempo y se recuperaba una cierta tranquilidad --relató un oficial del BEA III--, la gente empezó a cansarse del control de los extraños, comenzó el rechazo". Esos sentimientos no tenían manifestaciones frontales pero se expresaban, por ejemplo, en el periódico corte de las gomas de los transportes.

En 1994 llegó a Croacia como segundo comandante de las tropas de ONU en Eslavonia Occidental el entonces coronel Evergisto de Vergara, hoy general y comandante de las fuerzas de paz en Chipre. De Vergara, hijo de un general y uno de los promedios más brillantes de su promoción, recibió dos veces la visita del general Martín Balza. Tal como informó Página/12, en el primer encuentro, celebrado en el puesto de comando del Batallón "Charlie" del BEA IV, De Vergara puso en conocimiento de Balza la existencia de rumores que hablaban del hallazgo de cañones argentinos. Balza --según relató De Vergara-- se limitó a responder: "No puede ser, De Vergara". El Ejército negó la veracidad de lo dicho, pero De Vergara, ajeno al vendaval que el tema levantaba en Buenos Aires, lo reafirmó telefónicamente a este diario. Al final, De Vergara acabó firmando un comunicado de desmentida, insostenible a la luz de la grabación de la conversación telefónica que, en apoyo de su información, debió difundir Página/12. De acuerdo a lo que aseguraron fuentes militares consultadas, una escena parecida se habría producido durante la segunda visita de Balza, en 1994. Según las fuentes, De Vergara habría replanteado su preocupación, ahora agravada por haber visto él mismo, fuera de las zonas de protección, los Citer 155 milímetros fabricados en Río Tercero en poder de los croatas. Balza, sostienen los testigos, habría cortado de cuajo el informe con un seco: "Usted no vio nada y no me dijo nada". Esa segunda reunión tuvo lugar en el puesto de comando del BEA V, en Camp Polom, y en ella habrían estado presentes los coroneles Federico Toranzo (jefe del contingente argentino, destinado en el Comando de la ONU); el coronel Enrique Cicciari (agregado militar argentino en Italia, con jurisdicción en Croacia); el teniente coronel Mario Chretien (secretario ayudante del jefe de Estado mayor del Ejército, actualmente destinado en Italia); el entonces coronel Domingo Machado (jefe del BEA V) y el ayudante de campo del general Balza.


"Huala Bog"

El BEA VII fue el último de los batallones enviados a Croacia. Combatir no era una obligación de los Cascos Azules, responsables en cambio de garantizar los acuerdos, supervisar las retiradas, mantener desmilitarizada la "zona de protección", custodiar el éxodo y el regreso de los "desplazados". El patrullaje, de todas formas, no alcanzaba a neutralizar por completo la acción de los irregulares serbios y los croatas seguidores del fascista Ante Pavelic; "chetniks" y "ustashas" que en sus ataques a la población civil hacían gala de una inusitada crueldad. Sólo el personal de Naciones Unidas estaba autorizado a cruzar la "tierra de nadie" sembrada de minas, cazabobos y francotiradores. Pero hasta no hacía mucho allí se habían levantado caseríos, huertas, tiendas, escuelas. Una tarde, una anciana croata rogó a los argentinos que le permitieran llegar hasta el centro de ese espacio sin dueño porque ahí, donde sólo se veían ruinas, había estado su casa. "Tratamos de disuadirla --contó un militar--, le dijimos del riesgo que implicaba para ella y para nosotros, le advertimos que de su casa no quedaba nada. No hubo caso. Tanto suplicó que, al final, la llevamos. Ella caminaba con seguridad, como si supiera exactamente dónde estaba. De repente se puso de rodillas y con toda precisión empezó a hurgar entre los escombros hasta dejar al descubierto una rejilla. La abrió, metió las manos y sacó una caja de metal. Mientras me abrazaba emocionada, llorando, repetía "¡Huala Bog!". "¡Gracias a Dios!". Al huir había escondido en el cofre unos 50 mil marcos alemanes y un montón de alhajas. Ahí estaban."

Al coronel Héctor Pugliese le fue ofrecida la jefatura del BEA VII; el general Carlos Matalón comandaba las tropas de ONU en Eslavonia Occidental. Tal como reveló este diario, en junio de 1995, durante la visita realizada a la zona por el ministro de Defensa Oscar Camilión y el general Balza, Matalón les exhibió una pistola Browning 9 milímetros con la inscripción "República Argentina", requisada a un policía militar croata. En aquella oportunidad Matalón agregó que la aparición de armas argentinas le provocaba problemas con sus superiores de la ONU. Asistían a la reunión mantenida en Okuchan, en la región llamada la Krajina, además de Pugliese, los integrantes de la comitiva de Balza, tenientes coroneles Fonseca, Chretien y Pan, y el teniente Esteban Bosch, ayudante de campo de Balza. Pocas semanas antes, cuando Matalón y Pugliese acompañaban en una inspección al general francés Bernard Janvier, responsable de la totalidad de las tropas de ONU en Croacia, una patrulla croata los había detenido en las inmediaciones de Dragovich Road. Uno de los croatas se acercó y al reconocer las insignias celeste y blancas de Matalón levantó su FAL y con familiaridad le gritó: "¡Argentino!". Janvier le diría luego: "Su país está vendiendo armas". El general retirado Carlos Matalón ha sido llamado a los tribunales de Comodoro Py y debe prestar declaración el 18 de noviembre.

La causa 798 que allí se tramita y acumula tres años de instrucción, 49 cuerpos y 144 anexos, se inició en 1995, el año del regreso de la última misión. En el tiempo que duró la estadía de los siete batallones enrolados en las fuerzas de paz de la ONU, ingresaron a la zona en conflicto 6500 toneladas de armamento argentino. Eran fusiles FAL, munición, obuses Otto Melara y cañones Citer 155 milímetros que fueron transportados en las bodegas de los barcos de la marítima Croatia Lines y estibados en la fantasmagórica Terminal 6 del puerto de Buenos Aires.

http://www.pagina12.com.ar/1998/98-11/98-11-15/pag13.htm
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
ariel
Administrador


Mensajes : 15014
Fecha de inscripción : 21/10/2011
Edad : 34

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Sáb 11 Jul 2015 - 21:36




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
bashar
Moderador


Mensajes : 2492
Fecha de inscripción : 23/06/2011
Localización : San miguel, buenos aires

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Sáb 11 Jul 2015 - 23:50

El 30 de mayo de 1995, en un espléndido día de la primavera europea, miles de espectadores se dieron cita en Zagreb, la capital de la joven República de Croacia, para presenciar un impresionante desfile militar en conmemoración del cuarto año de su independencia.

La parada constituyó un despliegue de armamento terrestre, naval y aéreo de la más diversa procedencia entre el cual se distinguían "entre otros equipos" morteros españoles, piezas de artillería pesada de fabricación norteamericana, helicópteros de asalto de procedencia rusa y hasta un minisubmarino de dos tripulantes que maniobraba en un espejo de agua cercano. Toda ese arsenal puso de manifiesto el esfuerzo del gobierno del presidente Franjo Tudjman para, mediante una fulminante ofensiva que se lanzó pocos días después, recuperar casi todo el territorio croata de la Krajina, que estaba controlado por la mayoría serbia local. Pero en medio de ese verdadero arsenal que desfilaba ante una multitud y bajo la bandera a cuadros rojos y blancos de la Croacia independiente, pasaron dos piezas de artillería pesada de 155 mm que eran, fuera de toda duda, de fabricación argentina. Además, las imágenes de la televisión croata captaron la presencia de fusiles FAL tambien fabricados en nuestro país, portados por soldados de la infantería croata.



PD: no hay duda alguna...cañones argentos de pura cepa

nota completa:

http://edant.clarin.com/diario/96/04/28/armas.html

_________________
Un pájaro inocente,/herido de una flecha/guarnecida de acero/y de plumas ligeras,/decía en su lenguaje/con amargas querellas:
/Más crueles que fieras,/con nuestras propias alas,/que la Naturaleza/nos dio, sin otras armas/para propia defensa,/forjáis el instrumento/de la desdicha nuestra,/haciendo que inocentes/prestemos la materia./Pero no, no es extraño,/que así bárbaros sean/aquellos que en su ruina/trabajan, y no cesan./Los unos y otros fraguan/armas para la guerra,/y es dar contra sus vidas
plumas para las flechas.»
Samaniego, Félix Mª de
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario En línea
sergiobrevet



Mensajes : 3476
Fecha de inscripción : 06/02/2015

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Dom 12 Jul 2015 - 0:27

Siempre se supo que menem vendio armas a croacia, con una triangulacion, pero no se hizo nada al respecto y cuando se pidio investigar el stock de armamento, ups volo rio tercero. Que coincidencia, creo que el ex mandatario de apellido capicua, no nos rajo nada de suerte, es mas bastantes desgracias acarreamos en ese entonces y tambien ahora por las consecuencias de sus actos. Hay un documental de la bbc donde informa que argentina vende armas a croacia por orden de la cia, como nosotros tenemos un impedimento para eso (no se cual es) se uso una triangulacion con un revendedor o traficante de armas, que estuvo cenando en la quinta de olivos y en la rosadita, segun denunciaban algunos medios opositores en esa epoca.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
woody59



Mensajes : 6594
Fecha de inscripción : 16/10/2012
Edad : 57
Localización : CABA

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Dom 12 Jul 2015 - 10:48

Que buen topico, gracias Ariel por publicar estas notas un poco olvidadas, abrazo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
ariel
Administrador


Mensajes : 15014
Fecha de inscripción : 21/10/2011
Edad : 34

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Lun 13 Jul 2015 - 12:22

La participación argentina en las Operaciones de Mantenimiento de Paz de las Naciones Unidas (OMP)
http://www.argentina-rree.com/15/15-048.htm

Respecto de las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas (OMP), vale acotar que, aunque la década del ’90 fue testigo de una ampliación de la participación argentina, la misma no nació durante los años de la gestión menemista, sino que se entronca en una larga tradición histórica. Desde su participación en GONUL (Líbano) en 1958 hasta el presente, la Argentina ha contribuido con más de 16.000 efectivos de las tres Fuerzas Armadas, Gendarmería Nacional y Policía Federal. (61) No obstante, la participación argentina nunca había tenido en el pasado la magnitud que logró a partir de la década del 90’ –según Rosendo Fraga, entre 1990 y 1994 se multiplicó por diez la cantidad de miembros de las Fuerzas Armadas argentinas que integraron las fuerzas de paz de las Naciones Unidas-. (62) Una idea del peso de esta contribución argentina la da el hecho de que entre 1990 y 1995 representó la mitad del total de la contribución latinoamericana (aunque en 1996, dicho aporte cayese a la mitad por restricciones presupuestarias). (63)

Esta tendencia llevó a la necesidad de impartir una capacitación adicional y más específica a los militares que debían cumplir con la misión de “cascos azules”. En respuesta a esta necesidad, se creó el Centro Argentino para Entrenamiento Conjunto de Entrenamiento Conjunto para Operaciones de Paz –CAECOPAZ- que fue creado el 27 de junio de 1995 por resolución del Ministerio de Defensa 669 / 95. El CAECOPAZ tiene su sede en Campo de Mayo y sus planes curriculares siguen la orientación del Departamento de OMP de la ONU. (64)

La participación argentina en las Operaciones de Mantenimiento de Paz en la ex Yugoslavia

Estimuladas por el CAECOPAZ, durante la gestión de Menem la Argentina participó en las siguientes OMP en las repúblicas de la ex Yugoslavia: la Fuerza de Protección de las Naciones Unidas en Croacia y Bosnia-Herzegovina (UNPROFOR); la Fuerza de Paz de las Naciones Unidas en Croacia (UNPF); la Operación de las Naciones Unidas para la Restauración de la Confianza en Croacia (UNCRO); el Despliegue Preventivo de las Naciones Unidas en Macedonia (UNPREDEP); la Administración Transitoria de las Naciones Unidas en Eslavonia Oriental (UNTAES); el Grupo de Apoyo de Policía Civil en Eslavonia Oriental (UNPSGES); la Misión de Observadores de las Naciones Unidas en la península de Prevlaka (Croacia); la Misión de las Naciones Unidas en Bosnia-Herzegovina (UNMBIH); y la Misión de las Naciones Unidas en Kosovo (UNMIK).

La participación argentina en la Fuerza de Protección de las Naciones Unidas en Croacia y Bosnia-Herzegovina (UNPROFOR)


La UNPROFOR, FORPRONU, o Fuerza de Protección de las Naciones Unidas fue establecida por la resolución 743 del Consejo de Seguridad de la ONU, del 21 de febrero de 1992. (65) En una etapa inicial de su mandato (UNPROFOR I), los objetivos de la Fuerza de Protección consistieron en verificar y controlar el cese del fuego entre Serbia y Croacia, supervisar el retiro de todas las fuerzas de las tres Zonas de Protección que Naciones Unidas estableció en Croacia –UNPA’ s en inglés o ZPNU en castellano- (66) y restablecer la autoridad croata en el territorio de Croacia. (67)

El Ejército argentino participó desde los inicios mismos de la misión de UNPROFOR, con el Batallón Ejército Argentino (BEA), que fue desplegado en el Sector Oeste del Comando de dicha misión en Croacia (correspondiente al sector de Eslavonia Occidental). (68) El área de responsabilidad del BEA cubría 1200 kilómetros cuadrados, teniendo su puesto comando en la localidad de Daruvar, ubicada a 125 kilómetros al sudoeste de Zagreb, la capital croata. Este Batallón contaba con 870 efectivos que rotaban en forma semestral y realizó ocho relevos sucesivamente entre 1992 y 1995. (69)

La misión asignada al BEA era la de contribuir a lograr las condiciones de paz en el conflicto que enfrentaba a Serbia con Croacia y luego con Bosnia. Por cierto, dicha tarea no fue sencilla ya que el Sector Oeste era prácticamente una zona de guerra, donde los ejércitos serbio y croata se encontraban cara a cara y violaban el cese del fuego. (70) Logrado este acuerdo, el 7 de julio de 1992 el general de brigada argentino Carlos María Zabala asumió la responsabilidad de la seguridad del Sector Oeste, y se desempeñó como comandante del mismo desde octubre de 1992 hasta octubre de 1993. Además de este diálogo con las partes en conflicto para acordar un repliegue de tropas, la participación argentina se hizo efectiva a través de actividades de observación, patrullaje, operación de puestos de control, remoción de campos minados y ayuda humanitaria a la población civil. (71)

Pero no sólo el Ejército argentino participó de la misión UNPROFOR en Croacia. Oficiales de las tres armas tomaron parte mediante el envío de oficiales, que se desempeñaron como observadores militares en distintas regiones de Croacia y Bosnia-Herzegovina, y como miembros del Estado Mayor en el cuartel general ubicado en Zagreb y del Estado Mayor del Sector Oeste del Comando de Croacia de UNPROFOR. (72) Así, el buque transporte “Cabo de Hornos” de la Armada argentina efectuó entre abril y junio de 1992 el traslado de los vehículos blindados, armamentos y otro tipo de cargas del BEA desde el puerto de Buenos Aires hasta el puerto de Bar (Montenegro), con escala en Ancona (Italia). (73)

Asimismo, la Armada argentina participó en la misión UNPROFOR mediante el envío de oficiales, que se desempeñaron como observadores militares, en diferentes puntos de Croacia, Bosnia y Herzegovina y como miembros del Estado Mayor en el cuartel general ubicado en Zagreb. (74)

Por su parte, la Fuerza Aérea argentina participó en la misión UNPROFOR entre marzo de 1993 y marzo de 1995,  de cuatro formas diferentes:

a)      mediante el traslado de  efectivos de los distintos BEA (s) dos veces por año en máquinas pertenecientes al Escuadrón VB-707, que ingresaban por los corredores aéreos que les fijaba la OTAN y operaban en el aeropuerto de Zagreb;

b)      a través del envío de oficiales destinados al Cuartel General de UNPROFOR en Zagreb, que eran relevados cada año;

c)      por medio del envío de oficiales en calidad de observadores militares, que cumplían sus tareas en la zona de combate; y

d)  a nivel local, a través de la participación de la Fuerza Aérea en CAECOPAZ. (75)

Finalmente, también la Gendarmería Nacional tuvo una activa presencia en la misión UNPROFOR entre 1992 y 1995 con tres contingentes, compuestos en total por 83 gendarmes que cumplieron funciones de ayuda humanitaria, monitoreo policial y controles de aeropuertos y fronteras. (76)

La participación argentina en la Fuerza de Paz de las Naciones Unidas en Croacia (UNPF)

El 31 de marzo de 1995, a través de las resoluciones 981, 982 y 983 (1995) (77), el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas resolvió que la Fuerza de Protección de las Naciones Unidas (UNPROFOR), que inicialmente abarcaba todo el territorio de la ex Yugoslavia, quedara circunscripta al territorio de Bosnia-Herzegovina, y creó la Misión de Paz de las Naciones Unidas (UNPF) de la que dependían UNPROFOR y la también reciente Operación de Restauración de la Confianza (UNCRO u ONURC) en Croacia y el Despliegue Preventivo de las Naciones Unidas (UNPREDEP) en Macedonia. Los mandatos de las cuatro misiones se extendieron hasta el 30 de noviembre de 1995, fecha en la que la UNPF, la UNPROFOR y la UNCRO fueron desactivadas, siendo reemplazadas por la Fuerza de Intervención (IFOR) de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), con la excepción de la UNPREDEP, que permaneció hasta comienzos de 1999. (78)

La Argentina participó en la Fuerza de Paz de las Naciones Unidas (UNPF) en el año 1995, a través de efectivos pertenecientes al Ejército. Dicha arma destacó cuatro efectivos como miembros del Estado Mayor de esta Misión los que permanecieron en funciones hasta completar el relevo de las Naciones Unidas por la IFOR en enero de 1996. (79)

La participación argentina en la Operación de las Naciones Unidas para la Restauración de la Confianza en Croacia (UNCRO)

La Operación de las Naciones Unidas para el Restablecimiento de la Confianza en Croacia (UNCRO u ONURC) surgió como producto de la resolución 981 (1995) del Consejo de Seguridad de la ONU del 31 de marzo de 1995, motivada a su vez por la creciente tensión entre serbios y croatas. (80) Incluso el 24 de abril de ese mismo año se produjo un incidente por el que un ciudadano croata fue asesinado por un serbio proporcionando al gobierno de Zagreb el pretexto para invadir el 1° de mayo el Area Protegida de las Naciones Unidas (UNPA) correspondiente a Eslavonia Occidental. Las fuerzas croatas reconquistaron su presencia en la zona occidental de la región de Eslavonia y la población serbia abandonó la UNPA refugiándose en Bosnia-Herzegovina y en Serbia. No obstante, quedó pendiente de resolución la situación en dos áreas de Croacia: la de Eslavonia Occidental y la de Baranja, donde los serbios continuaron manteniendo el control hasta que el gobierno croata las recuperó en enero de 1998. (81)

En este contexto, el Batallón Ejército Argentino (BEA) que, como hemos visto, cumplía servicios en UNPROFOR, pasó a integrar esta nueva misión manteniendo su mismo despliegue y ubicación geográfica. El general de brigada Carlos Matalón –Comandante del Sector Oeste de UNPROFOR en Eslavonia Oeste (Croacia) entre febrero y julio de 1995- ejerció el Comando del Sector durante el período de participación argentina, que culminó en octubre de 1995, cuando, debido a una reestructuración de las áreas, UNCRO redujo sus efectivos y el BEA 8 fue replegado a la Argentina. La misión terminó oficialmente el 30 de noviembre de 1995. (82)

La participación argentina en el Despliegue Preventivo de las Naciones Unidas en Macedonia (UNPREDEP)

La misión de Despliegue Preventivo de las Naciones Unidas (UNPREDEP) fue creada por la resolución 983 (1995) del Consejo de Seguridad del 31 de marzo de 1995, a pedido del gobierno de Macedonia. (83) El 1° de febrero de 1996, UNPREDEP comenzó a funcionar como misión independiente, en virtud de que los mandatos de UNCRO y UNPROFOR habían finalizado, pasando a depender directamente del Cuartel General de las Fuerzas de Paz de Nueva York (UNNY). (84)

UNPREDEP constituyó el primer mandato preventivo en la historia de las Operaciones de Mantenimiento de la Paz y su propósito primario consistió en establecer una presencia de la ONU en las fronteras de Macedonia con Albania y las ex repúblicas yugoslavas de Serbia y Montenegro. (85) Argentina participó en esta misión con cuatro observadores militares del Ejército desde 1996 hasta la fecha de finalización de la UNPREDEP, en marzo de 1999. (86)

La participación argentina en la Administración Transitoria de Naciones Unidas en Eslavonia Oriental (UNTAES)

En mayo de 1995, Croacia cruzó la línea divisoria de la ONU y llevó a cabo una ofensiva sobre un enclave serbio en Eslavonia Occidental que le permitió recuperar el control sobre dicha región. El 12 de noviembre de ese mismo año, bajo el control de la operación UNCRO, se firmó en Erdut, pueblo serbio de Croacia, el llamado Acuerdo Básico entre el gobierno de Croacia y los líderes serbios locales por el cual se decidió otorgar a la ONU la administración transitoria de Eslavonia Oriental. (87)

Así,  la llamada Administración Transitoria de Naciones Unidas en Eslavonia Oriental, Baranja y Sirmiun (Srijem) Occidental (UNTAES) fue creada el 15 de enero de 1996 por la resolución 1037 (1996) del Consejo de Seguridad de la ONU.(88) Esta nueva operación de mantenimiento de paz fue establecida por un período inicial de doce meses, con el objeto de asegurar el cumplimiento del “Acuerdo básico sobre la región de Eslavonia Oriental, Baranja y Sirmiun (Srijem) Occidental”. (89)

En realidad, esta misión de Naciones Unidas combinó un sistema tradicional de mantenimiento de la paz con la aplicación de un proceso de desmilitarización y de imposición de la paz. Debido a ello, el componente militar de UNTAES dispuso de tanques, morteros, artillería, misiles, armamento pesado de tipo variado, helicópteros de ataque y contó con el apoyo de la Fuerza Aérea Táctica de la OTAN, y de la OTAN misma a través de su operación SFOR (Fuerzas de Estabilización) en Bosnia. (90)

Cuando se cumplía el primer año de la firma del Acuerdo Básico, el Consejo de Seguridad de la ONU, a través de la Resolución 1079 del 15 de noviembre de 1996, extendió el mandato de UNTAES por seis meses, es decir, hasta el 15 de julio de 1997, mandato que fue nuevamente prorrogado hasta el 1° de enero de 1998. (91)

En este contexto, y como consecuencia de la Resolución 1037 (1996) que creó la UNTAES, las Naciones Unidas solicitaron la participación de un contingente de la Argentina en la nueva misión, lo que fue aceptado por el Poder Ejecutivo Nacional el 15 de febrero de 1996. (92)

El Ejército argentino participó en la UNTAES entre 1996 y 1999 a través del Equipo de Combate Argentino (ECA) que fue colocado bajo control operacional del Batallón Belga (BELBAT) desplegado en la región. El ECA estaba integrado por 74 hombres que se relevaban cada seis meses (93) y disponía de seis vehículos de combate de transporte de personal M-113 y seis tanques SK-105. Su misión consistió en contribuir al traspaso pacífico de los territorios ocupados de Eslavonia Oriental y Baranja a la administración croata. Ello se concretó mediante la ejecución de misiones de seguridad y como elemento de reserva. Por su parte, Gendarmería Nacional participó con un contingente de 36 efectivos que cumplieron tareas de Monitores Policiales hasta agosto de 1997, cuando la misión fue terminada. También contribuyó la Policía Federal argentina, aportando oficiales a la UNTAES. (94)

La participación argentina en el Grupo de Apoyo de Policía Civil en Eslavonia Oriental (UNPSGES)

El Grupo de Apoyo de Policía Civil en Eslavonia Oriental (UNPSGES) fue la continuación de la UNTAES. Sus integrantes cumplieron misiones de Monitores Policiales controlando las actividades de la policía croata, cooperando en actividades de asistencia humanitaria y efectuando control agropecuario y fronterizo. (95) El aporte argentino en el UNPSGES se concretó  a través de la presencia de l20 miembros de Gendarmería Nacional y 2 efectivos de la Policía Federal, entre agosto de 1997 y septiembre de 1998. (96)

La participación argentina en la Misión de Observadores de las Naciones Unidas en Prevlaka (UNMOP)


Para comprender el alcance de la misión UNMOP, es necesario previamente analizar la importancia estratégica de la península de Ostra o Prevlaka y los pasos previos dados por Naciones Unidas antes del establecimiento de la Misión de Observadores en dicha área. En primer lugar, cabe decir que la península de Ostra (Prevlaka), ubicada 45 kilómetros al sur de la ciudad croata de Dubrovnik, resultaba valiosa en el contexto del conflicto entre serbios y croatas, por dos razones: su proximidad a Yugoslavia y a Bosnia-Herzegovina y el hecho de tener salida al Mar Adriático. (97)

El 31 de enero de 1996, por la Resolución 1043 del Consejo de la ONU, se creó en Croacia la Misión de Observadores de las Naciones Unidas en la península de Prevlaka (UNMOP), con el objeto de controlar la desmilitarización de dicha área. (98) La misión UNMOP está compuesta por observadores de 25 países diferentes. (99)

La Argentina participó en la misión UNMOP desde 1996 con dos oficiales del Ejército argentino: el Capitán Ricardo Alejandro Echeverría (de octubre de 1995 a abril de 1997) y el  Capitán Aldo Daniel Ferrari (de abril de 1997 a abril de 1998). (100)

La participación argentina en la Misión de las Naciones Unidas en Bosnia-Herzegovina (UNMIBH)  

El 21 de diciembre de 1995, el Consejo de Seguridad de la ONU estableció la Fuerza Internacional de Policía (IPTF) y una oficina civil de las Naciones Unidas, de conformidad con el Acuerdo de Dayton suscripto el mes anterior. (101) La Operación es conocida con el nombre de UNMIBH (Misión de las Naciones Unidas en Bosnia-Herzegovina).

Las tareas de la IPTF comprendían las de vigilar, observar  e inspeccionar los medios para hacer cumplir la ley; asesorar al personal y a las fuerzas encargadas de hacer cumplir la ley; facilitar, en el marco de su mandato, la asistencia a las actividades de las partes encaminadas a hacer cumplir la ley; evaluar las amenazas al orden público y asesorar acerca de la capacidad de los organismos encargados de hacer cumplir la ley; prestar asistencia al personal de las partes, acompañándolos en el desempeño de sus funciones cuando la Fuerza Internacional lo considere adecuado. Por su parte, la IPTF debía considerar las solicitudes de asistencia presentadas por las partes u organismos encargados de hacer cumplir la ley en Bosnia-Herzegovina, con la responsabilidad especial de garantizar la existencia de elecciones libres y limpias. (102)

La UNMIBH coopera estrechamente con la Fuerza de Estabilización (SFOR) multinacional conducida por la OTAN, y autorizada por el Consejo de Seguridad para garantizar el cumplimiento de las disposiciones del acuerdo de paz, y con el Alto Representante, designado por la Conferencia de Aplicación de la Paz, cuya tarea es la de movilizar y coordinar las actividades de las organizaciones y organismos que se ocupan de los aspectos civiles del acuerdo de paz en Bosnia-Herzegovina y de vigilar la aplicación del acuerdo. (103)

La Gendarmería Nacional argentina participa en esta misión desde marzo de 1996 con efectivos que se desempeñan como Monitores de Policía Civil, cumpliendo las diferentes funciones establecidas para la policía internacional en los acuerdos de paz. Desde el despliegue inicial se han sucedido cuatro rotaciones, sumando un total de 129 efectivos. De acuerdo con los datos aportados por el CARI, en diciembre de 1999 se encontraban desplegados en la región de Bosnia-Herzegovina 31 gendarmes. También participa la Policía Federal argentina, con 2 observadores. (104)

La participación argentina en la Misión de las Naciones Unidas en Kosovo (UNMIK)

En el contexto de la reactivación del conflicto en Kosovo entre la población de origen albanés y la población serbia (105), el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó la resolución 1244 (1999) del 10 de junio de 1999, que establecía: 1) el retiro gradual de Kosovo de todas las fuerzas militares, policiales y paramilitares de la República Federativa de Yugoslavia; 2) la desmilitarización del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) y otros grupos armados de albaneses de Kosovo; 3) el despliegue de una presencia de seguridad bajo comando de la OTAN, denominada KFOR; 4) el establecimiento de una administración provisoria civil para Kosovo; 6) el establecimiento de una presencia policial internacional de las Naciones Unidas (UNMIK); 7) la creación de condiciones de seguridad para el regreso de refugiados y personas desplazadas y 8 ) el establecimiento de condiciones para la marcha de un plan de desarrollo económico y de reconstrucción de la región. (106)

Durante la gestión de Carlos Menem, la Argentina participó con 33 efectivos de la Gendarmería Nacional en la UNMIK.(107) Como sucediera con otras misiones de la ONU, la participación argentina en Kosovo fue objeto de una dura pelea entre la Cancillería y el Ministerio de Defensa. En un cable reservado citado por el diario Clarín el entonces embajador argentino ante la ONU, Fernando Petrella, señalaba que el Ministerio de Defensa había informado el 27 de agosto de 1999 acerca de problemas presupuestarios para financiar a los “cascos azules” argentinos en general, y, en particular, respecto del aporte de 110 gendarmes argentinos a la UNMIK. Poco tiempo después, a principios de septiembre del mismo año, Petrella y otros funcionarios de la Cancillería sostenían que Defensa sólo asignaba recursos a aquellas misiones integradas por militares, en el marco de la OTAN y de otras iniciativas político-militares de Estados Unidos. Mientras se otorgó relevancia a las misiones de militares argentinos en Bosnia y Kosovo (también dos prioridades de Estados Unidos), Defensa dio la espalda al pedido de la ONU de mandar más tropas a Timor Oriental. (108)

Fuente, referencias y notas:

http://www.argentina-rree.com/15/15-048.htm
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
ariel
Administrador


Mensajes : 15014
Fecha de inscripción : 21/10/2011
Edad : 34

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Lun 13 Jul 2015 - 12:54

Fuerza Aerea Argentina

La República Argentina, en calidad de Aliado extra OTAN contribuye con esa organización en la pacificación, reorganización y desarrollo de la Provincia Serbia con personal y material.

Dicha contribución se realiza desde la finalización de la campaña aérea que realizara las fuerzas de la OTAN contra el Ejército y Policia Serbia para la guerra étnica que estos últimos llevaban a cabo bajo el liderazgo de Slobodan Milosevic.

Desde fines de 1999 la presencia de la FAA en la Misión de Imposición/Mantenimiento de la Paz en Kosovo, como miembro de la Fuerza Multinacional de Seguridad KFOR, liderada por OTAN, se lleva a cabo a través del HAR, la Compañía de Ingenieros Conjunta y el Oficial de Enlacce Aéreo en el Estado Mayor de KFOR.


KFOR

KFOR es una fuerza internacional liderada por OTAN responsable de proveer un presencia segura en Kosovo.

El Representante Especial del Secretario General de la ONU controla la implementación de la presencia civil, la cual trata con las tareas de alivio humanitario, reconstrucción, instituciones sociales y políticas y la administración civil.

El Comandante KFOR es el encargado del componente de seguridad de esta operación de Mantenimiento de la Paz. De acuerdo a la UNSCR 1244 la misión de KFOR es:

Establecer y mantener un ambiente seguro en Kosovo, incluso la seguridad y el orden.

Proveer asistencia a UNMIK incluyendo funciones civiles claves hasta que sean transferidas a UNMIK y las autoridades locales.



A pesar de que la principal responsabilidad de KFOR es crear un ambiente seguro, esta fuerza multinacional provee de recursos, habilidades y potencial humano a varias organizaciones que trabajan bajo la sombrilla de UNMIK.
En este contexto la FAA se hizo presente desde finalizada la Campaña Aérea, enviando sucesivos contingentes para la operación del Hospital Aeronáutico Reubicable y para formar parte del Estado Mayor de KFOR e integrar la Compañía de Ingenieros Conjunta.


Hospital Reubicable

En el año 1993 la FAA despliega por primera vez una Unidad Sanitaria a la República de Mozambique integrada a la Operación de Paz UNMOZ . La misma contaba esencialmente de el único Hospital Reubicable con que cuentan las FFAA.

Esta unidad de tipo modular, es apta para ofrecer servicios de radiología, quirófano, terapia intensiva así como también la provisión de medicamentos y atención clínica.

Merced a la experiencia en esta operación, la FAA vuelve a poner a disposición del EMCFFAA este material para que fuera desplegado en el marco del Decreto Nº 875/99 del Poder Ejecutivo Nacional.

De esta manera nuevamente una Unidad Sanitaria de la FAA es desplegada bajo mandato de las Naciones Unidas. En esta oportunidad lo hace bajo la Resolución del Consejo de Seguridad Nº 1244 con la misión de:

“Proporcionar apoyo de sanidad al esfuerzo de ayuda humanitaria a la población civil en el área de responsabilidad en Kosovo, y eventualmente al personal de KFOR que lo requiera”.

Si bien la participación es dentro del marco de lo resuelto por la ONU, en esta oportunidad el despliegue de personal y material de la FAA revista características particulares, ya que lo hace no como parte integral de la estructura de ONU en Kosovo – UNMIK: sino como parte de la Fuerza Internacional de Seguridad en Kosovo, liderada por la NATO.

El traslado de el HAR fue realizado via marítima, desembarcando los módulos en el puerto de Tesalónica, Grecia. Desd allí fue trasladado en camiones, a través del Ex República Yogoslava de Macedonia (FYROM), hasta llegar a la localidad de Dakovica en la provincia de Kosovo.

El Hospital comenzó su operación el 19 de octubre de 1999, dando inicio 18 meses de actividad ininterrumpida.

Durante es período el personal de HAC cumplió con la siguiente asistencia médica:

CLÍNICA MÉDICA 5369
ODONTOLOGÍA 1238
CIRUGÍA 94
MEDEVAC 11
LABORATORIO 734
INTERNACIONES 183
RAYOS X 416
ECOGRAFÍAS 29

Sumando un total de 8074 consultas.

Actualmente el personal y material que orgullosamente representaron a la FAA y al país en lugares tan distantes se encuentran a las espera de nuevos despliegues para llevar el alivio tan esperado a aquellos lugares en conflicto del mundo.


Compañía de Ingenieros Conjunta Kosovo – CICKO

Como parte del compromiso que mantiene la Argentina con ONU en relación a la asistencia humanitaria en Kosovo, las FFAA mantienen desplegada desde septiembre del año 2000 una Compañía de Ingenieros Militares Conjunta – CIKO - en las cercanías de la localidad kosovar de PEC.

La misma, se encuentra integrada a las Fuerza Multinacional de Seguridad KFOR liderada por la OTAN. La Compañía está bajo Control Operacional de la Brigada Multinacional Ítalo-Alemana desarrollando tareas reconstrucción y mantenimiento de diversas instalaciones (puentes, escuelas, diversas estructuras edilicias, etc).

Como lo indica su nombre, esta Compañía cuenta con miembros de las tres FFAA, encontrándose dentro de sus filas Personal Subalterno de la Fuerza, quienes están plenamente integrados plenamente a las actividades diarias de la Unidad.


Oficial de Enlace Aéreo – J3 Air Desk Chief

El puesto que aquí cubre la FAA, esta ubicado dentro de la estructura del Estado Mayor Combinado Conjunto que la OTAN ha desplegado para llevar a delante la conducción de la Operación Joint Guardian.

Está básicamente definido como un enlace entre el Puesto Comando de la Misión -Joint Operation Center (JOC)-, la rama aéra del J3 (J3 AIR) y todos los G3 AIRE correspondientes a las cinco Brigadas Multinacionales; más cualquier otra unidad aérea que se encuentre en el área (UN, Greek Force Support Unit, 27 Avn Group –Rusos-, etc).

Las características propias del puesto de trabajo y el hecho estar dentro de la estructura del Puesto Comando hacen del mismo una inmejorable oportunidad de participar o tener conocimiento de prácticamente todas las actividades que KFOR y UNMIK desarroLlan en la Provincia de Kosovo.

Incluso el peronal que desempeña como tal ha absorbido tareas de administración del espacio aéreo asignadas originalmente a países miembros de la OTAN.

Cabe destacar que el ámbito de trabajo es de un elevado nivel profesional, ya que quienes lo integran provienen de las Fuerza Armadas de los países europeos más desarrollados sumados a la omnipresencia de los Estados Unidos de América. Esta es sin lugar a dudas una excelente oportunidad para absorber conocimientos y experiencia sobre la operación y comportamiento de aquellos.

La importancia de esta posición reside intrínsecamente en las particularidades del puesto de trabajo el cual forma parte del Estado Mayor Conjunto Combinado de una Misión Internacional de Seguridad constituida por 36 Naciones.

http://www.faa.mil.ar/misiones/kosovo.html
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
ariel
Administrador


Mensajes : 15014
Fecha de inscripción : 21/10/2011
Edad : 34

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Lun 13 Jul 2015 - 12:58

Martes 21 de marzo de 2000

Los argentinos que trabajan por la paz en Kosovo

Fueron enviados en misión humanitaria luego del conflicto; hay soldados, ingenieros y médicos de cada fuerza armada.

PEC.- La casa que el mariscal Tito usaba cuando venía de caza a Kosovo tiene enfrente una bandera azul y blanca y pronto podría ser rebautizada con un nombre que el Ejército Argentino evalúa en reserva.

En ese bello chalet enclavado en un bosque rodeado de montañas, que se asoma como terraza sobre la iglesia del siglo XII en la que han sido coronados todos los patriarcas de la Iglesia Ortodoxa Serbia, se asienta el símbolo de un cambio fundamental en la política exterior argentina.

En silencio, con ingenio, pocos recursos y mucho esfuerzo, un centenar de oficiales y suboficiales ha realizado en la práctica lo que la clase política nacional aún no termina de debatir en público y que los Estados Unidos y Europa nunca han considerado formalmente: el ingreso de la Argentina en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Enviados en misión humanitaria, una sección de ingenieros del Ejército, un hospital desmontable de la Fuerza Aérea y un puñado de infantes de Marina, más un grupo de oficiales de enlace, trabajan desde hace seis meses en el seno de la estructura militar de la OTAN, sometidos a sus reglas de disciplina y combate, en un auténtico "teatro de operaciones".

Esta vez no se trata de la participación en una misión de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, sino de integrar las tropas de ocupación de un ejército vencedor en el terreno del vencido y asumir las consecuencias. "Esto no es una misión de paz, esto es la guerra", resumió un oficial argentino, mientras exhibía a La Nación el casco y el fusil que cada miembro de la misión -no importa si médico, enfermero, ingeniero o guardia- debe llevar en todo momento.

Como colofón, 400 paracaidistas del Ejército participarán la próxima semana en un ejercicio organizado por la OTAN para demostrar la "capacidad y resolución" de la KFOR, la fuerza aliada desplegada en Kosovo. Con tropas holandesas, polacas, rumanas y de los Estados Unidos, el pelotón de la IV Brigada de Paracaidistas se convertirá en la primera fuerza en misión propiamente militar que la Argentina despliega en esta provincia conquistada a Yugoslavia.

Hasta 1999, los militares argentinos sólo actuaban como cascos azules en operaciones de paz dispuestas por las Naciones Unidas. Sólo el envío de un buque a la Guerra del Golfo supuso la intervención argentina en una guerra multinacional, pero aun en ese caso había sido precedida por una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Pero la guerra contra la ex Yugoslavia para detener las operaciones de las fuerzas militares, paramilitares y policiales en Kosovo fue realizada por la OTAN, sin recurrir al Consejo de Seguridad, donde enfrentaban la disidencia rusa y china.
Un pie en la OTAN

Durante la guerra, la Argentina, al igual que la mayoría de los países latinoamericanos, defendió públicamente la necesidad de una salida negociada al conflicto. Pero cuando concluyó, el entonces presidente Carlos Menem logró su objetivo de poner un pie en la OTAN mediante el envío de una misión militar con el límite estricto de realizar únicamente tareas humanitarias.

Una sección de 30 ingenieros del Ejército, un hospital reubicable de la Fuerza Aérea con 64 oficiales y suboficiales -que incluyen a un médico sanitarista de la Armada y personal del Ejército-, y un grupo de 12 infantes de Marina partieron hacia Kosovo en octubre para realizarla, bajo el mando del comodoro Jacinto Despierre.

Por afinidad cultural, fueron asignados a la Brigada Multinacional Occidental, con base en esta ciudad, dirigida por tropas italianas y que también componen España y Portugal.

Pero la asignación no era meramente formal. Los oficiales y suboficiales argentinos dependen estrictamente de la logística italiana, que les provee vehículos, suministros, alimentos (por los que la Argentina paga) y dispone su emplazamiento en el terreno.

La experiencia ha sido fuerte para los miembros del contingente, pese a que muchos de ellos habían participado en otras misiones. Por primera vez se encontraron aislados: de su asignación de seis meses, sólo pudieron tomar una licencia de 15 días. No había francos ni podían dejar los cuarteles.

Tampoco había medios de comunicación. El correo, vía Italia, tardaba unos 40 días. La mayoría de los miembros de la misión dijo que, en algún momento de su estancia, no había podido tener contacto alguno con su familia por más de un mes.

La dependencia de Italia también fue resentida por otro motivo. Los oficiales y suboficiales se sintieron en un principio tratados con indiferencia o condescendencia por sus pares italianos. La sección argentina pasó tres helados meses en carpas mientras ayudaba a montar el hospital en la vecina ciudad de Djakovica. Ya no había esa rivalidad entre fuerzas que llevó en 1976 a distribuir el poder político en un 33,33 por ciento entre cada una o a librar la propia guerra en Malvinas. "En la carpa no había distinción entre uno del Ejército y uno de la Marina", dice el mayor Julio César Belfi, y la convivencia de un día y medio de La Nación con el contingente bastó para probarlo: reuniones, trabajo y entretenimiento eran comunes a todos.

Para ganar el lugar, la sección salió a competir en calidad. Construyó y reconstruyó, entre otras cosas, un puesto de frontera, una escuela-iglesia y dos pisos del propio cuartel general italiano, en menos tiempo y por menos dinero que los ingenieros de ese país.

Desde entonces, la población civil albanesa reconoce la bandera y los saluda con simpatía, normalmente al grito de "Maradona" o, poco a poco, simplemente "Argentina".

Pese a las privaciones y a que ya contaban los días para marcharse (el relevo formal ocurrirá el 28 de marzo), se palpaba entusiasmo profesional por la experiencia.

La historia del mayor Germán Oliver, oficial de enlace en el comando de la brigada, quizás ilustra el cambio que se vive en el Ejército. Estudiante de Agronomía, se alistó cuando la guerrilla atacó un regimiento en Mendoza. En el arma de Logística, pasó por la dictadura militar y combatió en Malvinas. Pero ahora está orgulloso de haber podido hacer la presentación de la logística de la íntegra Brigada Multinacional ante el comando general de la OTAN en Pristina.

Estos son hombres a los que no interesan los juicios a los militares por las violaciones a los derechos humanos, ni las desventuras del ex capitán de navío Alfredo Astiz, ni por el contrabando de armas a Croacia y Ecuador. Quieren saber lo mismo que el resto de sus compatriotas: la situación económica, el nuevo gobierno y el fútbol...

Mientras las batallas políticas sobre su composición y destino se libran en Buenos Aires, donde muchos ignoran siquiera su existencia, un nuevo modelo posible de Fuerzas Armadas, integradas, vocacionales, humanitarias y profesionales a nivel internacional, intenta construirse en este remoto lugar de los Balcanes. .
Por Gabriel Pasquini Enviado especial
lanacion.com | El Mundo

http://www.lanacion.com.ar/9912-los-argentinos-que-trabajan-por-la-paz-en-kosovo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
tabano1973



Mensajes : 1217
Fecha de inscripción : 08/01/2011
Edad : 43
Localización : Merlo

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Lun 13 Jul 2015 - 19:42

Por lo que me contó un en suboficial del Ejercito, casi todas las noches, los tiroteaban en su campamento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.webmasterenmerlo.com.ar
ariel
Administrador


Mensajes : 15014
Fecha de inscripción : 21/10/2011
Edad : 34

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Lun 19 Oct 2015 - 17:29

EFEMÉRIDES
HOSPITAL REUBICABLE EN KOSOVO


El 19 de octubre de 1999, comienza a operar el Hospital Reubicable en la provincia de Kosovo. La Fuerza Aérea Argentina, bajo mandato de la ONU, despliega la Unidad Sanitaria como parte de la Fuerza Internacional de Seguridad en la zona.
Es hospital es trasladado por vía marítima hasta Grecia, y terrestre hasta la localidad de Dakovica, en la provincia de Kosovo. Actúa durante dieciocho meses y se realizan 8074 consultas.

Ver más información en el siguiente link: http://www.fuerzaaerea.mil.ar/misiones/index_misiones.html

Fuente: Dirección de Estudios Históricos de la Fuerza Aérea Argentina

https://www.facebook.com/FuerzaAereaArgentina.Oficial?fref=photo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Mar 20 Oct 2015 - 9:10

Muy interesante!!!
Volver arriba Ir abajo
ariel
Administrador


Mensajes : 15014
Fecha de inscripción : 21/10/2011
Edad : 34

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Dom 7 Ago 2016 - 23:05



VCTP en Croacia


http://www.tanks-encyclopedia.com/coldwar/Argentina/VCTP.php
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
jptorrisi



Mensajes : 2140
Fecha de inscripción : 28/12/2013
Edad : 38
Localización : Mendoza

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Dom 7 Ago 2016 - 23:54

Puedo equivocarme, pero eso son los cuarteles de Boulogne, ex-TAMSE.
Slds
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario En línea
ariel
Administrador


Mensajes : 15014
Fecha de inscripción : 21/10/2011
Edad : 34

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Lun 8 Ago 2016 - 0:24

Yo tambien dudo, pero la pagina marca Croacia tambien en la meta de la imagen, de todas formas, tambien puede estar errada.

Salud
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
jptorrisi



Mensajes : 2140
Fecha de inscripción : 28/12/2013
Edad : 38
Localización : Mendoza

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Lun 8 Ago 2016 - 12:20

Pero hay detalles interesantes. Entiendo que no se llevaron VCTP mimetizados, sino sólo Blancos, y en la foto hay algunos con el clásico mimetizado verde y marrón.
Por otro lado, tampoco creo que se haya llegado capacidad para hacer mantenimientos de algo nivel, que implique desmontar una torreta o incluso el cañón, menos cuando no se usó.
Son matices que entre otras cosas, me hacen pensar que es donde creo.
Por otro lado, ¿cuantos VCTP se llevaron a la zona? Porque es la foto se ve buena cantidad, al parecer una compañía entera.
Slds
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario En línea
Pablo IG
Moderador


Mensajes : 2790
Fecha de inscripción : 15/01/2014
Edad : 36
Localización : Berazachusetz

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Lun 8 Ago 2016 - 17:59

Es acá.



http://alexav8.livejournal.com/9331.html
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
ariel
Administrador


Mensajes : 15014
Fecha de inscripción : 21/10/2011
Edad : 34

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Lun 8 Ago 2016 - 19:05

jptorrisi escribió:
Pero hay detalles interesantes. Entiendo que no se llevaron VCTP mimetizados, sino sólo Blancos, y en la foto hay algunos con el clásico mimetizado verde y marrón.
Por otro lado, tampoco creo que se haya llegado capacidad para hacer mantenimientos de algo nivel, que implique desmontar una torreta o incluso el cañón, menos cuando no se usó.
Son matices que entre otras cosas, me hacen pensar que es donde creo.
Por otro lado, ¿cuantos VCTP se llevaron a la zona? Porque es la foto se ve buena cantidad, al parecer una compañía entera.
Slds

Hace rato que estoy buscando info, pero no encuentro.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
jptorrisi



Mensajes : 2140
Fecha de inscripción : 28/12/2013
Edad : 38
Localización : Mendoza

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Vie 12 Ago 2016 - 2:29

https://m.youtube.com/watch?v=ItiA-ObLlnE
Acá un vídeo donde se ve claramente el tinglado, el portón verde y la pared roja y blanca.
Esa foto es de ex-TAMSE, hoy B Ars 601 y 602, cuarteles de Boulogne.
Slds.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario En línea
ariel
Administrador


Mensajes : 15014
Fecha de inscripción : 21/10/2011
Edad : 34

MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Vie 12 Ago 2016 - 9:59

Buenisimo Juan Pablo, valga entonces para rectificar y confirmar el dato, VCTP "UN" en TAMSE.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La Argentina en el conflicto de los Balcanes   Hoy a las 18:16

Volver arriba Ir abajo
 
La Argentina en el conflicto de los Balcanes
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La Argentina en el conflicto de los Balcanes
» Infantería de Marina Argentina en el conflicto de Malvinas
» HIPOTESIS DE CONFLICTO---ARGENTINA 2010-2020
» La "casi-guerra de Navidad". Argentina-Chile 1978
» Empresa Argentina de Navegación Aérea Sociedad del Estado (EANA S.E.)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Interdefensa :: - FUERZAS TERRESTRES - :: Ejército Argentino-
Cambiar a: